Juan Diego Villarreal.   26 enero
El árbitro Allen Quirós expulsó al argentino Mariano Torres por reclamar, ante la mirada del juvenil morado Manfred Ugalde. Fotografía: John Durán

Los jugadores del Saprissa Michael Barrantes, Johan Venegas y Mariano Torres, al finalizar el partido en que perdieron con Herediano 4-1, denunciaron que el gerente del Team, Jafet Soto, junto a los directivos, atemoriza e insulta a los árbitros al gritarles ofensas desde afuera del camerino asignado al cuarteto arbitral, en el Estadio Eladio Rosabal Cordero.

De acuerdo con los integrantes del cuadro morado, la actitud de Soto condiciona el trabajo de los réferis, quienes cambian su manera de pitar en los segundos tiempos en los partidos en el reducto florense.

Al terminar el compromiso se le consultó a Jafet; sin embargo, contestó a las acusaciones en forma escueta: “No tengo por qué decírtelo. Buenas noches”, y se retiró del inmueble.

El que más claro habló fue el capitán saprissista Michael Barrantes, quien fue expulsado por el árbitro Allen Quirós, luego de reclamarle al silbatero y cometer una falta de penal. Los josefinos terminaron el partido con nueve hombres.

“Los segundos tiempos toman un giro diferente. Jafet Soto se mete en la zona mixta cuando vienen el cuarteto arbitral, se brinca las vallas y grita de todo en la puerta del camerino y todo lo qué pasa se nota en el segundo tiempo”, aseguró Barrantes.

El volante añadió: “Llega el árbitro (Allen Quirós) y le saca una tarjeta amarilla a Mariano (Torres) luego que comete dos faltas en el medio campo. Me le arrimo y a mí me dice; ‘no me digas nada porque te voy a sacar amarilla’. Es una situación muy complicada, porque no podemos decir nada, a nosotros nos gritan, nos amonestan. Ellos nunca dicen nada”, agregó.

Johan Venegas también se quejó: “No es posible que en nuestro fútbol pasen cosas como que Jafet y ciertos directivos lleguen en el medio tiempo a golpearle la puerta (al camerino) a los árbitros y les digan hasta de lo que se van a morir, muertos de hambre e insultarlos. Eso puede afectar las decisiones de ellos. Si no se corrige eso, nuestro fútbol seguirá siendo un chiste y va a ir en decadencia”.

Por su parte, el argentino Mariano Torres, quien fue expulsado por reclamar, indicó: “Aquí pasan cosas extrañas en el medio tiempo. No quiero decir más. Pregúnteles a los personeros de Unafut por qué pasan estas cosas”.

Respuesta herediana. Al terminar las consultas en zona mixta se le preguntó a Jafet por las acusaciones y este respondió: “En Saprissa son los que menos deben hablar de eso históricamente”.

Al repreguntarle los medios si es verdad que llega a atemorizar a los silbateros y gritarles en la puerta del camerino, el gerente respondió: "No tengo por qué decírtelo. Buenas noches”.

Al consultarle al guardameta Esteban Alvarado sobre la afirmación de los integrantes del cuadro morado, mencionó que no había visto a Jafet Soto en esas situaciones y no sabía de qué se quejaban los saprissistas.

“Yo he visto en el pasado cómo les han quitado partidos a otros equipos en el Estadio Ricardo Saprissa, no sé qué estarán hablando, pero de hoy no tengo conocimiento de eso. Sin entrar en polémicas me parece que las expulsiones estuvieron bien merecidas y hasta nos anulan un gol que era legítimo”, afirmó Alvarado.

Finalmente, el volante Rándall Azofeifa sentenció que la afirmación de los morados es muy delicada.

“Son situaciones que son muy delicadas. No sé qué tanto pueda condicionar algún grito de algún directivo a los árbitros. No sé si condicionó a los árbitros o al equipo rival. Es difícil porque de un tiempo para acá hemos decidido no referirnos tanto a los árbitros. Nosotros en algún momentos tuvimos afectación y condicionamientos en resultados en los partidos por el trabajo arbitral, por lo que tratamos de dedicarnos a jugar para no vernos afectados mentalmente en una discusión”, subrayó Azofeifa.