Esteban Valverde. 1 abril
Los de la campiña organizan actividades en el Parque de Turrialba, pero por el coronavirus no han podido realizarlas nuevamente. Fotografía: Facebook de Los de la Campiña
Los de la campiña organizan actividades en el Parque de Turrialba, pero por el coronavirus no han podido realizarlas nuevamente. Fotografía: Facebook de Los de la Campiña

La situación que viven los equipos de la Liga de Ascenso es crítica; sin embargo, hay uno en especial que da serias señales de crisis. El Municipal Turrialba vive momentos muy complejos, así lo dio a conocer su figura, Christhiam Lagos, y sus compañeros lo han publicado en redes sociales.

Ante esto, un grupo de aficionados y empresarios turrialbeños que ya venían dándole una mano a la institución, llamados ‘Los de la campiña’, decidieron volver a tomar fuerza para intentar dar una mano.

De hecho, el aporte de este sector ha sido clave en diferentes circunstancias, como por ejemplo la llegada de Lagos al club.

Según contó Fabio Rowe, uno de los empresarios encargado de la agrupación, ellos fueron los que trajeron a Lagos al combinado azucarero, al punto que se encargaron del salario del futbolista. Rowe aceptó que con el ariete hay una deuda, como él lo dijo, empero asegura que fue para darle un respiro al resto del plantel.

Rowe no esconde que la situación es brava, ya que él también es fiscal de la Junta Directiva y sabe que no se está para nada bien.

“Nosotros en ‘Los de la campiña’ hicimos el esfuerzo para traerlo, a él se le paga muy bien, pero bueno es cierto que no hemos podido cancelarle, pero fue porque decidimos entregarle una parte de ese dinero al resto del equipo que no recibe pago desde hace tiempo”, afirmó.

Fabio aseguró que son conscientes del compromiso que tienen con el romperredes, empero espera que el futbolista tenga comprensión porque se viven tiempos difíciles en todas las industrias.

"Yo con él he hablado y le he dicho que nos dé tiempo, él debe entender que se viven momentos complejos. Yo jamás me imaginé que iba a pasar lo que está pasando. Nosotros estamos a muerte con él y queremos que se quede, pero antes debí repartir entre ₡400.000 y ₡600.000 entre los jugadores", contó.

‘Los de la campiña’ han organizado todo tipo de eventos para intentar dar una mano a los futbolistas, pero la crisis por el covid-19 tiene golpeada la zona en todos los aspectos.

“Nosotros queríamos una hacer una cabalgata, pero no se pudo. Antes poníamos inflables y algo lográbamos recoger, pero cómo hacemos ahora sin eventos públicos”, recalcó.

Ahora, la única entrada que le queda al grupo es el aporte voluntario de ¢1.000 por cada uno de sus integrantes.

“Antes de esto nosotros íbamos muy bien porque ‘Los de la campiña’ de enero a ahora conseguimos recaudar ¢2,1 millones y a Lagos lo teníamos al día, pero después por esto que le digo e intentar apadrinar a los otros compañeros, nos atrasamos”, concluyó.

Los jugadores agradecen el aporte de la agrupación; sin embargo, son claros en que no alcanza para subsistir.

Kevin Pereira, futbolista turrialbeño, publicó en la página Ascenso Total un comentario.

“En mi caso no recibo un salario completo desde el torneo anterior, al día de hoy adeudan 5 meses y ahorita con todo lo que está pasando esperaba la llamada de alguno de mis jefes para ver si nos podían ayudar en algo, cosa que no ha pasado. Agradezco a Los de la campiña que se nos acercaron y nos ayudaron con un dinero que en su momento nos ayudó mucho, pero hay que aclarar que el monto que nos dieron no era ni un mes de salario”, dijo.

Así como él, otros nueve jugadores colocaron un mensaje similar.

“Soy Kevin Díaz, jugador de Turrialba. Desde enero no recibo salario y a la fecha ningún directivo se ha acercado a preguntar si necesito algo o si estoy bien. Agradezco el esfuerzo al grupo Los de la campiña que me ayudaron con un porcentaje de dinero, pero aclaro que este porcentaje no cubría ni el 50% de un mes”, agregó otro.

Los jugadores del Municipal Turrialba suplican por ingresos, un grupo de aficionados lucha hasta dónde puede por dárselos, pero el club está totalmente sin timón.