Fanny Tayver Marín. 29 septiembre
Jurguens Montenegro fue un hombre muy difícil de marcar para Aarón Salazar. Álvaro Saborío sigue la jugada con atención. Fotografía: Alonso Tenorio
Jurguens Montenegro fue un hombre muy difícil de marcar para Aarón Salazar. Álvaro Saborío sigue la jugada con atención. Fotografía: Alonso Tenorio

Cuando Jurguens Montenegro fichó con Liga Deportiva Alajuelense se veía como un cachorro con potencial, uno de esos futbolistas que desde el debut le generan buena espina a los aficionados.

Estaba muy joven, en un departamento con mucha competencia interna y él quería jugar. El propio atacante tuvo una corazonada.

De él nació la idea de irse a préstamo por un año para acumular horas cancha, crecer, jugar, no estar condicionado a ingresar ocasionalmente y retornó con más confianza al equipo.

“Eso fue muy personal mío, yo decidí salir porque había muchos delanteros y yo siempre he tenido mis objetivos claros y mis metas. Entonces, yo sabía que si me quedaba no iba a tener muchos minutos. Lo decidí, consulté con mi familia y fue la mejor decisión que pude tomar, salir a préstamo y ya pude venir con mucha confianza. Ahora trataré de aprovechar cada oportunidad que Dios me da”, manifestó Montenegro a La Nación.

Después de ese año a préstamo con Cartaginés y con Jicaral, que se convirtió en una prueba de madurez, el tiempo muy pronto le dio la razón y sabe que su decisión fue correcta. Él mismo lo resume en que hoy vive su gran sueño con la Liga.

Jurguens Montenegro contabiliza dos anotaciones en el Apertura 2020. Fotografía: Alonso Tenorio
Jurguens Montenegro contabiliza dos anotaciones en el Apertura 2020. Fotografía: Alonso Tenorio

El atacante en el que la afición rojinegra tenía depositada su fe desde hacía tiempo, no inició el Apertura 2020 como titular, pero en los minutos que iba sumando lo hacía bien, con jugadas importantes y pelotas pegadas en el palo.

“Mi paso por Cartaginés y por Jicaral me ayudó mucho a mejorar, tanto en lo futbolístico como en lo personal. Tengo que seguir trabajando con humildad, todavía no he logrado nada y sabemos que ahorita viene lo más complicado, porque mientras ganemos los equipos van a querer venir a ganar y debemos tener todo claro para seguir sumando”, Jurguens Montenegro.

Le faltaba reencontrarse con el gol, pero le hizo caso a Álvaro Saborío, a quien ve en este momento como su maestro.

Antes de que anotara el atacante de 19 años, en las instalaciones de StarCars, Saborío se había referido así al caso de Jurguens: “Creo que él es un futbolista que ya lleva bastante tiempo jugando, sabe que es un delantero que tiene bastante gol, que no se tiene que desesperar, él trabaja mucho específico, le quedan las opciones que es lo principal y ya después es solo de tener la tranquilidad de meterla”.

Tres días después, Montenegro fue titular, acompañando en ataque a Jonathan Moya y marcó su primer gol en el torneo.

Contra Herediano, fue el artífice de la jugada que concluyó en un pase a Bryan Ruiz, centro y martillazo de Saborío en la cabaña de Bryan Segura. Para culminar una noche redonda, el mismo Jurguens consiguió el segundo tanto del partido, al aprovechar un pase magistral de Alex López.

“Nos merecemos estar ahí, en el primer lugar. Hemos trabajado bastante y el profesor (Andrés Carevic) tiene una idea. Para la confianza, todos los compañeros me apoyan. Por más joven que esté tengo que hacerme de mis responsabilidades. Poco a poco voy agarrando más confianza y ahora trataremos de seguir ahí, porque si ganamos la exigencia va a ser más y siempre hay que trabajar con humildad, que las oportunidades se dan”, reflexionó el delantero.

Jurguens Montenegro ha sido titular en los últimos tres partidos de Alajuelense. Fotografía: Alonso Tenorio
Jurguens Montenegro ha sido titular en los últimos tres partidos de Alajuelense. Fotografía: Alonso Tenorio

Montenegro afirma que aunque cada partido es diferente, la Liga trata de imponer siempre su juego.

“Si el equipo rival juega bien es virtud de ellos. Nosotros siempre trataremos de llevar la iniciativa, pero si seguimos haciendo las cosas bien, si seguimos trabajando calladitos, que el resultado se vea, seguiremos ahí arriba, porque es lo que merece esta institución. Voy teniendo más minutos y eso es importante para mí”.

Cada vez que da declaraciones, Montenegro reitera que para él es motivo de orgullo y de felicidad verse en el camerino y en la cancha al lado de Álvaro Saborío y de Bryan Ruiz.

“De pequeño siempre los vi jugar y soñé llegar donde ellos están ahorita y gracias a Dios tengo la oportunidad y debo aprovecharla. A uno lo motiva mucho ver que ellos se acercan y lo aconsejan a uno, yo trato de aprovecharlo, escuchando, sin responder ni nada, porque sabemos la experiencia que ellos tienen. Repito, uno poco a poco va agarrando confianza gracias a ellos y ojalá poder seguir todos”.

Montenegro está mostrando velocidad y en los partidos hace bastante recorridos. Juego a juego, él se siente que va a más. Se mueve por los costados, pero también actúa como '9′.

“Donde me ponga el profe voy a disfrutar, pero mi posición nata es '9′. También puedo jugar de volante izquierdo, o extremo izquierdo y donde me pongan sinceramente me voy a sentir bien. Todo depende de mí. Gracias a Dios el sábado se me dio el gol estando de delantero, pero donde me ocupen, voy a tratar de dar mi mayor esfuerzo, para ojalá seguir jugando”, finalizó el futbolista oriundo de Fray Casiano de Puntarenas.

La Liga es líder del Grupo A con 21 puntos en ocho partidos y el sábado, a las 6 p. m., visitará a Guadalupe.