Fiorella Masís, Franklin González. 22 enero

El liderato que tiene Limón FC en el Clausura 2019 rompe con la costumbre que se venía dando desde hace 14 certámenes en el fútbol nacional.

Después de tres jornadas, los caribeños ocupan el primer lugar de la clasificación con siete unidades.

Los jugadores de Limón inician la celebración del gol que les dio la victoria sobre Herediano. Fotografía José Cordero
Los jugadores de Limón inician la celebración del gol que les dio la victoria sobre Herediano. Fotografía José Cordero

Normalmente esa posición está reservada para los llamados equipos "tradicionales", como Saprissa, Herediano, Alajuelense y a veces Cartaginés.

De hecho, pasaron siete años para que algún club, que no fueran morados, manudos, florenses o brumosos, estuviera en la cima luego de completarse tres fechas.

Sucedió en el Verano 2012, cuando Pérez Zeledón marchaba a paso perfecto, con 9 puntos. Cerca suyo estaban Cartaginés, Santos, Limón y Saprissa, todos con 6 unidades.

En el caso morado con el asterisco de haber jugado solo dos jornadas, ya que en ese torneo se disputó con 11 equipos y siempre había uno libre.

Por ahora el campeonato es joven, pero los sorpresivos resultados que se han dado ponen a los limonenses en una situación poco común.

También es inusual ver a Saprissa sexto o al Herediano penúltimo, porque desde 2012 hasta ahora son los que en más ocasiones estuvieron primeros; la S en siete ocasiones y el Team en cuatro.

Mantenerse ahí conforme avancen las jornadas será el reto más complicado para un Limón que primero necesita asegurar el campo en la máxima categoría.

Su técnico, Marvin Solano, también sabe que verse en la cúspide durante todo el torneo es lo más difícil y en las apuestas no son los llamados a dejarse esa casilla.

"A nosotros, a lo interno, en realidad no nos extraña (ser líderes) porque creemos en el potencial de jugadores y soñamos con eso, pero en el fútbol las cosas a veces salen y a veces no, hasta el momento nos están saliendo, pero entendiendo que estamos iniciando, debemos mejorar y hay favoritos que tienen más recursos, pero seguimos esa ruta de sueños", comentó.

Para el estratega lo que sucede hoy con su equipo es continuidad al trabajo que asumió desde setiembre. Después de la jornada 14 del Apertura 2018 empezó a recortarle puntos en la UCR en la lucha por no descender.

Y aunque culminó penúltimo se le vieron signos de mejora que confirma en este momento.

"Además tuvimos seis semanas para preparar el equipo, lo cual no tuve el torneo anterior; pudimos conseguir alguno refuerzos, sobre todo jugadores con identidad limonense, y fue importante la llegada de la nueva administración, porque le dio mejores condiciones a los jugadores", agregó.

El buen inicio también tiene otro ingrediente a su favor: le sacó puntos a dos clubes llamados al cetro, empató con Saprissa (2-2) y venció a Herediano (1-0), además del triunfo sobre Santos en condición de visitante (1-2).

"Tenemos un objetivo desde inicio, la clasificación está contemplada, pero vamos paso a paso. En estos tres primeros el objetivo era estar entre los cuatro y lo conseguimos, a lo interno manejamos otra meta para la siguiente jornada y así será, paso a paso", concluyó.

El próximo partido de Limón será este miércoles a las 3 p. m. contra Carmelita.

Próxima fecha:

Carmelita - Limón FC 3 p. m. Estadio Rafael Bolaños

Grecia - UCR 3:05 p. m. Estadio Allen Riggioni

San Carlos - Pérez Zeledón 6 p. m. Estadio Carlos Ugalde

Guadalupe FC - Santos 8:05 p. m. Estadio Colleya Fonseca