Fiorella Masís. 4 abril
Michael Barrantes deja en el camino a Mauricio Montero, durante el segundo tiempo entre Cartaginés y Saprissa en el Fello Meza. Foto Alonso Tenorio
Michael Barrantes deja en el camino a Mauricio Montero, durante el segundo tiempo entre Cartaginés y Saprissa en el Fello Meza. Foto Alonso Tenorio

Aún no acaba la jornada 16 del Clausura 2021, pero Saprissa subió un puesto en la tabla de posiciones, algo difícil de explicar cuando viene de acumular su sétimo partido sin ganar en el torneo nacional.

Aunque Roy Myers evita ponerle nombre al momento morado, crisis es la mejor palabra para describir su presente.

Este domingo cumplió 42 días sin ganar. Fue un marzo oscuro para los de Tibás y abril empezó de la misma forma.

Su último empate, ante Cartaginés, refleja que no solo se trata de resultados, sino también de un equipo sin un estilo de juego claro.

En total registra cinco empates y dos derrotas. Es decir, apenas sumó cinco puntos de 21 posibles, para un rendimiento del 23%.

Tantos partidos alejado del triunfo provocan la aparición de algunas de sus estadísticas más pobres.

Desde hace 28 años no se daba algo similar. Según datos del periodista y estadígrafo Cristian Sandoval, Saprissa queda a solo un juego de su peor racha sin victoria.

Además, agrega Sandoval, igualó su peor inicio de campeonato como visitante de la historia con ocho juegos sin ganar, los mismos que tuvo en el 2010, precisamente con Roy Myers en el banquillo.

Como visitante, la S tiene seis empates y dos derrotas. Hasta ahora no ha podido ganar ningún partido si está fuera de la Cueva, donde además solo registra cuatro triunfos.

Los tibaseños incluso son los “reyes” de los empates. Ningún otro equipo tiene tantos como ellos (9 en total).

Pese a eso, sigue metido en zona de clasificación, ocupando el tercer puesto y a la espera de lo que haga Jicaral el lunes ante Pérez Zeledón (3 p. m.).

El domingo mostró poco o nada para derrotar a Cartaginés, equipo que lo perdonó en varias ocasiones.

Según el portero Aarón Cruz ese duelo se les “complicó a lo último”, aunque las acciones dejaron claro el dominio del rival en casi todo el juego.

Lo cierto, como dice el arquero, es que Saprissa aún mantiene posibilidades de clasificar a la siguiente ronda.

“Hay que poner las barbas en remojo, hay mucho por mejorar, pero estamos en la pelea, en su grupito que está en la tabla, pero las aspiración de nosotros es clasificar y quedar campeones”, dijo a FUTV.

“Hay que hacer un análisis, eso queda en el seno del grupo, hay que mejorar para lo que viene. Para nadie es un secreto que Saprissa está llamado a estar en los primeros puestos y esperemos que en el próximo partido podamos sumar de tres”.

El siguiente compromiso del torneo local será el sábado 10 de abril en Tibás, ante Pérez Zeledón.

Pero antes de enfrentar a los sureños, tendrán un reto mayúsculo el miércoles (4 p. m.) en la Liga de Campeones de Concacaf, contra el Philadelphia Union de la MLS.