Fanny Tayver Marín. 18 enero
Marcel Hernández suma 98 minutos con Alajuelense y está disponible para el partido de este miércoles contra Olimpia. Fotografía: Rafael Pacheco
Marcel Hernández suma 98 minutos con Alajuelense y está disponible para el partido de este miércoles contra Olimpia. Fotografía: Rafael Pacheco

Marcel Hernández insiste en que tener la posibilidad de jugar en torneos internacionales es parte de lo que lo impulsó a tomar la decisión de fichar con Liga Deportiva Alajuelense.

Ese sueño pasa a convertirse en una realidad muy pronto, porque el cubano recién llegado a las filas del campeón nacional será uno de los hombres tomados en cuenta por Andrés Carevic para la prueba de fuego que tendrán los manudos este miércoles, a las 9 p. m., cuando reciban al Olimpia en la semifinal de la Liga Concacaf.

¿Puede jugar Hernández pese a no contar con el pasaporte en su mano? Esa duda la tienen muchos aficionados y quizás usted también se plantee dicha pregunta.

Mientras presentaba al cubano, el director deportivo de los manudos, Agustín Lleida despejó la interrogante desde la semana pasada, al afirmar que Marcel no tenía ningún inconveniente en ser uno de los hombres elegibles para este encuentro en el que estarán frente a frente el monarca del fútbol costarricense ante el bicampeón del balompié catracho.

Quien sí no podrá jugar es Johan Venegas, porque ya había actuado en la Liga Concacaf con Saprissa. Para la Liga de Campeones de Concacaf sí estará habilitado de nuevo.

Para el isleño todo ha sido muy rápido y pese a que casi no ha tenido entrenamientos con la Liga, es uno de esos futbolistas que demuestran que quien es bueno no necesita mayor proceso de adaptación para mostrar sus condiciones.

El miércoles pasado debutó con Alajuelense en el Morera Soto, al ingresar de cambio en el minuto 59, como relevo de Jurguens Montenegro. El sábado fue titular al lado de Johan Venegas, mostrando mucho entendimiento con él y jugó 67 minutos.

Al concluir ese juego, el atacante salió renqueando y asustó a más de uno. Sin embargo, él mismo aclara qué pasó.

“Me engarroté, el clima estaba fuerte y son cosas que suceden y preferí no arriesgar porque el miércoles tenemos una semifinal muy importante”, destacó Hernández, quien aún no anota, pero afirma que eso no lo inquieta.

“No manejo ansiedad, creo que cuando uno juega bien al fútbol, el fútbol te termina premiando. Estoy muy tranquilo, gracias a Dios por la confianza que me va dando el grupo, por el entendimiento que vamos teniendo en la cancha. Apenas llevamos tácticamente solo 15 o 20 minutos de trabajo táctico entre nosotros, fue eso nada más. Entonces me siento contento, tranquilo, siento que el grupo me ha acuerpado muchísimo en la parte del capitán, de los jugadores de experiencia, entonces los goles llegarán. Cuando se juega bien llegan solos”, manifestó.

“Me ilusiona, fue una de las cosas por las que dí el paso, creo que tenemos a las puertas un gran reto, bonito para la institución, pelear la semifinal que seguramente no es una semifinal, es una final, no hay mañana para nosotros, pero lo tomaremos con calma, con responsabilidad”, Marcel Hernández.

Dice que Alajuelense genera muchísimas opciones de gol, como ya se vio reflejado en este arranque del Clausura 2021.

“Al final, las combinaciones de atrás hacia adelante se van viendo y nada, sin ningún tipo de problema. Estoy seguro de que los goles caerán, siempre y cuando se juegue bien al fútbol como se está jugando”.

El funcionamiento de la Liga es un poco distinto al que él estaba acostumbrado en Cartaginés. Eso no lo ve como un problema. Al contrario, es parte del crecimiento que quiere tener y otro motivo que lo impulsó a marcharse al campeón nacional.

(Video) Alajuelense deja muy buena impresión en sus primeros partidos

“Uno tiene que adaptarse a la filosofía que tiene el equipo, que viene trabajando hace mucho tiempo y de buena manera. Como han venido pasando los días, a pesar de que no hemos trabajado a fondo tácticamente, en mi caso se me hace fácil cuando tienes jugadores inteligentes y te meten en la dinámica del partido. Por ahí uno cambia un poquitico, de no tirarse tan atrás como al profe no le gusta y mantenerse de la dinámica cerca. Por todos los sentidos muy bien, al final el equipo me acuerpó”.

¿Cómo toma el partido contra Olimpia? “Con muchísima responsabilidad, creo que ahora en lo personal con responsabilidad, hay que descansar primero, pensar en que es un solo partido y es prácticamente una final aunque sea una semifinal en el papel y lo enfrentaremos como debe ser, con todas las armas, pensando en que no hay mañana y con muchísima responsabilidad más que todo”, respondió.

Con sinceridad, Marcel cuenta que sus primeros días en la Liga marchan mucho mejor de lo que tenía en mente.

“Se hace fácil porque tienes jugadores inteligentes, que te meten en la dinámica del partido, te meten en la dinámica de lo que quiere el técnico y de lo que han venido trabajando ellos durante casi cuatro semestres. Entonces, aunque pareciera difícil se te hace fácil por todas estas cosas que te digo. Tenés jugadores inteligentes, que dentro de la cancha son capaces de guiarte, de hacerte entender cuál es la dinámica y va de la mano de que a pesar de que hemos tenido poco tiempo, el técnico nos dice lo que quiere a través de videos, a través de charlas”.

Así es como el mismo cuerpo técnico y los demás jugadores le echan una mano para simplificarle las cosas.

“Nos vamos metiendo en la dinámica, en lo que quiere el profe, en lo que pide el asistente que nos habla muchísimo, nos habla el capitán y poco a poco vamos cayendo más que todo sobre el estilo de juego de la Liga que ya lleva cuatro semestres trabajando lo mismo”.

Hernández tiene una mezcla de emociones. El fútbol se encargó de demostrarle que sí valió la pena costearse sus propios gastos para venir a Costa Rica en busca de crecer y confía en que lo mejor está por venir.