Fiorella Masís.   15 octubre

La relación contractual entre Tigo Sports y Herediano se culminó a finales de agosto anterior, pero no fue de manera cordial y todavía tiene consecuencias.

Daniel Coto (de negro) de Tigo Sport, junto a Juan Carlos Retana y Orlando Moreira, en octubre de 2018, cuando firmaron el contrato que no se mantuvo ni siquiera por un año. Foto: Silvia Núñez

La sociedad Milicom Cable Costa Rica S.A. (Tigo) presentó un proceso de embargo en contra de Fuerza Herediana, según confirmó la empresa demandante.

Sin embargo, no se detalló cuándo se recurrió a esta medida ni cuáles son las razones.

En el conjunto florense aseguran no tener ninguna notificación al respecto. Por esa razón, se informó en un comunicado de prensa que no pueden referirse al fondo sobre esto.

Sin embargo, eso no impidió que en el Team dejaran en evidencia su inconformidad por este tipo de acciones.

“(...) podemos asegurar a nuestra afición que no nos toma por sorpresa, pues desde que se dio el rompimiento con Multimedios por los constantes y groseros incumplimientos al contrato, de los que el aficionado nacional fue testigo, en muchos casos, no sólo esperábamos la reacción de esta empresa sino que estábamos preparados para ella”, se señala.

Además, agregan que este proceso no afectará a la institución en su desarrollo administrativo, deportivo o financiero.

“Las medidas desesperadas que toma Multimedios, nos hacen recordar el adagio popular aquél que dice que ‘…además de que deben, cobran’”.

Tigo Sports también se abstuvo de entrar en detalle sobre el proceso iniciado, ya que se trata de temas legales en curso y entre partes privadas.

“Nuestro enfoque es seguir apoyando muchas disciplinas que, antes de la llegada de Tigo Sports, carecían de un espacio destacado en las pantallas del país, como es el fútbol femenino. Continuaremos fortaleciendo e invirtiendo en más y mejor contenido para nuestros clientes, con el objetivo de ser el canal de cable 100% dedicado a los deportes en Costa Rica”.

Tigo y Herediano suscribieron un acuerdo de cinco años en octubre del 2018, pero ni siquiera tenía un año de vigencia cuando el club rojiamarillo llegó a un acuerdo con Teletica, empresa con la que quedó ligada por siete años.

En ese momento, Tigo Sports señaló que el Team rompió unilateralmente el vínculo contractual, pero no detalló si alguna cláusula permitía esta posibilidad, ni si tomaría acciones legales en busca de alguna indemnización, como sucede hoy.