Steven Oviedo. 28 noviembre
Saprissa festejó su título de campeón de Liga Concacaf. FOTO: ORLANDO SIERRA / AFP.
Saprissa festejó su título de campeón de Liga Concacaf. FOTO: ORLANDO SIERRA / AFP.

Juan Carlos Rojas, presidente del Saprissa, no esconde su alegría por ganar la Liga Concacaf. Afirma que el equipo viene en alzada para alcanzar otros objetivos, como por ejemplo el título nacional.

¿Cómo toma su primer título internacional con Saprissa?

Sumamente motivado, muy contento, muy ilusionado. La verdad que fue un torneo duro, con cinco series de muerte súbita contra equipos de primer nivel, incluyendo una semifinal histórica contra el Olimpia que no dejó con gran ilusión y cerrar en un estadio durísimo, en un ambiente pesado. Haber pasado cada una de esas etapas en medio del torneo nacional, me llena de gran orgullo por el carácter presentado por estos jugadores.

¿Qué tanto sufrió el partido?

Desde que llegué a Honduras, el mismo martes, había un gran ambiente en Honduras, solo se hablaba de ese partido. Yo creo que había mucho optimismo del lado de la afición y de la prensa del Motagua, las entradas se habían vendido todas. Se sabía que nos íbamos a enfrentar a un gran rival y un gran ambiente hostil.

“Cuando empezó el partido, la verdad vi una gran personalidad del equipo. Me sorprendió el extraordinario manejo que le pudimos dar porque tuvimos más posesión y oportunidades. Fue un partido que manejamos y pudimos haber ganado. En el segundo tiempo, Motagua se va más agresivo y fue de ida y vuelta. En los goles que fallamos se agarraba uno la cabeza porque sabíamos que se liquidaba la serie, pero la pelota pegaba en el poste y no entraba. Fue sumamente intenso, del palco bajamos cinco minutos antes del tiempo reglamentario y lo vivimos detrás del marco de Saprissa, prácticamente en la cancha.

¿Querían defender entre todos esos últimos minutos?

Así es, aunque manejamos muy bien todo el partido y creo que merecíamos no solo el empate, sino ganar, pero claro que en los últimos minutos el Motagua se vino con todo y estábamos ahí atrás viendo el gol que se anuló, los cabezazos que pasaron cerca. Fue muy emotivo y muy tenso, el pitazo final significó un alivio por haber sacado un torneo muy peleado que llena de mucha felicidad a la afición. Muy merecido para los jugadores que se han repuesto de la adversidad y el primer título como técnico para Wálter llena de confianza y credibilidad el proyecto que se está haciendo.

¿Cómo lo vivió Wálter Centeno?

Wálter a veces no exterioriza tanto, creo que él estaba muy contento y satisfecho, pero muy sereno. Él dice que la felicidad de él es ver a la afición feliz y creo que así nos sentimos todos. Uno lo celebra por uno, pero especialmente porque uno sabe la alegría que esto significa para la afición. A mí me alegra por Wálter que ha sido muy cuestionado y esto viene a respaldar las decisiones que se han tomado y también el proyecto que empieza Wálter.

¿Qué tanto necesitaba Wálter Centeno este título?

Sí es importante, aunque nosotros en la dirigencia tenemos claro que esto es un proyecto a mediano plazo, Wálter cuenta con todo nuestro apoyo a pesar de los momentos durísimos, de los chaparrones que se vinieron. Parte importante de nuestro trabajo es mantener la cabeza fría y Wálter cuenta con el respaldo, pero este tipo de resultados da credibilidad. Facilita el que todo el mundo empiece a creer todavía más en el proyecto y esa credibilidad se convierte en un círculo virtuoso que ayuda a la evolución del proceso.

¿Luego de las derrotas ante Alajuelense (5-2) y Herediano (4-0) ustedes hablaron con Centeno?

Primero que para todas las personas en temas personales y profesionales la experiencia es importante. Uno aprende de los errores, uno madura. Yo como presidente he madurado mucho, he pasado por momentos durísimos que me han ayudado a tener un mejor criterio. Hoy la dirigencia del Saprissa es muy diferente a la de hace cinco años, esa experiencia acumulada hace que en momentos duros tratemos de analizar el fondo y no dejarnos llevar por el torbellino mediático y las presiones. A lo mejor en otro momento hubiéramos actuado con el hígado y no hubiera sido la decisión correcta, nosotros ahora tenemos esa madurez.

“Yo creo que Wálter al haber vivido esos momentos duros hacen que vaya siendo un mejor entrenador y creo que lo estamos viendo. Ya Wálter vivió una final, que pese a que no perdió ninguno de los dos partidos, se perdió la serie. Todo eso hace que hoy Wálter sea un mejor entrenador y si le seguimos dando ese respaldo, va a seguir creciendo; él apenas está en sus etapas iniciales y ya ganó un título internacional, eso da credibilidad.

¿Qué tan fuerte ve a Saprissa para pelear por el campeonato nacional?

Yo creo que Saprissa está en un buen momento, viene en alzada. Después de los resultados negativos, en los partidos que ha jugado el equipo titular estamos invictos y tenemos un porcentaje de rendimiento alto, Saprissa viene en alzada y nos toma en un buen momento. Esa motivación ayuda, pero tampoco es garantía, los otros tres equipos semifinalistas tienen sus méritos y el partido del domingo (ante Herediano) no va a ser nada fácil. Más allá de la alegría de haber ganado la copa de Concacaf, tenemos que dejar eso atrás e ir a luchar el domingo, hay que volverlo a demostrar.