Fanny Tayver Marín. 31 agosto
Luis Diego Arnáez volverá a alinear un equipo ofensivo en el clásico. Fotografía: Rafael Pacheco
Luis Diego Arnáez volverá a alinear un equipo ofensivo en el clásico. Fotografía: Rafael Pacheco

Después de diez años, Luis Diego Arnáez volverá a dirigir un clásico en el Estadio Alejandro Morera Soto.

La Liga podría presentar alguna sorpresa, pero no quiso dar mayores detalles. Lo que sí confirmó el Flaco es que Mauricio Vargas será el arquero estelar ante Saprissa, el domingo, a las 11:05 a. m. en la casa rojinegra.

- ¿Va a usar el tridente ofensivo en el clásico, viendo que es una ocasión propicia para recortar distancia?

Nosotros hemos venido recuperando a todos los lesionados. Róger Rojas ya tiene dos semanas de estar entrenando, está tomando ritmo en los entrenamientos y está siendo considerado para el domingo, igual que Barlon (Sequeira) y los otros muchachos.

También estamos considerando y hemos visto la posibilidad del sistema de juego a utilizar y la estrategia para este partido en especial que nosotros jugamos de local, necesitamos ganar los puntos y estamos considerando todas esas posibilidades para plantear el mejor once.

- ¿Podría prestarse para alguna sorpresa en estrategia, en funcionamiento del equipo o hasta en hombres?

Son situaciones que estamos valorando, siempre de acuerdo al rival se analiza la posibilidad de hacer algún cambio o de no hacerlo, de continuar igual o de hacerlo en la estrategia o en el sistema de juego.

Creo que ya tenemos claro qué es lo que vamos a hacer y siempre la posibilidad de algo que tal vez la gente no espera, pero que sí está dentro de lo posible, siempre está presente, pero eso ya lo verán el domingo.

- En esta segunda etapa al frente de Alajuelense, ya dirigió a la Liga en el Saprissa, pero el último episodio de un clásico en el Morera fue aquel 3-3 después de que los manudos iban ganando 3-0. ¿Han revisado ese partido para planear el de este domingo?

En ese partido yo estuve presente acá en el estadio y lo observé todo. Me he basado un poco en lo que la Liga planteó ese día, que en una parte fue bastante bueno y en el cierre no fue tan bueno, para tomar algunas conclusiones de lo que planteamos en el Estadio Saprissa, en donde no nos fue lo bien que hubiéramos esperado (1-1), pero el equipo jugó bien y se vio bien ese día.

Son situaciones que he tomado en cuenta para este partido y entre el sábado, y el domingo en la concentración, son temas que vamos a tocar.

- En todos los clásicos del torneo pasado hubo goles, ¿cree que esa será la tendencia en los clásicos de este torneo?

En el caso específico de nosotros, hemos venido marcando en todos los partidos, son bastantes goles.

Por dicha, en los últimos dos partidos nos hemos acomodado para marcar y que no nos marquen, que es lo que buscamos todos, pero hemos venido marcando en todos los partidos y creemos que el domingo no será la excepción.

Se vislumbra un clásico que tal vez no sea para quedar 0-0.

- Los dos partidos anteriores que la Liga perdió en el Morera Soto tienen un común denominador y es que Pérez Zeledón y Carmelita le anotaron dos o más goles, ¿cree que por ahí puede pasar el asunto?

Para los últimos dos partidos tratamos de corregir detalles en defensa para mejorar la parte defensiva, porque en ofensiva siempre estábamos marcando en todos los encuentros. Igual va a pasar para este. Ya tenemos dos partidos en que no nos marcan goles y vamos a tratar de que en este partido no nos marquen goles y ser más contundentes al frente.

En la medida de lo posible que podamos marcar primero y podamos anotar, la defensa va a trabajar un poco más desahogada y probablemente logremos culminar un partido con el cero en nuestro marco.

Son circunstancias que se hablan antes, pero ya el juego es lo que va a dictar la pauta.

- ¿Cómo ve a Daniel Colindres, que contra la Liga se ve muy bien?

No es contra la Liga, Colindres viene siendo figura a nivel nacional desde hace tres o cuatro años, al punto de que fue llamado a la convocatoria de la Selección al Mundial, que cuando él estuvo en la cancha en el Mundial, la Selección se vio mucho mejor y entonces es un jugador siempre a tomar en cuenta en la referencia de marca, en el sistema defensivo, para evitar que haga daño.

Nosotros lo manejamos bastante bien en el último partido en el Saprissa y, bueno, ya tenemos esa experiencia.

