Daniel Jiménez. 6 mayo

Dejó la arena de lado para ponerse al servicio del país; patrulla a las orillas del río San Juan y la montaña fronteriza del lado de Sarapiquí, toda la trocha fronteriza, desde Isla Calero hasta conectar con boca de San Carlos.

Se trata del jugador de fútbol playa Thomas Cruz, de 28 años, de Puntarenas Junior. Sin duda alguna, este futbolista y miembro de la Fuerza Pública vive una experiencia diferente en tiempos del nuevo coronavirus.

Thomas Cruz, de Puntarenas Junior (izquierda), en un partido frente a Escazú Fútbol Playa. Foto: DT Comunicación
Thomas Cruz, de Puntarenas Junior (izquierda), en un partido frente a Escazú Fútbol Playa. Foto: DT Comunicación

Su trabajo es claro: tener monitoreada la zona junto a su equipo de trabajo. Está atento a cualquier movimiento en el río San Juan y se interna en la montaña en los denominados puntos ciegos. Las jornadas de trabajo van desde las 2 p. m. hasta las 2 a. m.

Cruz reconoció que no es sencillo el patrullaje y que en dicho sector su integridad física podría correr peligro en caso de que se topen con personas violentas. Sin embargo, la zona fronteriza está muy bien resguardada tanto por todos los cuerpo policiales de Costa Rica, según ha reiterado Michael Soto, ministro de Seguridad.

“En lo que he estado acá trabajando la situación por el lado de Sarapiquí está bastante controlada, no hemos tenido mayores contratiempos, se hace un trabajo en conjunto y nos cuidamos mucho por algún contagio”, destacó Cruz.

Para el futbolista, esta es una de las experiencias más destacadas en las que le ha tocado colaborar desde que forma parte de la Fuerza Pública.

Thomas Cruz, de 28 años, es miembro de la Fuerza Pública y monitorea la zona fronteriza. Foto: DT Comunicación
Thomas Cruz, de 28 años, es miembro de la Fuerza Pública y monitorea la zona fronteriza. Foto: DT Comunicación

“Tengo tres años de estar en servicio, siempre me gustó ser policía, soy de Puntarenas y al ver tanta inseguridad un día me dije que sería bueno aportar a la seguridad de la provincia. Al final decidí entrar y bueno... a lo largo de mi carrera he cosechado experiencias muy valiosas justo como la que estoy viviendo ahora mismo con mis compañeros”, indicó Cruz.

Respecto a su pasión por el fútbol playa, Cruz comentó que ingresó al equipo de Puntarenas Junior hace unas tres temporadas gracias a un amigo que lo invitó a jugar la disciplina.

“Entré a este deporte junto a una amistad, Kevin Umaña. Un día llegó y me dijo que fuera a ver fútbol playa, empecé a practicarlo y me enamoré de la disciplina. Debuté en el Proyecto Gol y he venido jugando con el equipo en los campeonatos de Primera División. La verdad que la disciplina me ha acogido muy bien y espero que cuando todo lo de la pandemia pase regresar a la acción”, sentenció.

Además de Cruz, otro de los protagonistas de la arena que se encuentra al servicio del país es el árbitro FIFA Luis Enrique Torres, quien es policía de Fuerza Pública y le ha tocado en las últimas semanas estar en el sector de Los Chiles cuidando la frontera.

“La labor es detectar personas que intentan ingresar indocumentadas al país, ya que nuestros vecinos del norte no están prestando el debido protocolo con esta enfermedad y las personas que ingresan pueden estar contagiadas y llegar a infectar gran parte de nuestra población", dijo Torres.

El silbatero detalló que entre las funciones que realiza están hacer retenes en carreteras, patrullajes a pie y se recibe apoyo aéreo para ubicar gente escondida y así poder interceptarlos.

La zona fronteriza tiene una extensión de unos 300 kilómetros.

Aún varado. En cuanto al deporte, el torneo de Primera División llevaba dos fechas antes de suspenderse mientras que el femenino y alto rendimiento masculino apenas habían disputado una jornada.

El Comité Director de la Liga de Fútbol Playa se mantiene a la espera de la actualización de medidas que emitiría el gobierno la próxima semana, ya que por el momento las playas se encuentran cerradas, así como la cancha del Proyecto Gol, en San Rafael de Alajuela.

Thomas Cruz, de Puntarenas Junior (derecha), en un partido frente a Punta Leona. Foto: DT Comunicación
Thomas Cruz, de Puntarenas Junior (derecha), en un partido frente a Punta Leona. Foto: DT Comunicación

El Comité trabaja en el protocolo a seguir para poder iniciar en el momento en que el ministro de Salud, Daniel Salas, brinde el aval. Se espera para la próxima semana sea presentado a las autoridades.

A partir de esto, la Liga tomará decisiones para replantear los calendarios, pues la intención es volver a la competencia bajo estrictas medidas sanitarias.

En este momento, de los 12 clubes de Primera División, seis son de zona costera (Punta Leona, Coopecaja PFC, Puntarenas Junior, Matapalo, Sámara ADG y Yunis Limón ) y seis de la capital (SF Macoy Alajuelita, Dimas Escazú, Escazú Fútbol Playa, Goicoechea, Leones Indomables y Valencia Beach Soccer).

Los jugadores se mantienen entrenando en casa de manera virtual, incluso la Liga de Fútbol Playa a través del preparador físico Alejandro Villalobos aportó un plan de entrenamiento físico y técnico para que los futbolistas mantengan la forma. También equipos como Escazú Fútbol Playa hacen entrenamientos virtuales e invitan a varios equipos a hacerlo en conjunto.

Por otro lado, clubes como SF Macoy Alajuelita, Sámara y Matapalo se han dado la tarea de ayudar en sus comunidades con campañas de recolección de alimentos para las familias afectadas por la covid-19.