Daniel Jiménez. Hace 5 días

“En aquel momento poseía dudas, tenía indecisiones, como que no creía en lo que él podía alcanzar, pero ahora dio un gran paso. Cambió muchísimo y para bien”. Lo dice César Eduardo Méndez al ser consultado sobre el crecimiento de Johan Venegas.

Méndez lo conoció en el 2012, cuando lo dirigió en el Santos de Guápiles. De aquel moreno de 24 años solo queda el recuerdo.

La madurez deportiva alcanzó a Venegas entre viajes en Estados Unidos, una Copa del Mundo, críticas y trabajo.... mucho trabajo.

Johan Venegas fue el goleador de la Liga Concacaf 2019 con siete anotaciones. Tomado de www.concacaf.com
Johan Venegas fue el goleador de la Liga Concacaf 2019 con siete anotaciones. Tomado de www.concacaf.com

Recientemente, Johan recibió los galardones de mejor jugador y de goleador de Liga Concacaf, pero, ¿qué hizo para llegar a ese punto?

Luego de tres temporadas en la MLS de los Estados Unidos, Venegas decidió regresar al país. Su fichaje fue convulso, presentado en el Saprissa luego de haber entrenado con Alajuelense.

En el Clausura 2018 vivió un certamen complicado. Era la primera vez que se enfundaba la morada. Las críticas no esperaron. La grada y la prensa deportiva pedía más de un hombre constante en convocatorias de Óscar Ramírez.

Pese a eso, es recordado por lograr la estrella 34 con los morados en una agónica tanda de penales ante Herediano. Johan lanzó el primero.

Vivió la Copa del Mundo de Rusia 2018 en la que la Sele no tuvo su mejor papel. El jugador estuvo en dos partidos (Serbia y Brasil), y disputó 150 minutos en el campo.

En su llegada al aeropuerto, Venegas se disculpó con la afición: “Perdón si no jugué como ustedes hubieran querido”.

Johan Venegas se tomó fotos con los aficionados el pasado miércoles en su llegada al país. Fotografía: Agencia Ojo por Ojo
Johan Venegas se tomó fotos con los aficionados el pasado miércoles en su llegada al país. Fotografía: Agencia Ojo por Ojo

A partir de ese momento su carrera cambió. Comenzó a ser más decisivo en el Saprissa hasta convertirse en uno de los capitanes.

Desde febrero, con la llegada de Wálter Centeno al Monstruo, su papel ha sido aún más protagónico. Ha jugado de extremo por los dos costados, centro delantero, volante y hasta de lateral derecho. Además, volvió a ser llamado a la Selección Nacional.

Veamos sus números en Liga Concacaf:
  • Partidos: 9
  • Minutos: 787
  • Goles: 7
  • Asistencias: 2
  • Faltas recibidas: 23
  • Remates: 29
Sus estadísticas en el torneo nacional:
  • Partidos: 15
  • Minutos: 1.332
  • Goles: 9

Para que Johan viva un presente como este hay dos claves: su cambio físico y su entendimiento del fútbol.

Venegas tiene de entrenador personal a Víctor Murillo, a quien hace más de un año lo contactó, se puso a su disposición y le dijo: “Estoy dispuesto a hacer todo lo que sea necesario para volver a mi mejor nivel y ser el mejor jugador de este país”.

Víctor lo contó en un posteo de Instagram en el que etiquetó al jugador. “A pesar de que el camino no ha sido fácil y ha sido agotador en muchos momentos... el compromiso, disciplina, profesionalismo, congruencia en las acciones y constancia que has mostrado a lo largo de este tiempo están dando sus frutos”.

El futbolista es la cara más visible en el goleo morado con nueve tantos en el Apertura 2019. Foto José Cordero
El futbolista es la cara más visible en el goleo morado con nueve tantos en el Apertura 2019. Foto José Cordero

Ese acondicionamiento físico se le ha notado en su juego. Tiene más capacidad aeróbica y eso le permite hacer más recorridos. Al tiempo ha ganado en masa muscular.

Otro aspecto es el entendimiento de la idea de Wálter Centeno y eso le ha permitido convertirse en un volante generador de juego. Eso sí, con mucha llegada al arco rival. Prueba de ello son los nueve goles en el Apertura 2019.

También a Johan se le ha visto con mayor empeño en jugadas defensivas. Está más comprometido a la hora de hacer bloque defensivo con sus compañeros y así aportarle equilibrio al equipo.

"Yo veo a un jugador que ha aprendido a jugar para su equipo, que entiende tácticamente lo que le pide el entrenador, que cumple en esa parte defensiva. Para mí el cambio más drástico que noto es la seguridad con la que él juega. Más allá que lo haga bien o se equivoque, está seguro de lo que él está haciendo", cuenta César Eduardo.

El futbolista cumplió 31 años el pasado 27 de noviembre y conforme ha pasado el tiempo se ha convertido en uno de los capitanes del club.

La humildad sigue latente. Siempre da declaraciones, gane o pierda el equipo. Haga un partido destacado o no. Es uno de los que sale siempre a brindar sus comentarios a la prensa y a la afición.

“Estos títulos individuales reflejan el esfuerzo y trabajo que han hecho mis compañeros en este torneo. Hoy los tengo yo, pero estoy muy contento porque es un trabajo grupal. Tengo mucha gratitud, felicidad hacia Dios, porque me regala estos momentos”, citó el jugador en su llegada al país con los cetros en sus brazos.

Johan no pierde el norte por los halagos que ha recibido en las últimas semanas. Espera continuar su buen momento en la consecución del título 35 para el Monstruo.

Por el momento continúa con el agrado de la inclemente grada morada, compañeros, cuerpo técnico y adminitrativos. “Hay que admitir Johan Venegas es el mejor jugador de Centroamérica”, exclamó Víctor Cordero, actual gerente deportivo de la S.