José Pablo Alfaro Rojas. 14 abril

Cuando más angosto y complicado luce el camino hacia la cima del torneo, Limón le robó tres puntos a Pérez Zeledón y le echó una mano a San Carlos, que se consolida en la punta por gol diferencia, a solo una jornada de que concluya el campeonato.

El equipo del Caribe hizo valer la localía para ganar con solvencia, a razón de un juego con amplios recursos en ofensiva; fue muy superior en la construcción, con Alexánder Espinoza, el colombiano Rónald Benavides y Miguel Marín como motores, capaces de proyectar el equipo por los costados o de filtrar la pelota entre los centrales generaleños.

Alexánder Espinoza anotó el primer gol de los caribeños. Fotografía: José Cordero.
Alexánder Espinoza anotó el primer gol de los caribeños. Fotografía: José Cordero.

La fórmula resultó muy eficaz para el anfitrión, que abrió el candado del equipo de José Giacone desde el principio del cotejo, con arremetidas constantes, centros al área y remates a la portería de Bryan Segura, quien se amplió a fondo para no recibir más goles.

Lo del cafetero Benavides fue determinante. Es una pieza de desequilibrio en espacio en corto, lo que se complementa a la perfección con los velocistas caribeños, Edder Nelson y Ryan Bolaños, de insinuaciones constantes al área generaleña.

PZ, que viajó durante ocho horas en bus hasta Limón para disputar el cotejo, se encontró con un adversario suelto, después de olvidarse de la lucha por no descender. El local dominó, se proyectó y mató en el momento justo, al punto de convertir la derrota en paliza.

Parecía desganado Pérez Zeledón, frente a un rival que abrió el marcador en el segundo tiempo, obra de Alexánder Espinoza, al 54′, luego de una buena proyección por el perfil derecho. Solo siete minutos más tarde, Nelson perforó las redes de Segura con su cabeza, tras recibir un centro de Ryan Bolaños, que penetró por el costado izquierdo. Por las dos bandas, Limón agobió a los sureños.

Fue un dolor de cabeza Nelson con su velocidad, como también influyó notablemente Benavides, un talentoso con la pelota. Al 81′, llegó el turno de Marín, anotador de la tercera diana limonense, una lápida para los visitantes.

La derrota golpea con dureza a PZ, que se jugará la punta en la última fecha, cuando visite la casa de Herediano. No la tiene nada sencillo, pues aun si gana, depende de una caída de San Carlos frente a Carmelita, dado que a los norteños les favorece el gol diferencia.

Saprissa también tiene opciones de cerrar de líder. Está un punto por debajo de los Toros del Norte y los Guerreros del Sur, por lo que necesita un traspié de sus dos adversarios. Los morados visitarán a Grecia en la última jornada.

En el cierre del compromiso, Pérez Zeledón anotó el gol de la honra, cuando Pablo Azcurra anotó al minuto 89′.

3 por 1. Ganó el mejor.