Fanny Tayver Marín.   24 marzo
Marco Ureña tuvo una recaída este domingo. Fotografía: José Cordero

Las múltiples lesiones que ha sufrido Liga Deportiva Alajuelense en este torneo parecen un mal de no acabar.

Este domingo regresaron Marco Ureña y Róger Rojas, pero el exmundialista de Brasil 2014 y Rusia 2018 sufrió una recaída y tuvo que salir de cambio en el minuto 50.

“Entrené toda la semana, entrené superbien, el jueves jugué un colectivo contra la Segunda División y para nada tuve molestias, en ningún momento. Llegué al partido y tuve una recaída y como le digo, no hubiera jugado si hubiese sentido alguna molestia, en ningún momento sentí molestia, pero me pasó y ahora ver qué es lo que tengo”, expresó Ureña.

Y agregó: “Este lunes me van a hacer una resonancia, hasta que al fin me van a hacer una resonancia en la Liga, así que a ver qué es lo que tengo, porque sí es preocupante todas las lesiones”.

Esa frase es fuerte, pero ¿a qué se refiere el delantero?

“Aquí son muchas limitantes que tenemos”; citó y añadió: “otros compañeros andan con molestia igual, porque no podemos seguir en estos momentos”.

“Estamos jugando a medias, la institución haciendo el esfuerzo, pagando salarios a nosotros y nosotros no podemos ni siquiera jugar, es preocupante lo que nos está pasando y yo me siento más preocupado que nadie”.

Ureña dice que encontró una Liga con muchas cosas en qué trabajar y cambiarlas.

“Estamos en buenas manos de parte de una directiva que quiere hacer las cosas bien y ha entendido”.

Al consultársele si ya tocó ese tema con el presidente del club, Fernando Ocampo, Ureña respondió: “Ya ellos saben, no es un tema de Marco, es Róger (Rojas), es Kenner (Gutiérrez) por ejemplo, es (Allan) Miranda que viene de una molestia, todos los lesionados que hemos tenido, es algo preocupante que no es que hay que decirle al presidente, es que él tiene que darse cuenta y a ver qué va a pasar, con la parte de nosotros. Es lamentable que ellos hagan el esfuerzo de traernos, de pagar salarios y nosotros no podemos ni siquiera trabajar”.

Además, aclaró que él si estaba recuperado.

“Yo no voy a jugar si tengo molestia, yo no me desgarré más porque uno se conoce y uno sabe que hay que parar cuando el cuerpo le dice que hay que parar, me recuperé bien, tuve terapias extra fuera de la Liga para acelerar todo y tratándome con los mejores especialistas y me sentía bien, yo volví, entrené bien, pero me pasó esto, es la realidad y no puedo hacer nada”.

Con la derrota de 2-0 contra Herediano en el Rosabal Cordero, la Liga prácticamente está condenada a no clasificar.

“Ya es algo complicado, es un tema bastante repetitivo y nos siguen pasando cosas que a veces uno se pregunta por qué, es un torneo que hay que enfrentarlo así y ahora vamos a terminarlo lo más honradamente, con la cara en alto”, indicó Ureña.

El próximo juego de los manudos será el jueves, contra el nuevo líder del torneo, Pérez Zeledón, en un partido que se disputará en San Isidro de El General.

“Vamos para Pérez Zeledón con el alto rendimiento, con un montón de bajas, lesiones, expulsiones y es una realidad que vivimos en la Liga, triste porque no es lo que queremos, pero es algo que ya se nos sale de nuestras manos”.

Con la recaída que sufrió, prácticamente es un hecho que Ureña no estará en ese juego.

Tampoco irán Róger Rojas y Allen Guevara, quienes acumularon cinco amarillas; mientras que Patrick Pemberton y Porfirio López salieron expulsados.

Las otras bajas conocidas de la Liga son Christopher Meneses, Luis Sequeira, Esteban Marín, Jonathan Moya, José Salvatierra y Daniel Villegas.

Aunque este martes estarán en los amistosos de sus selecciones, Hernán Torres dijo que tendría que echar mano de Ariel Lassiter y los hondureños Alex López, Luis Garrido y Henry Figueroa para ese juego contra los generaleños, depende de cómo estén.