Fanny Tayver Marín. 16 junio
Junior Díaz durante una práctica en el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares. Fotografía: Prensa Alajuelense
Junior Díaz durante una práctica en el Centro de Alto Rendimiento en Turrúcares. Fotografía: Prensa Alajuelense

Junior Díaz da unas ligeras pistas de lo que planteará Liga Deportiva Alajuelense este miércoles en el Rosabal Cordero, al llegar con una ventaja de 2-0 al partido definitivo de la semifinal contra Herediano.

“Para nosotros es importante llegar a jugar fútbol, es la esencia de nosotros, es lo que sabemos realizar bien y mientras tengamos la posesión del balón, yo siento que ellos no nos pueden atacar. Por ahí va a estar la parte muy importante para nosotros en poder sacar un resultado positivo allá”, comentó el defensor.

Y agregó: “La actitud, ahí está el secreto, es de ver quién quiere más y nosotros tenemos muchas ganas de poder sacar la serie, ya dimos un paso, sumamente importante, nos falta dar el otro y yo siento que no va a ser la excepción. Vamos a dar todavía más de lo que dimos en este último partido para poder llegar a la final, que es lo que queremos”.

Díaz considera que como los florenses tienen la necesidad de buscar anotaciones, los erizos deben estar muy bien ordenados, concentrados, atentos a la marca de cada uno de los jugadores y al trabajo colectivo que puedan realizar.

“Si nos dejan espacios podemos aprovecharlos, sabemos la presión que ellos pueden hacer en Heredia, saben manejarlo muy bien y tenemos que estar nosotros en defensiva y en el medio campo muy atentos, porque yo siento que Heredia presiona muy bien cuando juega ahí en Heredia”.

Dijo que tampoco es de extrañar el rostro mostrado por el León en el pulso anterior.

“Nosotros ya tenemos un trabajo acumulado, la mayoría nos conocemos y habíamos tenido antes de iniciar esta semifinal un par de partidos no muy buenos, que son accidentes que pueden pasar, pero sabemos lo que podemos hacer y cuando realmente mostramos una actitud buena, realizamos el fútbol que estamos acostumbrados a hacer. Por ahí que el equipo se vio muy bien y la ventaja de los goles que tomamos”, explicó.

Advierte que “va a ser un partido muy cerrado, es un equipo que está acostumbrado a jugar partidos finales y bueno, ya nosotros también tenemos esa experiencia de poder estar compitiendo y ganando estos partidos, así es que ellos se nos van a venir y van querer encimarnos”.

Díaz es uno de los capitanes de la Liga, por su experiencia y su don de liderazgo. Inclusive, fue el portador de la banda en el juego del domingo.

“Para mí es un orgullo poder representar a un equipo de jugadores dentro de la cancha, pero acá todos somos líderes, eso yo lo digo, cada quien en su posición, los que quedan también afuera, cada quien es muy importante acá, pero en lo personal que me tomen para portar el gafete la verdad que me llena de mucho compromiso, de mucha responsabilidad y lo asumo con mucha seriedad”.

El defensa afirma que esta serie es todo un reto personal para él, porque si Alajuelense avanza a la fase final, daría un paso más para conseguir uno de sus propósitos.

“La vida le da a uno oportunidades y esta es una que quiero aprovechar, es fútbol y es el presente, es la oportunidad que tengo en lo personal de poder ganar un título acá en Alajuela y quiero hacerlo y por ahí que soy un profesional, estoy acá, voy a entregar el máximo. Por haber perdido la final pasada nos dolió, pero es lo lindo, que estamos otra vez con la oportunidad de jugar otra nueva final y sería para el equipo y para mí muy satisfactorio poder clasificar”, reseñó.

Leonel Moreira: ‘Estos últimos partidos me han servido de mucho para retomar la confianza’

El arquero Leonel Moreira coincide con Junior Díaz en que la Liga debe ir a hacer su juego al Rosabal, sin renunciar a su estilo.

“Creo que el plan debe ser como lo hicimos en este partido que recién pasó, creo que esa debe ser la consigna de nosotros, tratar de manejarlo como en todos los partidos, el tiempo, buscar los momentos adecuados para tomar las mejores decisiones y tener un cierre a como nosotros queramos”, apuntó el guardameta.

Después de que en los últimos juegos de la fase regular no se vio tan bien y él mismo admitió que estaba fallando, afirma que de nuevo se siente él, justo en la etapa que más le gusta jugar.

“Uno con el recorrido y la experiencia, es bueno saber cuándo está en su mejor momento y cuándo no y reconocerlo, así como lo dije, los jugadores no somos máquinas, tenemos días buenos, días malos y yo estaba pasando por eso, pero eso es lo importante, que uno reconoce y trabaja para cambiar eso”, indicó el portero rojinegro.

Además, citó: “Creo que estos últimos partidos me han servido de mucho para retomar la confianza, que era lo primordial que yo estaba dejando de lado, la confianza en mí, en mi talento, en las cosas que yo sé hacer, creo que ya lo estoy retomando en una parte muy importante del torneo”.

Según Moreira, no permitir que Herediano le anotara a la Liga en el Morera Soto fue importante.

“Esa es la consigna que teníamos, dejar el marco en cero, sabíamos las circunstancias y las cosas que conllevaba que nos hicieran un gol, lo importante es que el equipo trabajó a un alto nivel y pudimos salir ilesos y la confianza la tomamos al 100%, porque eso nos ayuda a saber que fuimos fuertes en casa, no nos hicieron ninguna anotación y tratar de ir a la casa de ellos a hacer un gol nos va a beneficiar a nosotros más”.

Moreira conoce muy bien la cancha del Rosabal y eso es un factor a tomar en cuenta.

“Es un punto a favor, pero eso no asegura nada, creo que todos los partidos son diferentes, todas las circunstancias de juego que pasan durante los 90 minutos son diferentes y ahí es donde uno tiene que tener la calma y la tranquilidad para tomar las mejores decisiones dentro de ese rango de tiempo”.

Según las normas de competición, en caso de igualdad en semifinales y la fase final, el gol de visita es un criterio de desempate. De persistir, habría prórroga y penales, si fuera necesario.

A él le va bien en los penales, pero la intención de la Liga es que eso no sea necesario, pues los rojinegros saldrán con la idea de aumentar la ventaja de dos anotaciones, para que ese factor del gol de visita también juegue de su lado.