Fútbol Nacional

Leonel Moreira ansiaba verse otra vez peleando por el título con Alajuelense

“En la Liga hemos venido de menos a más”, mencionó Leonel Moreira, quien asegura sentirse con confianza para lo que viene en la semifinal entre Alajuelense y Santos

Alajuelense tenía entre ceja y ceja el regreso a una instancia decisiva, desde aquel episodio de hace algunos meses, cuando pasaron del cielo al infierno en un abrir y cerrar de ojos. Desde entonces, los liguistas saben que están en deuda con su gente por el inesperado final que tuvo el torneo anterior y es algo que añoran saldar este diciembre.

Levantarse de la lona no le resultó fácil a los manudos, al punto de que empezaron el torneo con Andrés Carevic, luego vivieron el paso efímero de Luis Marín y repuntaron por completo con Albert Rudé.

Es común que en el fútbol se escriban historias de héroes y villanos, roles que inclusive puede ejercer un mismo futbolista en momentos cercanos, o hasta de un partido para otro.

Leonel Moreira se ha puesto ambos trajes. Fue clave para que la Liga obtuviera hace casi un año su anhelada copa 30, pero después, fue parte de los jugadores que cargaron con la responsabilidad ese golpe que sufrió Alajuelense, al no superar las semifinales después de una fase regular casi perfecta e invicta.

Los recuerdos de aquella expulsión en esa semifinal él ha tratado de borrarlos y en esta ocasión quiere volver a ser ese Leo que sembraba confianza y que era una muralla, consciente de que no es solo él, sino que todo el equipo está comprometido en luchar por el título.

“En la Liga hemos venido de menos a más, tratando de solidificar una idea que trae el profesor (Albert Rudé) y creo que hasta el día de hoy la hemos agarrado al 100%, falta pulir detalles, pero eso lo hacemos en la semana para estas instancias”, mencionó Leonel Moreira.

Poco se habla de que la Liga ha encajado pocos goles desde que Albert Rudé asumió las riendas de los rojinegros, pero tanto el arquero como sus compañeros sí lo tienen muy presente.

“Cuando uno siente esa confianza de los compañeros uno se respalda mutuamente, nosotros hemos llegado a ese manejo, tratar de que los compañeros se sientan cómodos, independientemente del portero que esté, Mauricio (Vargas) o yo, o cualquiera de los otros y ellos pueden hacer su trabajo de la mejor manera”, reseñó.

Al consultársele cuánto anhelaba verse de nuevo en una semifinal, Moreira respondió que mucho, porque la verdad que es bonito estar siempre en este tipo de instancias.

“Siempre luchando por conseguir un título, eso es lo más lindo para uno como jugador, luchar durante un torneo y después quedar metido en semifinales creo que es lo más satisfactorio para uno y qué más que seguir luchando y cerrarlo con el objetivo claro”.

Para él, sin importar lo que ocurrió antes, Alajuelense debe seguir en lo suyo y “creer en nosotros mismos, creo que hacer el trabajo que hemos hecho hasta el día de hoy, seguirlo solidificando y creyendo más”.

De vuelta a lo que sucedió en las semifinales del torneo anterior, Moreira fue enfático en que “eso ya pasó”.

“Siempre va a quedar en el aficionado eso y es entendible, porque siempre al estar en un equipo grande siempre te van a exigir lo más alto que es el título. Creo que eso fue un desliz que tuvimos, cosas del fútbol, que pueden pasar en cualquier parte del mundo, pero lo importante es que no nos quedamos ahí, seguimos avanzando, seguimos creyendo en nosotros, en lo que tenemos y en lo que podemos dar”, reflexionó.

Sobre Santos como rival en esta semifinal que empezará el jueves, a las 7 p. m., en el Estadio Ebal Rodríguez, Moreira apuntó que es un equipo aguerrido y que “si está en esta parte de semifinales es porque se lo ganó, porque hizo las cosas bien y creo que nosotros tenemos que hacer nuestro trabajo”.

“A mí lo que más me preocupa es el accionar de mi equipo, de la idea y el orden táctico que tengamos el día del partido y hacerlo de la mejor manera”.

Moreira le promete al liguismo que el equipo va a luchar y que eso es determinante.

“Es una de las consignas, luchar hasta el final, seguir respetando lo que hemos venido haciendo. Si nos ha ayudado a tener una curva ascendente en la última parte del torneo, creo que tenemos que seguir respetando esa idea que tiene el profesor y manejar ese sistema de la mejor manera”.

Moreira asegura que cuando se está en un equipo grande, la exigencia mínima es el torneo y que cada quien tiene que estar preparado para eso.

“Ya lo del torneo pasado pasó, hoy es una historia nueva que queremos tratar de luchar y seguir adelante para poder lograrla, pero no va a ser fácil, porque hay tres equipos de muy buena calidad que también tienen sus aspiraciones y sus objetivos”.

Indicó que lo del favoritismo es un cartelón que lo ponen los periodistas y el aficionado y que el hecho de esquivar a Saprissa y a Herediano en estas semifinales tampoco resulta relevante, porque considera que el Santos de Guápiles de igual forma es un equipo compacto.

“No pesa, porque lo importante es que si vos querés ser campeón, a todos los equipos hay que lucharles por igual, uno siempre tiene que ir con la mirada, de que si querés ser el mejor tenés que ganarle al que sea”.

Durante este torneo, Moreira no ha mostrado su mejor versión y quiere que eso sea en estas instancias decisivas, pero también cree que las críticas lo hacen mejorar.

“Es uno de los fuertes que tengo, que no me dejo llevar por lo que dicen, si no trabajo para corregir las cosas, las personas que saben y me dicen en qué estoy fallando, tratar de cambiarlas y trabajar en confianza”.

Alajuelense visitará este jueves al Santos de Guápiles. La serie se terminará de definir el domingo, en el Estadio Alejandro Morera Soto.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.