Por: José Pablo Alfaro Rojas 13 septiembre, 2015
Pantalla completa Reproducir
1 de 8

Los jugadores de Saprissa salieron sonrojados luego de caer esta noche en su propia casa ante Alajuelense.

En el camerino de la S reconocen que perdonaron en el primer tiempo y la Liga supo responder en el complemento.

"Perder un clásico duele muchísimo, no es justo para nosotros ni para la afición. Es muy doloroso, el primer tiempo fuimos muy superiores a ellos, en estos partidos no podes desaprovechar opciones y en el segundo entramos más pasivos", comentó el defensor Francisco Calvo.

El zaguero argentino Andrés Imperiale prefirió no poner excusas ante la derrota y aseguró sentirse dolido.

"Está más que claro, no hay que poner excusas y hacer autocrítica. Tenemos que pensar que falta mucho campeonato y esto nos duele mucho, pero hay que darle la vuelta a la página", añadió.

Por su parte, el mediocampista Néstor Monge explicó que el Monstruo salió bastante golpeado por la fiesta que había planeado su afición en La Cueva.

"Nos toca el orgullo, pero es fútbol y vamos a darle vuelta a la página y vamos a ir a ganar el miércoles ante el W Connection. No hay nada que reclamarnos entre nosotros, hicimos un gran juego, nos duele esas acciones que no aprovechamos", citó el morado.

Además, el artillero Daniel Colindres piensa que no pueden seguir con las fallas de definición frente al arco.

"No concretamos todas las jugadas claras que tuvimos en el marco y eso generó el traspié. Ahora nosotros tenemos que seguir por el camino del primer tiempo. Siempre duele perder un clásico, esto apenas comienza y nos toca ir desde abajo en la tabla", concluyó Colindres.