Steven Oviedo. 26 diciembre, 2018
Aldo Magaña (der.) celebró con todo el tanto definitivo para el título de Herediano. A sus espaldas lo sufre la afición morada. Foto: John Durán
Aldo Magaña (der.) celebró con todo el tanto definitivo para el título de Herediano. A sus espaldas lo sufre la afición morada. Foto: John Durán

Al minuto 112 de la final entre Saprissa y Herediano cayó una de las anotaciones que más han gritado los aficionados del equipo florense en su historia; el tanto de Aldo Magaña significó una remontada épica luego de ir dos veces por detrás en el marcador.

Pero esta anotación tiene un historia que se inició en los entrenamientos de la semana a cargo del entrenador Jafet Soto, quien le hizo una solicitud a Júnior Díaz y le vaticinó el desenlace a Aldo Magaña.

Soto le pidió a Júnior Díaz que le regalara un centro como el que efectuó el 20 de junio del 2014, en el Estadio Arena Pernambuco de Brasil, cuando el lateral izquierdo le colocó la pelota en la cabeza a Bryan Ruiz, quien venció a Gianluigi Buffon para el 1-0 definitivo de la Sele ante Italia.

“En la semana estuvimos en una sesión de entrenamientos, estuvimos practicando centros y Jafet Soto me lo dijo. Venía una bola parecida, iba a sacar el centro y me decía: ‘Como en Brasil, como en Brasil’, la verdad que así lo imaginé y se dio”, explicó Júnior Díaz.

(Video) Celebración de Herediano tras ganar el campeonato nacional

Inclusive, cuando los jugadores no convocados del Herediano para el partido veían los últimos minutos en la zona mixta del Estadio Ricardo Saprissa, la frase volvió a aparecer.

Leonardo González le gritaba al televisor instantes antes del centro de Júnior que la colocara como en aquel atesorado centro para Bryan Ruiz y así la colocó.

“Es una virtud que uno tiene y la he sabido aprovechar. Siento que son los dos centros más importantes de mi carrera, nos han dado la clasificación a la siguiente ronda en un mundial y el título nacional. Los dos son importantísimos para mí”, comentó Díaz.

La temporada del mundialista de Brasil 2014 no ha sido sencilla, pues por varias lesiones en el semestre se perdió partidos importantes y antes de la final, del pasado domingo, solo había jugado en uno de los últimos nueve duelos de los florenses.

Junior Díaz tuvo un gran duelo con Christian Bolaños por la banda izquierda. Fotos de Diana Méndez
Junior Díaz tuvo un gran duelo con Christian Bolaños por la banda izquierda. Fotos de Diana Méndez

En el partido definitorio, Jafet Soto se inclinó por colocar a Díaz en la izquierda, pese a que Keysher Fuller era quien tenía más minutos en ese costado, sumado a las lesiones de Leonardo González y Esteban Espinoza, quienes fueron operados de la rodilla.

La petición de Jafet Soto a Júnior Díaz necesitaba un destino y esa fue la cabeza de Aldo Magaña, quien logró dos tantos en la serie ante los morados, pero el más recordado será el del pasado 23 de diciembre.

“Júnior me lo cumplió, le pedí ese centro. A Reyes y Magaña les dije que me iban a definir el partido y que nos iban a hacer campeones en bola muerta y así lo hicieron”, comentó Jafet Soto, técnico del Herediano.

En el caso de Aldo Magaña, apenas estuvo 645 minutos en cancha durante el semestre y jugó en 12 partidos entre el campeonato local y la Liga Concacaf.

“Nos toca ganar la Concacaf y el campeonato. Muy contento, este es un trabajo de equipo, todos demostraron mucho carácter ante todas las adversidades que se han venido suscitando”, destacó Magaña.

El mexicano quedó con la responsabilidad de ser el único atacante en los últimos minutos del duelo en Tibás, tras la salida al medio tiempo de José Guillermo Ortiz y al minuto 81 de Yendrick Ruiz.