Fiorella Masís. 4 mayo

Los últimos años de Kendall Waston en la Major League Soccer no fueron como el defensa lo hubiera deseado. Incluso, en algún momento dejó de disfrutar el fútbol.

El mismo jugador lo reconoció este domingo, tras el partido ante el Santos de Guápiles.

Kendall Waston llegó a Saprissa para este torneo, luego de un largo paso por la MLS. Foto: Rafael Pacheco
Kendall Waston llegó a Saprissa para este torneo, luego de un largo paso por la MLS. Foto: Rafael Pacheco

Hoy la realidad es distinta, porque pese a la mala racha que ha vivido con Saprissa, sigue alegrándose cuando está en el terreno de juego.

“Sigo disfrutando porque amo lo que hago, algo que quizás un par de años atrás no me pasaba, que iba a entrenar por cumplir. A veces la pasión se va, pero siento que me volvió esa alegría, de venir a vacilar con los compañeros y entrenar fuerte. Trataré de hacer mi máximo esfuerzo para rendir en la cancha”, dijo el zaguero a Radio Columbia.

El espigado defensor retornó al Saprissa para este torneo, luego de estar seis años en el fútbol de Estados Unidos, específicamente en el Vancouver Whitecaps (hasta 2018) y finalmente en el FC Cincinnati, el cual decidió no extender la permanencia del nacional.

Poco después se convirtió en uno de los fichajes bomba del campeonato, algo impuesto por la prensa y no por él, asegura Waston, quien insiste en ser uno más dentro del grupo.

Pero su experiencia sí lo convirtieron en uno de los refuerzos más sonados. El punto es que hasta ahora, entre la crisis morada y sus ausencias, no se ha podido ver su mejor versión.

“Yo entiendo eso (ser visto como fichaje bomba), porque más en el momento que se decía que ocupaban un defensa. Yo vengo a reforzar el equipo pero soy parte de... si el equipo andaba bien, todos bien, si el equipo pierde, nadie va a salir a ser la estrella. Igual nadie es superman, a uno le gustaría ser la estrella de todo lado pero hay momentos de momentos”, comentó sobre su actualidad en el club.

Lo cierto es que se siente cómodo en el camerino morado, aunque por ahora no está satisfecho de su rendimiento individual.

“Nunca voy a estar satisfecho, por más que meta un gol, quiero dos. No estoy satisfecho porque cuando he jugado, mi equipo ha recibido goles; eso no me gusta, entonces no estoy satisfecho”.

Kendall volvió a la competencia luego de una lesión que lo mantuvo tres partidos fuera. Ingresó al campo en el minuto 78, justo cuando se iba a cobrar un tiro de esquina a favor de su equipo.

En ese momento solo deseaba meterse al área para aprovechar su estatura entre los defensores.

“Pude recuperarme de una buena manera y por dicha tuve los minutos en cancha. Cuando vi el 3-1 me picaban los pies para entrar, había un tiro esquina y le dije al cuarto árbitro: ‘haga ese cambio de una vez, papá'”, mencionó entre risas.

De esa forma, con su característica personalidad, confirma que todavía disfruta del fútbol. Lo disfruta incluso cuando se crean “chismes” a su alrededor.

Eso sucedió días atrás, cuando una imagen en redes sociales afirmaba que no jugaba porque Saprissa le debía parte de su salario.

“Los chismes corren rapidísimo, más en este país; me da risa porque Saprissa es una institución sumamente responsable y si fuese el caso, que no me pagaran, igual estaría en la cancha, porque amo lo que hago, y me gusta ayudar a mis compañeros. Yo eso lo resolvería de otra forma, pero es una gran mentira”.

SaprissaLN es el canal de Telegram exclusivo para seguidores morados.
SaprissaLN es el canal de Telegram exclusivo para seguidores morados.