Fanny Tayver Marín. 2 marzo
Rónald González les mostró algunos videos a los árbitros para que vieran situaciones específicas que les quería detallar. Foto: Rafael Pacheco
Rónald González les mostró algunos videos a los árbitros para que vieran situaciones específicas que les quería detallar. Foto: Rafael Pacheco

Rónald González se reunió con el panel de árbitros de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) para que le tiendan la mano en una misión específica.

El seleccionador nacional resume ese encuentro como una serie de intercambio de opiniones y de criterios bajo la perspectiva de qué es lo que él siente sobre el comportamiento de los jugadores en el campeonato nacional y de cuando salen al extranjero, las decisiones arbitrales y la aplicación de las reglas o las normas de juego.

“Fue una reunión bastante agradable donde compartimos algunos videos, en los cuales les mostramos el cambio que existe de conducta de nuestros jugadores fuera de Costa Rica y acá. Esto en aras de que por medio de las reglas de juego por medio de las decisiones arbitrales que ellos aplican y las reglas de juego darle más fluidez al juego”, expresó González en un video difundido por la oficina de comunicación de la Fedefútbol.

Y añadió: “Que no sean partidos tan estáticos, que no haya tanta pérdida de tiempo, que los jugadores no simulen faltas, que se abstengan a dar reclamos arbitrales desproporcionados, todo dentro de un marco del ritmo de juego y del fútbol que a la postre después cuando salimos a jugar a otros países es una de las cosas que más resentimos, nosotros lo tenemos que atacar desde acá, desde nuestro mismo fútbol”.

Según él, eso es lo que más se aqueja cuando la Selección Nacional sale a otros países, “que el fútbol es más rápido, es más intenso, con menos pausa y es por eso, porque a nivel internacional hay otros factores que cambian y que entonces el jugador tiene que estar acostumbrado a eso”.

González confesó que meditó mucho sobre qué podría suceder con esta iniciativa, pero considera que todo fue para bien.

“Lo tomaron muy bien, yo tenía un poco de temor de esta reunión porque después ellos (los árbitros) pensaban que yo iba a entrometerme en el trabajo de ellos y no, los árbitros acá ya han visto mil videos de esos que nosotros presentamos y me compartieron que es una responsabilidad nuestra como técnicos y de los jugadores mismos, porque si ponen de su parte, para los árbitros va a ser más fácil pitar el juego”.

Además, dijo: “Los dos bandos somos seres humanos, carnales, con emociones, con un montón de cosas. Somos una máquina de emociones, le llamo yo a esto, el cual tenemos que intentar controlarlas y que es una responsabilidad como Federación inculcar esto desde liga menor y de los padres de familia. Muchas veces que los papás se pelean y los chicos son los que disfrutan, todo esto es muy integral, yo sé que es difícil, pero queremos sembrar esa semilla para que se pueda dar”.