Fanny Tayver Marín. 7 agosto
Facundo Zabala compartió con los estudiantes de la Escuela Mariana Madrigal de la O, en Tuetal Norte. Fotografía: Fanny Tayver
Facundo Zabala compartió con los estudiantes de la Escuela Mariana Madrigal de la O, en Tuetal Norte. Fotografía: Fanny Tayver

Facundo Zabala tuvo un día distinto. El lateral izquierdo sintió la marca a presión de una multitud de niños que lo rodeaban para obtener un recuerdo suyo.

Después de la práctica matutina con Liga Deportiva Alajuelense, el argentino acudió a la Escuela Mariana Madrigal de la O, en Tuetal Norte de Alajuela, para ser parte del lanzamiento oficial de un proyecto en el que los manudos y Celco pintarán 100 centros educativos de todo el país, una obra de responsabilidad social en el marco del centenario rojinegro.

Junto a Adonis Pineda, Ariel Lassiter y Henry Figueroa, él es uno de los pupilos de Andrés Carevic que han jugado completos los cuatro partidos de la Liga en lo que va del Apertura 2019 y todo hace indicar que también se enfila a la titularidad el sábado, a las 7 p. m., contra Saprissa.

La Nación le consultó al carrilero zurdo: ¿Espera un clásico de muchos goles?

Su respuesta fue directa: “Ojalá que sean muchos goles para nosotros, pero sí, uno no sabe, como digo, los clásicos son partidos aparte y uno no sabe lo que puede llegar a pasar”.

“Los clásicos yo pienso que hay que ganarlos como sea, los goles tienen que entrar como sea, más allá de que uno tiene una idea de juego, al fin y al cabo hay que ganarlos como sea”, Facundo Zabala.

¿Y qué espera de este pulso contra los morados? “El otro equipo es uno de los mejores de Costa Rica, pero del clásico yo espero que lo gane la Liga, nada más”.

Lo que Zabala sí tiene claro es que este partido será muy distinto al Clásico Sin Colores del 7 de julio, en el que la Liga venció a Saprissa 3-1 en el Estadio Nacional.

“Yo creo que es un clásico diferente porque se juega por los puntos, pero yo los tomo iguales, con mucha motivación, con muchas ganas, con mucha ansiedad, más que nada espero que sea un lindo juego y que podamos sacar los tres puntos”.

Además, no solo está listo para protagonizar un duelo interesante en la banda frente a Ricardo Blanco, sino que está preparado para algo más.

“Todos los días voy viendo, no solo de él (Blanco), sino de todos, tengo que estar tranquilo y al que me costó un poco en el partido pasado fue (Byron) Bonilla, entonces en una de esas si llega a jugar, es uno de los que más estudié, porque me tuvo feo (ríe...)”.

Contó que durante la semana, Andrés Carevic les ha repetido varias veces un mensaje: “Siempre los clásicos hay que disfrutarlos y que hagamos lo que sabemos hacer, lo que entrenamos en la semana y el resultado viene solo”.