Fanny Tayver Marín. 2 marzo
Michael Barrantes del Saprissa, junto a otros asistentes al Picnic, también el manudo Marco Ureña. Fotografía: Internet
Michael Barrantes del Saprissa, junto a otros asistentes al Picnic, también el manudo Marco Ureña. Fotografía: Internet

La Liga tomó medidas disciplinarias inmediatas que marcan un precedente en su camerino y que también hacen caer en cuenta a sus jugadores de todas las divisiones del club que tienen que respetar el código de conducta de la institución centenaria.

A primera hora, el gerente deportivo de los rojinegros, Agustín Lleida, se reunió con Marco Ureña para hablar sobre lo ocurrido el sábado anterior, cuando el atacante fue uno de los futbolistas que acudió al festival de conciertos Picnic en Pedregal y salió del evento masivo acompañado de un guarda de la seguridad privada, caminando despacio y dejando dudas sobre su estado.

“Liga Deportiva Alajuelense informa que el jugador Marco Ureña Porras recibió una sanción por los actos ocurridos el fin de semana anterior, hechos que no van acorde con la imagen y los valores de nuestra institución".

"Este lunes por la mañana, en una conversación entre el director deportivo, Agustín Lleida, y el jugador, se comunicó al atacante que el club hará valer una de las cláusulas de su contrato y el reglamento disciplinario interno. Por esa razón, se le aplicará un rebajo del 50% de su salario en el mes de marzo”, anunció el club en un comunicado oficial.

Tras hacer pública la sanción a Ureña, en la Liga indicaron que no se referirán más a esta situación.

Un día antes, en las afueras del Estadio Juan Gobán, Lleida dejó entrever que habría un castigo para Ureña, pues advirtió que “nosotros tenemos un reglamento interno y de acuerdo a eso tomaremos las medidas que haya que tomar”.

El gerente deportivo de los erizos también indicó: “Los jugadores tienen derecho a divertirse y en su tiempo libre pueden hacer algunas cosas, porque al final no dejan de ser personas normales. Sin embargo, uno cuando juega para Liga Deportiva Alajuelense siempre representa estos colores, lleve o no la camiseta puesta”.

Aunque solo trascendió la situación de Ureña hubo más futbolistas de diversos equipos de la Primera División que acudieron a Picnic, algunos que habían tenido partido ese mismo sábado en horas de la tarde, que están en periodo de recuperación, como el saprissista Michael Barrantes, o que jugarían el domingo, como el también morado Christian Bolaños.

Christian Bolaños también estuvo la noche del sábado 29 de febrero en Picnic. Fotografía: Internet
Christian Bolaños también estuvo la noche del sábado 29 de febrero en Picnic. Fotografía: Internet

Eso porque CRHoy difundió un video en el que se ve saliendo al atacante Pedregal y sobre eso, Lleida dijo: “No cabe duda de que no es una buena imagen para la institución lo que anda por allí”.

La Nación le preguntó a Lleida que si él tuviese que recomendarle a un jugador cómo debe ser su código de conducta, qué le diría, contestó: “Yo nunca he sido jugador y siempre he sido preparador físico o gerente, pero siempre he tratado de nunca estar envuelto en asuntos como el que le pasó a Marco".

“Mi recomendación por supuesto es esa y así nunca me agarrarán a mí en ningún lado en donde no tenga que estar. Entonces, ojalá podamos hacer todos lo mismo. Es el precio de ser figura pública”, finalizó.

Ureña descuenta actualmente un castigo de cuatro fechas por insultar al árbitro central Juan Gabriel Calderón en el partido ante Jicaral. Por eso no estuvo disponible contra Limón, ni podrá jugar ante Pérez Zeledón, Herediano y Universitarios.