Fanny Tayver Marín. 16 agosto
Ariel Lassiter ha marcado cuatro goles en seis partidos con los rojinegros. Fotografía: Rafael Pacheco
Ariel Lassiter ha marcado cuatro goles en seis partidos con los rojinegros. Fotografía: Rafael Pacheco

En Liga Deportiva Alajuelense ni todo es bueno, ni todo es malo. Los rojinegros se mantienen en la cima de la tabla con 13 puntos en seis juegos.

Pero, ¿qué es lo bueno y qué es lo malo de la Liga hasta el momento? Aquí podrá leerlo.

Lo bueno

1. Es líder

Verse en la primera casilla de la tabla era algo que Alajuelense no conseguía desde finales de octubre del año pasado. En este torneo, desde que asumió el liderato, la Liga no lo ha soltado y eso que la mayor parte de sus compromisos han sido en condición de visitante.

2. Tiene gol

La Liga es el equipo que ha marcado más goles, con un total de 14 tantos, uno más que Saprissa. Ariel Lassiter registra cuatro conquistas, Anthony López dos y con un gol marchan Alex López, Jhamir Ordain, Jonathan McDonald, Róger Rojas, Jonathan Moya, Marco Ureña, José Miguel Cubero y Kenner Gutiérrez.

No hay un solo partido en el que la Liga no haya anotado. Foto: Rafael Pacheco
No hay un solo partido en el que la Liga no haya anotado. Foto: Rafael Pacheco

3. Fuerte de visita

Alajuelense juega mejor y sufre menos cuando está en condición de visitante. De hecho, el 66,66% de los encuentros que ha disputado han sido a domicilio. Empató en el Colleya contra Guadalupe, venció a Limón en el Nacional, se impuso en Pérez Zeledón y también sumó tres puntos en Grecia.

4. Tiene una idea de juego

En muy poco tiempo, Andrés Carevic consiguió que sus pupilos captaran su estilo, su idea que fue catalogada por Jorge Luis Pinto como un fútbol modernista y se ve al equipo jugando a algo, con conceptos claros, algo que en torneos anteriores no era así por diversas razones.

Adonis Pineda ha aprovechado su oportunidad bajo los tres palos. Foto: Rafael Pacheco
Adonis Pineda ha aprovechado su oportunidad bajo los tres palos. Foto: Rafael Pacheco

5. Sin dudas en la portería

Pese a que la Liga ha encajado goles en todos los partidos, Adonis Pineda no ha sido el responsable. El arquero da seguridad atrás y en cada compromiso ha tenido unas tres intervenciones importantes. El arquero ha estado a la altura de la responsabilidad que asumió tras la salida de Patrick Pemberton.

6. La pareja de centrales es fuerte

Aunque venía de desempeñarse como lateral izquierdo, desde que Alajuelense anunció la contratación de Junior Díaz indicó que llegaba para jugar como central, muy rápido se acopló al sistema de Carevic y en poco tiempo comenzó a entenderse bien con el hondureño Henry Figueroa.

7. Equilibrio en posiciones

Línea por línea, la Liga se ve como un equipo equilibrado, con jugadores que pueden desempeñarse en todos los puestos. Así se superó el problema del torneo anterior, cuando Alajuelense no tenía laterales natos. Inclusive, la nómina tampoco es tan numerosa.

Andrés Carevic tiene un buen manejo de camerino. Foto: Mayela López
Andrés Carevic tiene un buen manejo de camerino. Foto: Mayela López

8. No depende de un jugador para anotar

El sistema que implementa Andrés Carevic promueve que los goles lleven la autoría de los volantes más que de los delanteros. Han marcado Ariel Lassiter, Anthony López, Alex López, Jhamir Ordain, Jonathan McDonald, Róger Rojas, Jonathan Moya, Marco Ureña, José Miguel Cubero y Kenner Gutiérrez.

9. Condición física

En vista de que la especialidad de Agustín Lleida es la preparación física y que los datos que arrojan los futbolistas en todas las prácticas y en todos los juegos se analizan, eso hace que físicamente el equipo responda, igual que el hecho de haber hecho una buena pretemporada.