Por ahí los futbolistas han tenido otras experiencias no tan buenas con él, donde él ha sido protagonista del clásico y aunque hay muchos técnicos a los que no les gusta darle mucho realce a un jugador porque probablemente piensan que lo pueden agrandar, pero lo que está a la vista y lo que es del César es del César y Colindres es un jugador importante.

- La tabla dice 16 puntos Saprissa y 12 puntos la Liga, ¿se puede decir que hay más presión para Alajuelense si pierde el domingo?

Siempre en un clásico hay presión indistintamente de la posición en la que se esté. Igual, para el que esté en el primer lugar, ganar un clásico es tomar ventaja del rival, reafirmar su posición y el que viene atrás está buscando ganar para alcanzar, para seguir en pos del primer lugar, que es la situación en la que estamos nosotros.

Yo siento que hay presión para los dos bandos, porque ellos tienen 16 puntos, nosotros tenemos 12 y si ganamos quedamos a un punto de ellos. Si ellos ganan se distancian un poco, entonces hay presión por parte de los dos equipos, pero generalmente, en un clásico, siempre están todos esos ingredientes ahí y siempre habrá presión.

- Fueron más de 50 clásicos como jugador y ya luego como entrenador. ¿Es viable hablar en clásicos de que hay un favorito o eso no existe?

Yo siento que siempre es viable hablar de un favorito por lo que ha venido haciendo en el torneo. A veces no es tanto porque la posición en la tabla es un poco más equiparada por parte de los dos equipos. En este caso yo siento que no hay tanto favoritismo porque nosotros ganamos los últimos dos partidos de visitante y Saprissa empezó con una buena campaña y nosotros estamos de local.

Como que las cosas se equiparan para este clásico. Hay otros en los que un equipo llega con un poco más de favoritismo, por lo que ha venido haciendo y lo que dejó de hacer el otro.

- ¿Cambia mucho Saprissa sin Alexánder Robinson?

Siento que tienen jugadores... En defensa un cambio de un futbolista no va a variar tanto la incidencia de un partido. Te cambia más un mediocampista, un atacante, que tal vez tienen más influencia en el resultado de un partido, no tanto un defensa.

Aparte de que ellos tienen defensas que podrán suplir lo que viene haciendo Robinson.

- ¿José Miguel Cubero logró recuperarse del golpe que sufrió la semana pasada?

No, estaría tal vez para la próxima semana. Es una situación en el talón que es muy complicada para un futbolista y por eso no queremos arriesgarlo otra vez a que pase un periodo tan prolongado como el que recién acaba de concluir.

Es una semana y creemos que la otra semana ya va a estar entrenando y lo podemos tener listo para el partido contra Herediano.

- ¿La portería la tiene definida?

Hasta se los puedo adelantar, en eso estamos claros. Mauricio (Vargas) lo ha venido haciendo bien, es parte de lo que hablé al principio, es un tema de competencia en el arco. Se le dio la oportunidad a Mauricio, lo ha venido haciendo bien y le vamos a dar continuidad.

- ¿Cómo piensa acomodar en el equipo a Maalique Foster, porque él viene con ritmo?

Como diría aquel famoso amigo nuestro (Jorge Luis Pinto), vamos a mirar. Él viene con ritmo, ha estado jugando, no hay que hacer un proceso de readaptación en la parte física. Tal vez un poco en la parte táctica, porque él tiene que entender cómo estamos jugando.

Hay futbolistas que se adaptan rápido a los sistemas de juego porque tienen talento y lo que necesitan es la pelota en los pies para poder desplegar todo ese talento en la cancha. Hay funcionamiento en los puestos y tendrá que irse acomodando a la estrategia y al sistema de juego que maneja el equipo.

Vamos a tratar que se incorpore de lleno a las prácticas y tomarlo en cuenta rápidamente.

- Este será su primer clásico en el Morera Soto en esta segunda etapa como entrenador, porque el de la cuadrangular pasada fue en el Saprissa. ¿Qué representa eso?

Volver otra vez a dirigir un clásico aquí... El último fue hace diez años y ha pasado mucho tiempo. He visto muchos desde afuera y es otra vez volver a sentir lo que se siente en un clásico, antes como jugador, igual como entrenador, se siente y se vive diferente y es volver a sentirlo acá, en la Liga.

En el Saprissa es otra experiencia, porque es otro estadio, es diferente. Acá es una situación que ya uno había vivido anteriormente y entonces queremos culminarlo con una victoria para que todo eso que siente uno cuando salta a un clásico, ya sea como entrenador o como jugador, lo haga sentir bien después.