Fanny Tayver Marín. 4 abril
Mariano Torres conversó con la afición de Saprissa mediante una transmisión en vivo en el Facebook del club. Fotografía: Rafael Pacheco
Mariano Torres conversó con la afición de Saprissa mediante una transmisión en vivo en el Facebook del club. Fotografía: Rafael Pacheco

¿Mariano Torres seguirá ligado al fútbol cuando se retire? El argentino asegura que aún no tiene una respuesta a esa pregunta, porque es algo en lo que ni siquiera piensa.

"No sé si seguiré ligado al fútbol. No lo pienso todavía porque creo que puedo jugar muchos años más. Si me pongo a pensar en qué voy a hacer después es porque ya no estoy tan metido en lo que tengo que hacer ahora”, respondió Torres en una transmisión en vivo en el Facebook de Saprissa, una dinámica con el propósito de que contestara consultas de aficionados.

“Prefiero pensar en seguir jugando, en seguir disfrutando y después, el día de mañana, cuando ya se acerque la etapa de no jugar más, veré qué voy a hacer. Obviamente que me gustaría seguir haciendo algo con el fútbol, porque es todo lo que hice desde chico y es mi vida”, agregó.

Torres indicó que estamos viviendo una situación atípica complicada por el nuevo coronavirus y que lo mejor es hacerle caso a las instrucciones que giran las autoridades para evitar que haya más contagios.

“Debemos cuidarnos mucho. Creo que sí es difícil, pero personalmente estoy acostumbrado a estar mucho tiempo en casa. Lo tomo con mucha tranquilidad y espero que la gente también esté haciendo mucho caso para que esto pase lo más rápido posible, que es lo que necesitamos”.

El jugador que cumplirá 33 años el próximo mes contó que los jugadores morados pasan en contacto diario.

“Hablamos mucho, de la situación que está pasando, todos queremos que esto pase para volver a jugar, porque nos sentimos un poco incómodos así, pero sabemos que lo primero es la salud de las personas y después todo lo demás. Estamos a la expectativa, esperando que esto pase lo más rápido posible”.

Él no tiene redes sociales, creció sin ellas y cree que no las necesita.

“A la gente lo que más le interesa es verme jugar, que es lo que yo hago, lo que sé hacer y después, cada uno con su vida personal puede hacer o sentirla como quiera. Para mí, lo más importante es que la gente me vea dentro de la cancha, que es donde yo trabajo. Hay jugadores que pasan mucho tiempo en redes sociales, pero a mí no me interesa estar contando qué hago y qué dejo de hacer por una red social”.

Su ídolo fue Juan Román Riquelme y luego se hizo amigo de él, de una manera muy particular.

“Tuve la suerte de que cuando yo estaba en la reserva de Boca, él ya estaba en Boca, había vuelto de España. Tenía compañeros míos que estaban en Primera, después me subieron a mí y él no sé, pero me empezó a saludar. Un día me pidió el número, me invitó a comer y así nos empezamos a hacer amigos”, recordó.

Además, dijo: “Hoy tenemos una relación bárbara, hablo muy seguido con él y siempre digo que uno a los ídolos los ve por televisión y tenerlo de amigo es algo increíble para mí. Llevamos más de 10 años de que somos amigos, que lo conozco y la verdad que es una persona excepcional”.

Cuando le tocó elegir el gol que más ha disfrutado en su carrera señaló que lo marcó en la Cueva y que fue un tiro libre en un clásico.

“A veces hay goles que uno hace que son muy lindos en partidos que no son tan importantes y hay goles que no son tan lindos, pero en un clásico se disfrutan mucho. Aparte de que el partido lo íbamos perdiendo y lo ganamos 2-1”.

Un aficionado le consultó: ¿qué se siente ser un jugador emblemático de Saprissa? Y contestó: “Siempre cuando me dicen una cosa así, me siento uno más de todos, no me siento emblemático. Quiere decir que dentro de la cancha la gente se siente identificada con mi juego”.

Otra inquietud planteada por un seguidor fue si se quedará a vivir en Costa Rica. Eso tampoco lo tiene definido, porque su familia está en Argentina. Además, confesó que un entrenador que lo marcó fue Carlos Watson.

Al pensar en su mayor reto profesional cuando llegó al fútbol tico, mencionó que era intentar estar a la altura del club que lo fichó.

“No es un reto menor, porque para mí es el equipo más grande y hay que estar a la altura. Me parece que lo he conseguido, porque si no, no hubiese estado tanto tiempo y no es fácil estar en este equipo. Yo tengo todavía tengo un poco esa espinita de la Concacaf, el volver a estar en una final de la Concacaf. Esperemos que en este tiempo se nos dé”.

Torres también se refirió a aquel momento en el que estaba en Bolivia y le llegó una oferta de Saprissa, porque nunca le pasó por la mente que su currículo lo estuvieran analizando en Costa Rica, porque dijo que en Argentina no se ve fútbol de aquí.

“Quería tener un desafío de estar en un equipo muy grande como este, en cada torneo pelear por ganar un título y la verdad que creo que no erré, porque hemos conseguido algunos y estoy contento de estar acá. Cuando me dijeron en sí, sinceramente no estaba bien empapado de qué era Costa Rica, comencé a averiguar y me fui convenciendo más de que tenía que venir y creo que hice bien en venir”.

Con cuatro años en territorio nacional, el saprissista describe el fútbol nacional como “una liga muy competitiva”.

“Obviamente como en todo se puede mejorar mucho, como teniendo menos partidos en cinco meses. Se juegan muchos partidos seguidos, no le dan mucho tiempo al jugador de recuperarse y creo que eso no está bien, porque al final no se puede rendir lo que uno quisiera. Somos humanos y el físico a veces no da al jugar cada dos o tres días”.

¿Messi o Maradona? “Son épocas diferentes, yo creo que es muy difícil, son otros tiempos, creo que como Maradona no habrá otro. Messi es increíble y es el mejor del mundo, pero sí eran diferentes. Maradona tenía otra personalidad y la sigue teniendo, yo lo veo mucho y me gusta lo que era dentro de la cancha y cómo jugaba”, contestó el tibaseño.