Fanny Tayver Marín. 12 octubre, 2016
El generaleño Diego Calvo fue el último jugador en marcarle a la Liga. Lo hizo el domingo tras una acción de bola muerta. | RAFAEL PACHECO
El generaleño Diego Calvo fue el último jugador en marcarle a la Liga. Lo hizo el domingo tras una acción de bola muerta. | RAFAEL PACHECO

Alajuelense tiene un doble problema con las jugadas de táctica fija en este Torneo de Invierno.

De los clubes tradicionales, la Liga es el equipo que menos explota las jugadas de pizarra y los rivales le anotan mucho mediante ese recurso.

Los rojinegros han marcado 20 goles en este campeonato, de los cuales, tres tantos los logró en acciones de bola muerta.

Es decir, solo el 15% de los goles erizos nacieron por esa vía, acciones que corresponden a dos penales que Pablo Antonio Gabas marcó en San Carlos y el tiro libre directo con el que Diego Madrigal le anotó a Limón.

Aparte de la escasa producción mediante el balón parado, la defensa de Alajuelense sufre cada vez que su rival ejecuta un tiro libre o un tiro de esquina.

Y el domingo, a la 1 p. m., los rojinegros recibirán a Cartaginés, un equipo especialista en sacarle el jugo a la táctica fija.

“La bola muerta es donde más estamos fallando individualmente y nos lo están cobrando. Hay que trabajar más en los detalles para cerrar mejor los partidos”, expresó el defensor manudo Kenner Gutiérrez.

De sus últimos dos partidos, la Liga solo sumó una unidad, porque Herediano le anotó mediante táctica fija (0-1) y Pérez Zeledón también (1-1).

“Dejamos ir puntos en bola muerta y son detalles que no podemos dejar de lado. Eso no puede seguir sucediendo”, aseguró el atacante Jonathan McDonald.

Pese a eso, la Liga se mantiene como el equipo menos batido del torneo, con 13 goles recibidos.

El 46,15% de los tantos que le han marcado a la Liga nacieron en acciones de balón parado.

Mediante una jugada que surgió de un tiro libre cobrado por un compañero, fue como los florenses José Miguel Cubero y Pablo Salazar, el verdolaga Andy Reyes y el generaleño Diego Calvo le anotaron a Alajuelense.

El belemita José Luis Cordero le marcó un tiro libre directo a la Liga y con un cabezazo, el saprissista Rolando Blackburn perforó sus redes tras un tiro de esquina.

“Hay que estar atentos, corregir esos pequeños detalles que nos han costado puntos con la bola muerta, porque hay muchas faltas cerca de nuestra área. Me enfoco más en eso, en que no cometamos más errores y estar claritos”, citó Gutiérrez. Colaboró con las estadísticas el redactor Kenneth Hernández