Por: Fanny Tayver Marín.   Hace 2 días
Luis Diego Arnáez, técnico de Alajuelense, saluda a Mario Víquez, entrenador de Carmelita. Fotografía: Rafael Pacheco
Luis Diego Arnáez, técnico de Alajuelense, saluda a Mario Víquez, entrenador de Carmelita. Fotografía: Rafael Pacheco

Parece que el problema de Alajuelense no está en ofensiva. ¿Cree que la plaza de extranjero debe ser para un defensa?

Nos atacan igual que a cualquier otro equipo, nos defendemos bien, a veces los rivales tienen su fuerte en ofensiva y la hacen valer. Carmelita tiene jugadores rápidos, hizo balones filtrados a atacantes y lanzan a las espaldas de nuestros defensas, y eso nos complicó sobre todo en el primer tiempo. Para el segundo tiempo tomamos previsiones y no fue tanto, al final fueron contraataques porque íbamos perdiendo y sumamos mucha gente en ofensiva.

“Los goles en el segundo tiempo fueron jugadas que nosotros propiciamos, son situaciones de desconcentración, y nosotros tuvimos llegadas al marco y nos las concretamos. Carmelita cerró mucho sus líneas, con un bloque cerrado por el centro. Estamos buscando el recambio de Abdiel Arroyo, porque si se va un delantero no podemos buscar a un defensa".

Alajuelense parece dejar muchos espacios en la defensa.

Si lo que percibe es por el cierre del partido, sí, pero cuando vas perdiendo hay que arriesgar, que significa sumar hombres al ataque y se van a generar espacios en defensa. Nosotros tuvimos muchas llegadas, íbamos ganando el partido, no lo teníamos totalmente controlado porque Carmelita tiene sus virtudes, atacantes y sus jugadas para hacer daño, pero el partido lo manejábamos bien, pero vino el tiro libre y nos cambió el juego. De ahí en adelante tuvimos que arriesgar, sacando a Luis Garrido de la contención para pasarlo de central junto a Porfirio López y Kenner Gutiérrez para sumar más gente al ataque.

¿Está molesto por la irregularidad de su equipo?

Sí. No puedo estar satisfecho ganando un partido y perdiendo otro, y a eso le sumamos que los dos perdidos han sido de local y que hemos jugado dos muy buenos partidos de visitante. Ante Carmelita el partido no fue malo, pero contra Pérez Zeledón no estuvo bien. El hecho de jugar de local debe darle más seguridad, más confianza, conoce mejor el terreno de juego, pero hemos estado perdiendo los dos partidos de local. Habríamos estado en una inmejorable posición en este momento.

¿Está satisfecho con los laterales? Fueron los dos primeros cambios que realizó.

Con Orlando Galo, hay que arriesgar y sumar hombres al ataque y potencia. Metimos a Daniel Villegas para presionar más y a Alonso Martínez por su velocidad.

¿Está tranquilo con la defensa?

Tranquilo no estoy porque nos hace goles, independientemente que ganemos los partidos, uno entra al campo para mantener el campo en cero y no lo hemos estado haciendo, en todos los partidos nos han marcado un gol. Hay detalles que debemos corregir, a veces no es tanto los errores individuales o colectivos en defensa. El tema es más del bloque defensivo que permite las anotaciones, no es que sea un fallo de la defensa.

La afición estaba molesta.

La afición está molesta porque de visitante ganamos jugando muy bien y haciendo bastantes goles y de local perdemos, y no teniendo un rendimiento muy elevado. Al aficionado eso lo molesta, a mí también y a los jugadores, porque es una situación completamente atípica.

¿Es una situación mental?

Después del segundo gol de Carmelita, donde cometimos muchos errores, se vino el tercer gol. En pocos minutos nos vimos ansiosos, es una situación atípica por el tipo de jugadores que tenemos nosotros que son de experiencia. Hubo un momento en que hacíamos todo lo contrario a lo que debíamos hacer, entre el segundo y tercer gol de Carmelita. Luego nos tranquilizamos y volvimos a llegar con peligro, por los costados.

¿Le faltó hoy el hombre para cambiar el partido?

Daniel Villegas entró bien, Alonso Martínez igual, nos ayudó en la marca pero generó tiros de esquina, hizo centros muy peligrosos. Los jugadores que entraron de cambio sí cumplieron, nos ayudaron. Nos ayudaron en ofensiva, nos colaboraron en defensa pero no tuvimos claro la última jugada para anotar.

