Daniel Jiménez. 13 diciembre, 2018

Mariano Torres lo tiene claro. Saprissa debe salir vivo del Rosabal Cordero. Para el argentino el mayor escollo del club en semifinales será driblar la casa rojiamarilla que se ha convertido en un dolor de cabeza.

Mariano compartió en un Facebook Live en el perfil del Monstruo, por lo que los aficionados le realizaron algunas consultas.

Mariano Torres es clave en el esquema de Saprissa. Fotografía José Cordero
Mariano Torres es clave en el esquema de Saprissa. Fotografía José Cordero

El argentino se mostró tranquilo, analizó la final, las fortalezas de la S y los retos de cara al partido de este domingo a las 6: 55 p. m.

Reveló que tiene buena relación con todos los jugadores, pero quizás un poco más cercana con el portero Kevin Briceño.

También fue enfático en que el primer partido condicionará para bien o para mal la serie. El conjunto florense ha ganado todos los juegos en su casa cuando de estas instancias se tratan en la temporada, si se toma en cuenta la Liga de Concacaf y el campeonato nacional.

"El mayor reto de la final es ganar en Heredia, sacar la victoria este domingo sería algo importante porque nos está costando ganar ahí, nos tenemos que mentalizar para hacer un partidazo en la cancha de ellos para tener un resultado positivo", dijo Torres.

Eso sí, el mediocampista fue autocrítico y reconoció que en los últimos encuentros, en el estadio de Herediano, no lo han hecho bien.

"Siempre vamos con mentalidad ganadora, sabemos que nos ha costado ganar en Heredia, pero también tengo bien claro que a ellos les cuesta ganar acá en nuestro estadio", acotó.

Torres externó que el vestuario está motivado “porque volvemos a jugar una final”.

"Que este equipo esté nuevamente en una final cuando acabamos de ganar un cetro es muy bueno. Estamos con ganar de volver a celebrar. Tenemos la oportunidad de hacer un año excelente, si todo sale bien, este 2018 va a ser excelente para los morados”, agregó.

El suramericano agradeció a la afición, pues en menos de 24 horas se agotaron las entradas, al menos las 10.100 que se pusieron a la venta. Aunque algunos boletos están en manos de los revendedores.

“Aún no jugamos la primera final y el estadio ya está lleno. Eso para nosotros es magnífico. Sabemos que son factor”, concluyó el 20 morado, quien podría ganar su tercer cetro en el país.