10. Lesiones quedaron atrás

Pasan los juegos y queda la impresión de que la Liga le ganó la batalla a la plaga de lesiones que mermó por completo al equipo en el torneo anterior. De hecho, los rojinegros terminan de recuperar fichas, porque pronto estarán habilitados para jugar Luis Sequeira y José Salvatierra.

Lo malo

1. Intermitencias

La Liga no tiene una constancia marcada en los 90 minutos. En este arranque de torneo presenta una peculiaridad y es que juega un tiempo malo y uno bueno. El único encuentro en que se mostró con un rendimiento más equiparado en los dos tiempos fue en Pérez Zeledón.

El clásico ha sido el partido más flojo de la Liga en el torneo. Foto: Mayela López
El clásico ha sido el partido más flojo de la Liga en el torneo. Foto: Mayela López

2. Le anotan en todos los juegos

Desde la pretemporada llamaba la atención que a los rojinegros les estaban anotando en todos los partidos y eso es algo que aún no han podido corregir. Lo máximo que han encajado los erizos son dos tantos, pero no han logrado dejar el marco en cero.

3. Comete muchas faltas de penal

La Liga ha cometido tres faltas en el área que han sido sancionadas como penal. En dos Kenner Gutiérrez llegó a destiempo y el otro lo hizo Henry Figueroa. “No le puedo decir a mis jugadores que dentro del área no vayan a disputar una pelota, pero tendremos un poco más de cuidado”, citó Andrés Carevic.

4. El sistema no siempre funciona

Alajuelense ha jugado la mayor parte del torneo con un sistema en el que pone a jugar a un solo centrodelantero. Es cierto que la Liga ataca con mucha gente cuando los extremos y los mediocampistas están metidos de lleno en el juego, pero eso no sucede siempre.

Grecia fue superior en el primer tiempo, solo que a la Liga le salió barato y reaccionó cuando cambió de sistema. Foto: Rafael Pacheco
Grecia fue superior en el primer tiempo, solo que a la Liga le salió barato y reaccionó cuando cambió de sistema. Foto: Rafael Pacheco

5. Dudas en casa

En casa, los manudos le ganaron a Herediano en un cierre con polémica y perdieron ante Saprissa. “Desde torneos pasado no hemos estado ganando de la manera como ganamos de visita. A Heredia le ganamos al final y contra Saprissa nos faltó seguir como en los primeros 20 minutos”, citó Alex López.

6. Perder partido clave

Aunque la Liga sea líder, la derrota en el clásico provocó que aparecieran dudas en la atmósfera rojinegra, tomando en cuenta que era en casa, con estadio lleno y en un momento en el que no existe la presión de que sea un juego de eliminación directa.

7. Jugar con presión de no fallar

Alajuelense tiene cero margen de error, porque es la Liga que heredó Andrés Carevic, con 13 torneos cortos de no ser campeón y viniendo de un semestre en el que no clasificó. Eso es lo que provoca que aunque el equipo sea líder en este momento, no haya tanta confianza a nivel de afición.

Muchos aficionados escriben en redes sociales que Alajuelense debería jugar con dos atacantes en casa. Fotografía: John Durán
Muchos aficionados escriben en redes sociales que Alajuelense debería jugar con dos atacantes en casa. Fotografía: John Durán

8. Ir contra la corriente popular

Al liguista le gusta ver un equipo sumamente ofensivo en casa y que juegue con dos centrodelanteros. Eso no está mal, pero no comulga con el estilo predilecto de Carevic y de Lleida de atacar con hombres que no son delanteros natos.

9. Ser predecible

Jugar siempre a lo mismo provoca que la Liga se vuelva predecible, con el mismo estilo y con los mismos cambios. Eso facilita al rival la preparación de su juego, porque les resulta más sencillo la planificación de cómo hacerles daño a los manudos.

10. Individualidades no afloran

Aunque se trata de un juego de conjunto, cuando la Liga no carbura carece de una individualidad por parte de algún futbolista que haga despertar al equipo. Es cierto que no puede depender de eso, pero de darse, sería un recurso más.