¿Es Mario Martínez el principal candidato para ser contratado?

Es una muy buena opción, jugador de selección, de experiencia, de mucha trayectoria en Concacaf y está la posibilidad de traerlo. Es la primera opción.

¿Se ha retrasado el recambio con Patrick Pemberton pues volvió a cometer un error en uno de los goles de Carmelita?

El remate iba al costado, es difícil para un arquero, sobre todo si se la colocan al palo cambiado. Para mí sería muy fácil decir la culpa es de Patrick y no revisar el resto. Hay remate a marco y con solo eso es peligroso, algunos lo verán como error, otros como virtud del jugador que remata. Los porteros tienen una longevidad en el marco más grande que un jugador en el campo. El portero cuando mejor está es después de los 30 años porque acumulan mucha experiencia.

Mario Víquez, técnico de Carmelita durante el partido ante Alajuelense. Fotografía: Rafael Pacheco
Mario Víquez, técnico de Carmelita durante el partido ante Alajuelense. Fotografía: Rafael Pacheco
Mario Víquez: ‘Decidimos apostar por jóvenes y la apuesta sale bien’

¿Qué concluye de la victoria ante Alajuelense?

Un partido bien jugado por parte de los dos equipos, nosotros dándole continuidad a nuestro proyecto, iniciamos con nueve jóvenes, que ellos sientan el peso de un partido importante y que no tengan miedo a ningún rival. A veces nos tocará ganar y otras perder, pero que ellos sientan que pueden competir.

¿Qué les dijo a sus jugadores jóvenes luego de la victoria ante Alajuelense?

Lo primero que les dije fue que simplemente son tres puntos, que se jugó un buen partido, pero si queremos ser protagonistas, competir y luchar por una clasificación, hay que trabajar desde el lunes para el juego del fin de semana.

¿Qué nos dice del nivel de Jonathan Martínez?

Jonathan Martínez no es casualidad en estos partidos, pues desde el torneo pasado jugó muy bien. Él tiene confianza y se la damos. El equipo debe tener personalidad en cualquier cancha, ir a competir, no encerrarse, tratar de ir a competir, a buscar el resultado; si no se da, que sea por circunstancias del partido.

El equipo de Carmelita es muy joven.

Para este torneo renovamos la planilla, quitamos gente de más edad para darle campo a los muchachos, pero estos jóvenes jugaron unos 10 partidos el torneo pasado y eso les ayuda. La confianza de estos muchachos va aumentando y tener a Olman Vargas en la banca, que es un líder, ayuda mucho.

¿Cuánto tiene que ver su mano con los jóvenes, al hablarles y ponerlos en cancha?

Cuando asumimos esto decidimos hacer el cambio, apostar por algo. Tengo dos años y medio en el club, primero como jugador y luego asistente y siempre era último lugar y cambiando jugadores en cada torneo. Cuando nos dieron la oportunidad, lo primero que dijimos fue que había que cambiar algo y creo que lo hacemos bien; decidimos apostar por los jóvenes, muy pocos entrenadores se hubieran arriesgado el torneo pasado, a cuatro puntos del descenso, hacer tantos cambios. Queremos formar una identidad, que la gente vaya a verlo porque le guste nuestro fútbol y no porque pobrecito Carmelita. Creo que la apuesta sale bien, pero falta mucho. Algunos resultados no se darán por la inexperiencia de ellos.

¿Qué cambió en el segundo tiempo?

Allen Guevara nos hacía mucho daño y pasamos a nuestro lateral derecho como contención para que cuidara a Guavara y nos funcionó. Pasamos así a línea de cuatro, con dos contenciones y pudimos sacar el resultado.

Con el talento que tiene su equipo, ¿a qué aspiran?

Meternos entre los de arriba, estar peleando siempre, pero sabemos que será difícil. Creemos que podemos pelear más arriba, pero el transcurso del torneo nos dirá si va a funcionar o no.

¿Cuáles son las características de Bryan Rojas?

Bryan tiene mucha movilidad, buen mano a mano, sostiene bien la pelota, pero el torneo pasado tuvo 10 partidos sin meter gol, creo que hasta el último partido del torneo metió dos goles. Le tuvimos paciencia, muchos nos decían que no hacía goles y las botaba claras, pero le tuvimos mucha paciencia y este torneo ya lleva tres anotaciones.

¿Qué promedio de edad tiene su equipo?

22 años, Félix Montoya nos lo tira para arriba (tiene 38 años), pero hace un gran aporte atrás.