Fanny Tayver Marín. 21 julio
En su carta, los integrantes de la Agrupación Somos La Liga explican su misión en el club y afirman que a pesar de la molestia por los resultados, abandonar al club no es opción para ellos. Fotografía: Archivo LN
En su carta, los integrantes de la Agrupación Somos La Liga explican su misión en el club y afirman que a pesar de la molestia por los resultados, abandonar al club no es opción para ellos. Fotografía: Archivo LN

La Agrupación Somos La Liga (ASLL) se fue conformando a través del tiempo con aficionados que comúnmente se encontraban en las gradas.

Son hombres y mujeres que comparten su afición por Liga Deportiva Alajuelense; hay profesionales de distintas ramas y entre todos querían hacer algo más por el club, una institución que para ellos encierra más que un equipo de fútbol.

Hoy, ante la frustración manuda por la sequía de títulos del primer equipo masculino, dan su posición en una carta abierta que compartieron en sus redes sociales.

Esta es la carta abierta de ASLL

Estimados Liguistas:

Cuando enfrentamos tiempos difíciles y las cosas no están saliendo como deseamos, nos vemos obligados a transformar esa incomodidad o dolor que sentimos en una fuerza motora interna que nos permite resistir, analizar, enrollarse las mangas y enfrentar las adversidades para vencerlas; reinventarnos y finalmente seguir adelante más fortalecidos. Esto aplica en todos los ámbitos de la vida, incluyendo el fútbol.

Hoy los liguistas estamos dolidos, defraudados, enojados; agobiados con sensaciones de impotencia, nostalgia y hasta vergüenza porque se nos sigue negando el título de primera división masculina que como afición, definitivamente nos merecemos. Esta situación ha provocado un descontento profundo en todos nosotros y nos pone a prueba como manudos para levantar a la institución.

Es en momentos como el actual en los que debemos sacar a relucir nuestra esencia, la casta del León, y honrar la herencia de nuestros fundadores e ídolos que dieron todo lo que estuvo en ellos para fortalecer a nuestra centenaria institución.

Debemos trabajar aún más duro y cambiar para bien lo que amerite. Abandonar nunca debiera ser opción. Este no es el club de alguien más, es nuestro y nos corresponde a todos levantarlo. Es nuestro desafío, nuestra responsabilidad como dueños y también nuestra bendición.

Somos una institución que ha transitado por todo tipo de momentos y etapas. Y recientemente, aunque el equipo no ha alcanzado lo que buscamos, la afición sí ha cumplido.

Este año cumplimos una década desde que nuestras primeras iniciativas como un grupo organizado de socios y aficionados manudos, que utiliza únicamente el amor por nuestros colores rojo y negro como carburador, empezaron a tangibilizarse en acciones por y para todo el liguismo.

Además de ser “solamente” aficionados, como dueños de nuestra pasión, teníamos un objetivo claro desde entonces: enaltecer y fomentar la grandeza de Liga Deportiva Alajuelense, sus valores, su identidad y su historia, que también es la nuestra.

Desde hace varios años decidimos ser activos e involucrarnos con nuestro club ofreciendo ideas y trabajo. Con el paso del tiempo, aún conjuntando más de una centena de asociados en nuestras distintas órbitas de acción y participación, nos hemos unido y complementado con otros colectivos manudos con la convicción total de que juntos como liguismo siempre hemos sido más fuertes. Trabajando en muchísimas actividades y proyectos que se han generado, con el propósito único de ayudar a la institución y robustecer al liguismo organizándonos en lo que hoy llamamos Agrupación Somos La Liga.

Durante estos 10 años hemos tenido la oportunidad de llevar la bandera, individualmente y en conjunto con otros grupos, en la organización de un sinfín de activaciones para el fanbase liguista en días de partido como los mosaicos, recibimientos, tifos, que por vistosidad es lo que nos ha otorgado mayor notoriedad en medios y redes sociales; pero al mismo tiempo también hemos propuesto a las distintas dirigencias de la institución con quienes hemos tenido siempre una comunicación abierta, directa y de respeto, una diversidad de proyectos menos mediáticos, pero tan o más relevantes que los anteriormente mencionados.

Como el Día del Liguismo, Brindis de Aniversario, Feria Manuda, eSports, campañas de responsabilidad y conciencia social por ejemplo apoyando y participando activamente en iniciativas de la Asociación Lucha Contra el Cáncer Infantil, de instituciones que velan por el respeto e integración de la población con Síndrome de Down, apoyando a la Selección de Amputados, cubriendo voluntariado en diversos eventos de nuestra institución, conformación y presencia en el desarrollo de proyectos para el club desde diferentes comisiones institucionales como Centenario, Innovación, Mercadeo, Auditoría y Finanzas, Socios, entre otras.

Y estando claros que si bien ninguna de todas esas participaciones nos garantiza un campeonato de primera división, sí ayuda a brindar dosis de orgullo y compromiso para el liguismo en medio de los momentos deportivos complicados. Es una llama de claridad que buscamos mantener viva siempre.

