Fútbol Nacional

Marcel Hernández y su celebración ante Alajuelense divide opiniones en ex árbitros y expertos en reglamentos

¿Debió ser expulsado? ¿Fue suficiente la tarjeta amarilla? ¿Provocó al público con su celebración y debería ser castigado? Analizamos con voces autorizadas la situación más polémica del duelo entre manudos y brumosos

La actuación de Marcel Hernández en la polémica celebración de su gol contra Alajuelense genera opiniones encontradas entre expertos arbitrales y conocedores del Reglamento Disciplinario de la Primera División.

Marcel se quitó la camisa, le dio vuelta y colocó el lado que tiene su nombre y su número de frente a las graderías del Morera Soto, de esta forma empezó a caminar viendo a los aficionados, luego se colocó la misma, vio la tarjeta amarilla y se llevó su dedo índice a la boca como pidiendo silencio y luego empezó a decir: ‘vamos a dos partidos más’.

Ante esto, La Nación analizó desde diferentes puntos de vista la acción para determinar si la actuación del central, Hugo Cruz, fue la idónea; además de qué dicen los reglamentos respecto a lo vivido.

El analista arbitral y ex réferi Greivin Porras aseguró que el atacante debió ver la tarjeta roja.

“Definitivamente lo que hizo Marcel no está bien desde el punto de vista que pasó desapercibido para el árbitro. El árbitro amonesta a Marcel por quitarse la camisa, lo que sucede es que Marcel luego hace una provocación a los aficionados y debió ser amonestado otra vez y por consiguiente expulsado, en eso no hay ninguna duda”, detalló Porras.

No obstante, acá comienzan las diferencias de criterio, porque otros dos analistas como Rodrigo Badilla y Ricardo Cérdas explicaron que para ellos Hugo Cruz decidió que el castigo meritorio para la celebración de Marcel era una tarjeta amarilla, por lo que no debería pasar de ahí.

“Aunque la regla dice que el árbitro debe amonestar si se retira la camiseta o se sube en las mallas o si considera que la celebración es excesiva, pues me parece que el árbitro consideró que todo lo que pasó en la celebración fue una sola acción y por esto sacó la amarilla. A Usted no se le puede juzgar por el mismo hecho dos veces, entonces el árbitro consideró que todo fue una sola acción y decidió que el castigo fuera la amarilla”, evaluó.

En el caso de Badilla, el ex árbitro fue enfático en que no vio nada violento, abusivo y mucho menos insultante en la celebración de Hernández, por lo que desde su ojo, Hugo Cruz cumplió con amonestar por retirarse la camisa.

“De acuerdo a la regla está bien lo que hizo el árbitro. Él hace una celebración pasiva, no hace gesto vulgar o alguna situación, pero eso no amerita más que una amonestación”, agregó.

“Ponerse la mano en la boca lo hace Ronaldo, Messi, la FIFA lo interpreta como una celebración normal que se da; el problema sería si se pone a pelear con los aficionados”, añadió.

Pero la situación generó tanta roncha que en Alajuelense lo vieron como una incitación a sus seguidores por lo que pidieron una investigación al respecto. ¿Pero qué dice el reglamento al respecto? Acá vuelven las opiniones divididas.

“El quitarse la camiseta hasta Messi lo hizo en el Bernabéu, el hacer el símbolo de silencio a mi criterio no es motivo de incitar a la violencia, y hacer la seña de dos partidos más, menos, porque es una celebración. Si él ofende, maltrata, hace ademanes con los dedos y manos, pues sí podría ser sujeto a alguna sanción, pero por lo que sabemos creo que no”, recalcó Jorge Ortega, expresidente de la Unafut y conocedor del reglamento.

Ortega ejemplificó con otra situación de ofensa, la hecha por Johan Venegas en juego ante Santos de Guápiles, por la que el erizo fue sancionado, pese a que los problemas fueron con sus propios seguidores.

No obstante, otros abogados con conocimiento en reglamentos como Adolfo Hernández sí ven una clara falta de parte del artillero.

“Lo que eventualmente se podría sancionar es la provocación si se puede ver como un insulto, como una falta de respeto. Siento que es más una provocación, pero habría que analizarlo. Esto está en el artículo 38 del Disciplinario que son faltas muy graves”, detalló.

Rodrigo Chaves, otro experto en la materia, coincidió con Hernández, aunque él sí dijo que es necesario ver la interpretación que tenga el tribunal de cada situación realizada por Marcel.

“Llegamos a un tema subjetivo y de apreciación, hay situaciones más claras como cuando Venegas fue sancionado en Guápiles, porque hace un gesto y hay lectura de labios. En este caso hay que analizar si la conducta de Marcel se pudiese considerar como provocación, pero quitarse la camisa para mí no es provocación. No sé si dijo algo. El gesto de silenciar habría que revisar criterios del Comité Disciplinario a ver si es una provocación o no, si usted me pregunta, mi criterio, pues es una provocación. Lo que pasa es que esa celebración es muy común”, opinó.

Una situación en la que sí los dos expertos coinciden es que Alajuelense está exponiéndose a una sanción por la conducta de sus aficionados después del gol brumoso, cuando todos juntos empezaron a insultar al delantero gritándole en coro “violador”.

“Se exponen por el tema de los gritos al unísono, podría inclusive encuadrarse dentro de los protocolos de discriminación, yo creo que se debió decir en parlantes que se parara la actitud, una eventual multa podría llegar por el artículo 46 en el que se habla de aspectos como discriminación y racismo”, acotó Adolfo Hernández.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.