Daniel Jiménez. 14 noviembre

La carrera por el liderato se definió de manera muy cerrada, pero hay un punto que quizás no se conoce tanto y, según los jugadores, fue vital para adueñarse de la posición de privilegio: las charlas de Vladimir Quesada.

El estratega tiene dos días claves: el primero es el análisis de video del rival y del propio equipo; el segundo, tiene ocurre minutos antes del juego.

Vladimir Quesada vive los partidos con mucha intensidad. Foto: José Cordero
Vladimir Quesada vive los partidos con mucha intensidad. Foto: José Cordero

En cuanto a la depuración del video, ahí se desmenuza al contrincante. Por ejemplo: antes de enfrentar al Cartaginés, Vladimir le dio principal énfasis a los movimientos del delantero brumoso Marcel Hernández y cómo el cuadro brumoso le da el balón al futbolista.

En ese análisis en específico depuró lo que debían hacer los centrales Alejandro Cabral y Jaikel Medina para tenerlo al margen. El resultado final de ese juego fue 4-1 a favor de los morados, pero el cubano logró anotar.

Así como se ven los movimientos del adversario, Quesada también refuerza lo que en su criterio el equipo hace bien. Hace eco del 1-4-5-1 y el fútbol por las bandas por medio de Rándall Leal y Christian Bolaños.

Eso es una pincelada de lo táctico, pero el día del partido, Vladimir brinda un mensaje de unos 15 minutos que recuerda aspectos puntuales de estrategia, mezclado con lo emotivo y también con un sentido de pertenencia marcado hacia la institución.

Vladimir Quesada, técnico morado, ha estado expulsado en dos oportunidades en el torneo. Foto: Rafael Pacheco
Vladimir Quesada, técnico morado, ha estado expulsado en dos oportunidades en el torneo. Foto: Rafael Pacheco

"El profe tiene muchos años, conoce muy bien este club, trata de transmitir cosas siempre alusivas a lo que es Saprissa, la historia, es importante para los jóvenes del camerino que vean cuáles jugadores pasaron, jugaron y qué ganaron, para que todos sudemos más la camiseta", contó Bolaños.

El mediocampista Mariano Torres las calificó de “motivadoras” y que en cuanto a la táctica, “mantiene una idea clara siempre”.

El argentino detalló que con Vladimir el juego de ataque y fútbol vertical no se negocia. "Nos manda a buscar los partidos y nos recuerda cosas hechas durante la semana".

Afirma que Vladimir tiene una máxima: "Se ve mucho al rival, pero más lo que vamos a hacer nosotros dentro de la cancha. Cuando se llega al partido se trata de decir poco para no enredarnos, dice lo justo y eso está muy bien".

Otro aspecto a tomar en cuenta fue el que tocó Johan Venegas, para quien Vladimir ha enfatizado la parte humana de los más jóvenes, pero también de los que tienen mayor experiencia.

"Ha creado un camerino muy unido, en toda empresa o equipo la gran virtud es tener un ambiente sano y de unión. Eso se ve en la cancha", contó.

¿De dónde salió la estrategia de apelar a la historia del club?
Vladimir Quesada (derecha) y Víctor Cordero (izquierda) conversan durante uno de los partidos de la temporada del Saprissa. Foto: Rafael Pacheco
Vladimir Quesada (derecha) y Víctor Cordero (izquierda) conversan durante uno de los partidos de la temporada del Saprissa. Foto: Rafael Pacheco

El propio Vladimir Quesada contó que aprendió este método del checo Joseph Bouska, quien lo dirigió en Saprissa.

“Bouska siempre decía: ‘Nosotros jugamos lo que entrenamos’. Evaristo Coronado (hoy gerente deportivo) estuvo en esa época y sabe cómo eran las charlas. Duraban a lo mucho 15 minutos porque repetía eso mismo. Yo trato de hacer eso, no saturar al jugador con demasiadas indicaciones, porque eso se pierde”, acotó Vladimir.

En cuanto al tema de los videos, ahí Vladimir es muy meticuloso. En esta etapa de análisis apoya bastante el cuerpo técnico, pero también Vladimir lo hace abierto, para que cualquier jugador pueda externar algún comentario.

Eso por dos razones. La primera: que los futbolistas se sientan parte del grupo. La segunda: que el análisis sea más democrático.

“Nosotros apelamos mentalmente a nuestra forma de ser, que es de apertura y conocer la historia de este club. Cualquier jugador puede aportar, no tratamos de hacer un monólogo, sino que sea algo interactivo”, acotó.

Y concluyó: "Los hombres somos muy visuales y nos hace bien ver esas cosas, nuestros yerros de forma visual y nuestras virtudes y eso reforzamos. En el camerino hay personas con muchas habilidades y destrezas y nuestro mensaje va por ese lado de apelar a todo".

Con los videos, el refuerzo durante las prácticas en el campo y lo emotivo de la historia morada antes de entrar al campo, Vladimir hizo que su equipo fuera el mejor luego de 22 fechas.