José Pablo Alfaro Rojas. 17 junio
Dos tapadas de Moreira le permiten a la Liga estar en la final. Fotografía: José Cordero.
Dos tapadas de Moreira le permiten a la Liga estar en la final. Fotografía: José Cordero.

Con dos intervenciones claves en el segundo periodo, el guardavallas Leonel Moreira se convirtió en figura y le permitió a la Liga Deportiva Alajuelense eliminar a Herediano para avanzar a la final.

Luego de un torneo de altos y bajos, en el que se cuestionó su rendimiento en las últimas jornadas de la fase regular, Moreira retoma el protagonismo en la puerta.

El propio guardavallas reconoció que no estaba en su mejor momento, pues le costó encontrar la regularidad en el fútbol internacional, cuando militó en el Pachuca de México y Bolivar de Bolivia durante el año anterior.

Sin embargo, en el enfrentamiento de vuelta de esta final demostró su calidad, al repeler dos disparos del 'Team'; el primero de Gerson Torres y el segundo de Yendrick Ruiz.

En ambos casos se jugó el cuerpo y en el mano a mano pudo repeler los remates.

En la primera acción de Torres, el portero detuvo el disparo y luego el zaguero Facundo Zabala pudo meter su cuerpo para evitar que la pelota ingresara, cuando Torres remató por segura vez, en el contrarremate.

"Contento de jugar una final más en mi carrera, me llena la confianza. Yo no lo veo como fortuna, existe el carácter que uno tiene como portero. Acepté que no estaba bien en su momento, y ahora acepto que he recuperado la confianza", aseguró Moreira a FUTv.

"El Leonel Moreira que todos conocen está tratando de llegar en este momento", agregó.

Después del duelo, el arquero se abrazó con su excompañero, Esteban Granados.

“La verdad que durante muchos años compartí con muchos aquí, merecen todo mi respeto y no está demás ser agradecido y estar con los compañeros a los que les duele. Contento con mi equipo y feliz con mi trabajo”, concluyó Moreira.