Por: Ferlin Fuentes 28 noviembre, 2015
Rónald Matarrita se consolidó en la Liga en tres años. | ARCHIVO
Rónald Matarrita se consolidó en la Liga en tres años. | ARCHIVO

Alajuelense no quiere sorpresas en un futuro cercano con Rónald Matarrita. Por ese motivo, ya negocia una extensión de contrato, a pesar de que el acuerdo entre ambos termina hasta el 31 diciembre del 2016.

Los ojos sobre el lateral izquierdo liguista son muchos, por esa razón, la dirigencia rojinegra le propuso firmar un nuevo contrato para mantenerlo en el club hasta el 2018.

Eso implica, una sustanciosa mejora salarial.

Raúl Pinto, presidente de Alajuelense, considera que el potencial de Matarrita los lleva a ir un paso adelante.

Si el jugador no lograra dar el salto al extranjero al finalizar el próximo torneo, tendría la posibilidad de negociar con cualquier otro club en junio del 2016, es decir, a falta de seis meses de que termine su actual contrato.

Si esto pasara, la Liga podría perder el monto que pide por el futbolista. Rubro que, de momento, la Junta Directiva no hace público.

“Sabemos que Matarrita puede salir del país en cualquier momento. Este paso es para garantizarle al jugador tranquilidad mientras está en el país. Si este contrato se llega a firmar, no habría ningún impedimento en caso de llegar una oferta concreta por él”, enfatizó Pinto.

Según el jerarca, es nula la posibilidad de que el carrilero se marche en una negociación en que la Liga no participe.

“Si hay un jugador agradecido con la institución manuda es Matarrita. Es un muchacho centrado, que nació en la cantera. Él ha dicho que si la Liga llega a recibir dinero por su venta, quiere que se invierta en las divisiones menores”, dijo Pinto.

Matarrita asegura estar tranquilo, pues vive la actualidad y no se preocupa por lo que le pueda traer el futuro.

“Yo vivo la realidad de lo que fue mi sueño de hace pocos años. Estoy tranquilo y lo único que quiero es salir campeón en este torneo”, afirmó.