Manuel Baltodano. 30 julio

Saprissa pecó ante Santos y lo pagó caro. Los cuatro goles recibidos el domingo reflejan falencias del cuadro morado. En esta nota los repasamos y explicamos.

28/07/2019, Limón, Guápiles, estadio Ebal Rodríguez, partido de la jornada 3 del campeonato de clausura 2019 entre el Santos de Guápiles y el Deportivo Saprissa. En la fotografía Javon East ADS. Fotografía José Cordero
28/07/2019, Limón, Guápiles, estadio Ebal Rodríguez, partido de la jornada 3 del campeonato de clausura 2019 entre el Santos de Guápiles y el Deportivo Saprissa. En la fotografía Javon East ADS. Fotografía José Cordero

1. Falta de velocidad en los defensas

El primer gol del Santos cayó tras un contragolpe que inició en un tiro de esquina a favor del Saprissa. Desembocó en un pelotazo, superó a la zaga morada y terminó con una buena definición del jamaiquino Javon East.

En el cuarto tanto, un contragolpe local obligó al portero Aarón Cruz a salir del área, tocó el balón con su brazo y el tiro libre posterior fue incrustado en la red morada.

El timonel Johnny Chaves hizo énfasis en la virtud de saber contraatacar al Saprissa para poder hacerle daño.

“Nosotros le hemos hecho daño cuando jugamos al contragolpe. Hemos cambiado un poco los jugadores, porque hay otros que no están y por eso los que están ahora tienen que darle su sello personal", dijo Chaves.

2. Líneas muy adelantadas

En el afán por tener la iniciativa en ataque durante el partido, el equipo morado situó sus líneas arriba y la defensa quedó en el mediocampo. Eso dejó mucho espacio descubierto atrás y facilitó la filtración de balones a la espalda de los zagueros morados, lo que obligó al arquero saprissista a salir del área. Se vio reflejado en tres de los cuatro goles de Santos y la anotación con la que San Carlos sacó ventaja sobre los dirigidos por el Paté.

“El tercer gol viene de un pelotazo y yo les había dicho que teníamos que quebrar la línea y quedamos un poco atrás, dejamos picar la bola y hacen un gol. El cuarto gol fue casi igual, salió de un pelotazo, los defensas tal vez no midieron bien la bola, tuvo que salir Aarón, tiro libre y gol”, mencionó Centeno al respecto.

3. Errores en la marca en balones aéreos

Wálter Centeno se refirió a la baja estatura y la manera de manejar ese factor, pero dos de los goles del Santos cayeron por balones aéreos. Un centro de tiro libre en el que Fernan Faerron martilló de cabeza con libertad. Posteriormente, un pelotazo terminó en un globito de Starling Matarrita que aprovechó Javon East para ganar en las alturas y anotar de cabeza.

4. Riesgos de la idea de juego ante un equipo sólido en defensa

El Santos de Guápiles armaba el bloque defensivo una vez perdía el balón. Por eso, el portero Aarón Cruz salió jugando en corto siempre que tuvo la bola en su poder. Wálter Centeno afirmó que su idea de juego es de tomar riesgos, que lo hizo ante Pérez Zeledón y le resultó (un equipo que jugó más abierto), y que ante un marcador adverso se deben tomar riesgos para buscar revertirlo. Esos riesgos dejaron fisuras en su esquema defensivo que fueron aprovechadas por el ataque caribeño.

“Las decisiones las tomamos, sabemos a lo que jugamos y el riesgo siempre está. Tal vez se han metido mucho con la idea de juego, se han dicho muchas cosas del riesgo porque estamos en un país en el que estamos acostumbrados a ver otra cosa, tal vez para nadie es un secreto que así jugaba Grecia y en el momento en el que ellos empiecen a ganar una seguidilla de juegos va a irles dando confianza y les va a quitar ese momento que están pasando actualmente contra Santos, entonces mejor no se los repito”, dijo Paté.

El equipo morado tendrá una cita internacional este miércoles a las 8 p. m. ante el Belmopán Bandits en la fase previa de la Liga Concacaf. En el campeonato nacional su próximo juego será el domingo ante Guadalupe, en una nueva oportunidad para corregir estos pecados y ver una mejor versión de Saprissa.