Alonso Solís y Argenis Fernández habían confirmado su arribo al Puntarenas

Por: Gabriel Vargas B. 28 junio, 2012
 Alonso Mariachi Solís dejó las filas moradas en enero anterior, por diferencias con el técnico de ese momento, Alexandre Guimaraes. | ARCHIVO
Alonso Mariachi Solís dejó las filas moradas en enero anterior, por diferencias con el técnico de ese momento, Alexandre Guimaraes. | ARCHIVO

La llegada de los delanteros Alonso Solís y Argénis Fernández al Puntarenas F. C. ya no se dará, luego de que el dueño de las fichas de ambos jugadores y la dirigencia porteña no llegaran a un feliz acuerdo.

La semana anterior el propio Alonso Solís confirmó que era prácticamente un hecho su llegada a equipo porteño, pero ayer el encargado de prensa del club chuchequero, Marco Espinach, confirmó que la negociación se cayó.

“El empresario que quiso colocar a ambos jugadores en nuestro equipo fue el que se acercó, en ningún momento Puntarenas F. C. lo buscó. No fructificó la negociación y ya no llegará ninguno de los dos”, explicó Espinach.

La identidad del empresario que fichó a ambos jugadores es todo un misterio. Ninguno de los futbolistas dio pistas por solicitud de su propio patrón.

Alonso Solís firmó por dos años con el empresario y ahora su futuro es toda una incógnita.

Por su parte, Argenis Fernández ha sido imposible de localizar vía telefónica.

Ayer La Nación intentó comunicarse con Solís, pero no contestó varias llamadas a su teléfono celular.

Todo listo. En entrevista con La Nación el pasado jueves, el Mariachi aseguró que todo estaba listo para vestirse de naranja por los próximos seis meses.

“Espero quedarme más después de los seis meses”, expresó Solís, quien además estaba listo para incorporarse el pasado martes a los entrenamientos.

Ese mismo día, Marco Espinach afirmó: “Doña Alejandra (Ordóñez, presidenta de Puntarenas FC) está ultimando detalles contractuales para evitar problemas el día de mañana dependiendo de cualquier escenario.

“Ya tuvimos en el 2008 una experiencia cuando (Mateo) Quintavalle hizo un alboroto, se vino ‘la torta’ y nosotros tuvimos que asumir el montón de responsabilidades”.

Lo anterior en alusión a no querer ni confirmar ni apresurar la eventual llegada de ambas figuras a su equipo.