Esteban Valverde. 10 octubre
Edder Nelson, Maikol Barrantes y otros limonenses celebran la primer anotación frente a Herediano, en la imagen se lamenta Heyreel Saravia. Fotografía: José Cordero
Edder Nelson, Maikol Barrantes y otros limonenses celebran la primer anotación frente a Herediano, en la imagen se lamenta Heyreel Saravia. Fotografía: José Cordero

Limón bailó al Herediano, lo paseó y lo aleja de la lucha por el liderato.

Los florenses se frotaban las manos, porque con una victoria igualaban a Saprissa en la segunda posición con 31 unidades y se ponían a dos de Alajuelense; no obstante, a la hora buena fallaron.

Paulo César Wanchope, quien había dado una clase de estrategia el sábado ante los morados, en esta ocasión no pudo con la espuela de Marvin Solano, quien aprovechó la ventaja que le dio el Team al quedar con 10 hombres desde el minuto 20.

La expulsión del arquero Daniel Cambronero fue punto de quiebre en el cotejo, porque Chope no supo cómo ordenar a su equipo luego de sustituir la baja y Solano más bien le exigió a los suyos que se comieran al plantel contrario. El arquero se fue por darle un puñetazo a Jefferson Brenes.

El juvenil Juan Ignacio Alfaro entró por Antonio Pedroza, el movimiento debilitó ofensivamente al Team y provocó un desorden inexplicable en la zona medular. Herediano no recuperaba balones, no creaba fútbol y solo corría detrás de su rival.

Los caribeños no desaprovecharon el chance y en el minuto 26 consiguieron su primer tanto gracias a un centro de Alexánder Espinoza que Maikol Barrantes envió al fondo de la red.

Nueve minutos después fue Johnny Gordon quien empujó un balón con su cabeza para el 2 a 0. El descontrol rojiamarillo era notorio en el campo.

Paulo César Wanchope se tomó la cabeza con las dos manos, miró al cielo y respiró profundamente... Un juego trascendental se le salía de las manos.

Inmediatamente, el timonel decidió enviar a Óscar Esteban Granados a ocupar el hueco que tenía en la media cancha; no obstante, ya era tarde...

Limón, con confianza, siguió encimando a los subcampeones nacionales y puso a prueba al joven Alfaro, un portero que recibió tres dianas, pero que además mostró destellos interesantes.

Juan Ignacio le sacó tiros lejanos a Alexánder Espinoza, Grevin Méndez y Johnny Gordon. Aunque no pudo evitar la tercer celebración verdiblanca, terminó con cuatro tapadas.

Jefferson Brenes transformó una gran asistencia de Rashir Parkins en gol para el 3 a 0.

Herediano intentó descontar con una jugada de José Leitón, pero se topó con Dexter Lewis.

Sobre el cierre del duelo, Maikol Barrantes bailoteó con la pelota ante la marca de René Miranda, luego Grevin Méndez lo hizo frente a Júnior Díaz y todo el estadio coreó el olé.

Limón montó su fiesta, salió del sótano y dejó al Team lejos del liderato.