Como liguistas de corazón, todo lo concebido y todo lo que visualizamos continuar logrando, se da porque a pesar de no poder representar a nuestra institución en el terreno de juego, nos motiva y tenemos la responsabilidad de hacerlo desde otros campos. ¿Por qué? Porque La Liga nos ha dado mucho más que campeonatos. Han sido amistades, experiencias, historias familiares, alegrías, tristezas, y muchas cosas más que sabemos que todos compartimos como aficionados de este gran equipo, y que sobretodo nos identifica como individuos y como grupo.

Lo anterior no significa que no nos importe lo que ocurre en el ámbito deportivo; al contrario, estamos tan dolidos, descontentos y agobiados, y exigimos los mismos resultados exitosos como todo el resto de la afición.

No sabemos en qué momento acabe la espera ni tenemos la solución o respuesta correcta a las interrogantes; lo único claro es que dejar de amar y apoyar a la institución rojinegra no es una opción. Seguiremos apoyando y aportando en todo lo posible con el objetivo de dejar en alto el nombre de Liga Deportiva Alajuelense; y por lo tanto, siendo conscientes de nuestras capacidades y rango de acción, nos enfocamos más en la parte extra deportiva porque es donde más podemos aportar hoy en día.

Así las cosas y esperando haber aclarado cuál es nuestro vínculo con la institución y nuestras diversas áreas de acción; en lo concerniente al campo deportivo, y en nombre de millones de liguistas que sienten lo mismo que nosotros, queremos transparencia, análisis y metodología estructurada en la toma de decisiones.

No aceptamos percibir improvisación, acciones emocionales o poca planificación. Exigimos esfuerzo, autocrítica, apertura, responsabilidad y compromiso a Jugadores, Cuerpo Técnico Gerencia Deportiva, Administración y Junta Directiva.

Solicitamos respeto hacia la afición con trabajo honrado y a conciencia, y esforzarse fuerte y profesionalmente con el compromiso de ser los mejores siempre con una mentalidad diferente, con hambre de victoria y comprometidos con la excelencia; para de esta manera alcanzar el cumplimiento de las metas y objetivos establecidos.

Nosotros seguiremos apoyando. Hay muchas razones que nos motivan a trabajar por nuestro club.

El equipo femenino lo da todo partido a partido, enamoran con su técnica, pasión y entrega. El equipo de amputados nos inspira a entender que las discapacidades y las limitaciones no existen cuando la actitud lo es todo. Tenemos un ejército de niños y muchachos en Liga Menor, con muchísimo talento e ilusión por surgir y convertirse en esos jugadores a los que corearemos sus nombres en nuestra Catedral en un futuro, y en los que confiamos nos darán muchas copas y muchas alegrías.

Por todo esto, es que mantenemos y aumentamos nuestro compromiso con el desarrollo de iniciativas en diversos campos y temáticas que tienen cómo único norte buscar el beneficio general de la institución.

En nombre de nuestro movimiento, queremos hacer un llamado a toda la afición para unirnos como la familia que durante décadas hemos dicho (y realmente sentido) que somos; a los grupos organizados en pro de la institución a trabajar como uno solo.

A sumar esfuerzos conjuntos y mejorar lo que sea necesario para, unidos y más fuertes, hacer cada día más grande a nuestro club.

Don Alejandro nos entregó una muestra más de su claridad y entendimiento de lo que significa ser liguista al decir que: “Si la vida hay que darla en la cancha, la vida se da”.

Hoy nos toca a nosotros dar la vida por nuestra institución, lo que muchos (no todos) de los jugadores que han tenido el privilegio de llevar nuestro escudo en el pecho, no han entendido durante estos últimos años, debemos demostrarlo y practicarlo una vez más, y las que sean necesarias. Demos la vida participando en buenas decisiones como asociados, demos la vida exigiendo buenas decisiones en lo administrativo y deportivo, demos la vida encendiendo la llama del liguista ganador, demos la vida no abandonando cuando las cosas van mal.

El hoy es nuestra oportunidad para enriquecer nuestro legado, el legado rojo y negro que debe apuntar siempre a la excelencia.

Gritemos: “Aquí estoy, manudo moriré” con el mayor sentir y orgullo. Entendemos que todos podemos tener opiniones diferentes y que esa diversidad de ideas es de enorme riqueza, así como sabemos que cada aficionado cree en recetas diferentes para buscar el éxito de la institución.

Respetamos todas las visiones siempre y cuando busquen construir y no destruir. Estamos seguros que todos tenemos algo que aportar y que podemos luchar juntos por sacar adelante lo que tanto amamos.

Hoy La Liga enfrenta importantes desafíos no solo a nivel deportivo sino también financieros. Para nadie es un secreto el efecto devastador económico que conlleva esta pandemia mundial.

Por eso hoy más que nunca, recordemos que La Liga es de Su Gente y que está en las manos de todos nosotros cuidarla, fortalecerla y levantarla cuando sea necesario. Acerquémonos, apoyemos, critiquemos, mejoremos y finalmente celebremos. Juntos somos más fuertes. Todos somos Liga Deportiva Alajuelense y unidos volveremos al lugar donde deportivamente debemos estar.