Esteban Valverde.   16 abril
Álvaro Saborío remata ante la marca de Jameson Scott y define para el 2 a 0 de San Carlos sobre Cartaginés. Fotografía: Mayela López.

Los delanteros viven de las anotaciones, sin importar si tienen 15 o 37 años, los atacantes viven para marcar. Álvaro Saborío, a tres años para llegar a los 40, tiene clara cuál es su función en el campo y revela la clave para continuar con su ritmo goleador.

Sabo llegó, frente a Cartaginés, a 10 goles en el presente certamen para ponerse solamente a uno del goleador del campeonato Keilor Soto, además terminó el torneo pasado con 16 celebraciones, por lo que ya llegó a 26 en la temporada.

"La fórmula es siempre tener hambre, siempre querer más, hay que tener deseo de superación, además de un buen cuido personal. Yo siempre he pensado que lo ideal es continuar profesional, eso me ha ayudado. Por la forma en que yo me entreno me esperaba este rendimiento. Yo me preparo para eso, para no lesionarme, para correr, para tener una temporada buena", dijo el delantero.

Desde que Saborío regresó a la Primera División con los norteños ha tenido como aliada a la regularidad, el romperredes prácticamente no ha sufrido lesiones y eso se demuestra en la cantidad de minutos disputados en los dos torneos.

El goleador tiene 3.462 minutos, cifra que no alcanzó ni siquiera cuando jugó en la MLS con el DC United y el Real Salt Lake.

La campaña que más minutos sumó el tico en Estados Unidos fue la 2012, cuando logró acumular 2.568 minutos con el Real Salt Lake. El exsaprissista actuó ocho temporadas en los Estados Unidos.

“Por dicha las lesiones, desde que llegué a San Carlos, se aminoraron. Yo he cuidado mí cuerpo, tal vez ahora con más tranquilidad afronto los entrenos y los partidos. La verdad es que no me siento cansado, me siento en ritmo y deseoso de que siga la competencia, la verdad ya quiero jugar el siguiente partido”, comentó.

Álvaro expresó que la edad le da un mayor manejo en el campo, de esta forma se toma un respiro antes de definir al estar frente al marco rival.

Frente a Saprissa y Cartaginés demostró que su capacidad es buena a la hora de enfrentar a un arquero, debido a que tomó la pelota metros antes del área rival, enfrentó al portero contrario y lo logró vencer.

“Uno también aprende a moverse, a aprovechar sus virtudes, uno cuando entra la cancha no piensa en que está viejo o joven. Tal vez antes en ese tipo de jugadas en las que había que conducir uno se precipitaba... Ahora prefiero respirar antes y tranquilizarme para luego rematar, porque también sé que cada gol vale mucho en estas instancias”, mencionó.

Para el mundialista de Alemania 2006, el momento que viven Los Toros del Norte es muy bueno y la curva ascendente llegó al final de la fase regular, situación que es positiva de cara a las semifinales.

"Uno siempre aspira a lo máximo, también estaba la transición de Cardetti a Luis Marín, al final siento que tanto nosotros como él nos adaptamos. Después fuimos paso a paso para ir logrando los objetivos, ya amarramos la clasificación y ahora vamos por el primer lugar", explicó.

El exseleccionado tuvo una sequía de cuatro juegos en el actual campeonato en el que no marcó, pero ahora retomó el ritmo.

"Claro que me genera ilusión terminar de goleador, sí tuve esa sequía que me preocupe, pero el equipo me necesitaba, logré salir, y ahora me llena ilusión lograr ser campeón goleador", finalizó.

De momento, el deportista está centrado en el Clausura 2019 y desconoce por completo qué pasará en el futuro porque termina contrato con San Carlos.

“Puede ser que juegue afuera, que renueve, que me retire, primero vamos a terminar este torneo y luego veremos. Dependerá de la alegría con la que llegue, las cosas que sucedan en el momento, un campeonato más para un equipo como en el que estoy ahorita puede marcar todo”, agregó.

Ver más!