Fiorella Masís. 5 marzo

Los goles de Karla Villalobos regresaron a la Primera División del fútbol femenino en este 2020, luego de alejarse de las canchas durante ocho meses.

Karla Villalobos, primera de derecha a izquierda en la fila inferior, posó con sus compañeras previo al debut de Sporting FC en el torneo de Apertura 2020. Foto: Facebook Sporting FC
Karla Villalobos, primera de derecha a izquierda en la fila inferior, posó con sus compañeras previo al debut de Sporting FC en el torneo de Apertura 2020. Foto: Facebook Sporting FC

Falta de interés hizo que la delantera se perdiera parte del Apertura del año anterior y todo el Clausura, pero ahora está de vuelta con el Sporting FC.

Fiel a sus condiciones, la atacante ya se apuntó una anotación en su extensa cuenta, ahora de 322 anotaciones, en la primera fecha del campeonato en la victoria de su equipo sobre Suva Sports (5-3).

Villalobos es la máxima anotadora del fútbol nacional. Posee además cuatro títulos de goleo y ahora apunta al quinto.

“Fue más que todo que perdí el interés por jugar por muchas cosas que se daban”, cuenta sin profundizar en las razones que la mantuvieron fuera. Su última casa fue en Coronado y después se dedicó a trabajar.

Sin embargo, la fiebre por este deporte nunca la perdió, tanto así que practicó fútbol sala con Desamparados.

Su larga trayectoria tampoco pasó desapercibida y el Sporting se puso en contacto con ella desde el año anterior, cuando el club estaba buscando su espacio en la máxima categoría en lugar de Universitarias.

Karla Villalobos (9) remata, acción que finalmente terminaría en el fondo de las redes. Foto: Facebook Sporting
Karla Villalobos (9) remata, acción que finalmente terminaría en el fondo de las redes. Foto: Facebook Sporting

“Ellos querían quedarse en Primera con ese campo, igual si era en Segunda mantenían el proyecto, me buscan, pero no podía firmar en ese momento. Osael (Maroto, presidente del club) me cuenta el proyecto, lo que quieren hacer y me pareció muy interesante”, mencionó la futbolista.

Pero a la propuesta futbolística se le unieron otros elementos, como la parte social y la oportunidad de trabajar con el equipo en la parte administrativa y operativa.

Además, como jugadora obtuvo un derecho que nunca antes en su carrera había disfrutado: reportar ante la Caja Costarricense de Seguro Social.

"Le debo a ellos el querer volver a jugar otra vez", afirma la atacante, quien dice tener ilusión y ganas de plasmar su sello.

Sus 322 goles están por encima de cualquier número en la máxima categoría. La segunda mejor goleadora en la historia es Jacqueline Álvarez, quien en Costa Rica cuenta con 198 tantos, pero ya está retirada.

La última vez que Villalobos se dejó el trofeo como máxima anotadora fue en 2016, hizo 41 tantos vestida con la camiseta de Moravia, que además fue el campeón nacional.

En los dos torneos más recientes ese privilegio quedó en manos de la joven Priscilla Chinchilla, ficha de Alajuelense, quien celebró en 33 oportunidades solo en el certamen anterior.