Por: Fanny Tayver Marín.   8 septiembre
José Miguel Cubero está listo para jugar. Fotografía: José Cordero

José Miguel Cubero ya siente la necesidad de volver a tener contacto con la afición de Alajuelense desde adentro de la cancha.

El contención que también puede actuar como defensa central aún no ha jugado en este Apertura 2018.

Una lesión le impidió hacer la pretemporada y tras obtener el alta médica, tenía que ponerse a tono con sus demás compañeros.

Ver más!

Cubero había ido a Limón, como suplente y no jugó.

Previo al partido contra Santos, en una práctica sufrió un golpe en el talón, en una acción con un compañero, que lo hizo perderse ese partido y como prevención, Luis Diego Arnáez optó por no convocarlo para el clásico ante Saprissa.

Fue parte de la delegación rojinegra que se trasladó a San Carlos para el partido del miércoles contra los Toros del Norte y estuvo en la suplencia, sin tener minutos.

“El partido se complica y que entre un contención perdiendo es difícil. Vamos a trabajar, contra Heredia es un partido que todos quieren jugar, más en mi caso, nada personal ni nada, para que no se malentienda, pero tenemos la obligación de sumar de a tres porque ya Saprissa nos volvió a sacar cuatro puntos de ventaja y a la fecha 8 los equipos van tomando un poco más de distancia y no podemos dejar los primeros puestos”, expresó Cubero.

De la nómina de la Liga, no sería el único jugador con pasado florense con chance de sudar la camisa rojinegra, porque también se encuentra Allan Miranda, el zaguero que el miércoles sustituyó a Kenner Gutiérrez.

Mientras que Herediano presenta hombres que tiempo atrás fueron parte de la Liga, como Yendrick Ruiz y José Guillermo Ortiz.

“Ojalá podamos jugar Miranda, mi persona y ojalá que Ortiz tenga sus minutos, pero cada uno va a defender los colores que nos tocan. Ortiz tiene muchos amigos en el camerino acá, con Porfirio (López) se lleva bien, igual que con Kenner, (Jonathan) McDonald y (José) Salvatierra, porque fueron muchos años acá”, indicó Cubero.

Pero reitera que desde el pitazo inicial y hasta que termine el encuentro, cada quien estará en lo suyo.

Jugando con la Liga, Cubero no sabe lo que es perder contra Herediano. En los enfrentamientos del torneo pasado en la fase regular, Alajuelense se dejó la victoria en el Morera Soto (1-0) y empató en el Rosabal Cordero (1-1).

Mientras que en la cuadrangular, los rojinegros ganaron en el Nacional (1-0) y también se impusieron en la casa rojiamarilla (2-3).

“Las estadísticas con respecto al último torneo nos favorecen a nosotros. Eso no quiere decir que va a ser de esa forma, pero sí les encontramos las fortalezas que ellos tenían y se las controlamos muy bien. Nosotros tenemos la obligación de sumar de a tres”, citó Cubero.

Y agregó: “Creo que es un Heredia muy diferente al torneo pasado, por las condiciones o las características que el entrenador (Jaime de la Pava) ha venido implantado, tienen algunos jugadores que están en la Selección, que han sido determinantes dentro del esquema que utiliza el cuerpo técnico de ellos, pero aún así viene sacando los partidos”.

De cara a este juego, el contención manudo tiene buenas expectativas.

“A Herediano no lo veo tan ofensivo o tan fuerte como era en el torneo anterior, nosotros venimos agarrando más la confianza, la idea del cuerpo técnico, hemos cambiado en algunos partidos de sistema y nos ha ido bien”, reseñó.

Cubero destaca que físicamente siempre se ha considerado una persona a la que no le cuesta tanto volver tras una lesión, pero si tenía claro que debía respetar el trabajo de los compañeros y que el cuerpo técnico siempre es el que decide.

“Lo del tiempo, la experiencia le va dando a uno eso, tener un poco de paciencia que hay que entender que en algunos momentos no va a ser uno el que va a estar ahí, o el protagonista, pero van a venir los momentos para mí y tengo que estar preparado”, subrayó.

Por eso, en el día a día trata de volver a ganarse el derecho de jugar.

“Tengo que entrenar bien, cuidarme bien, ser muy disciplinado y en eso me considero que tengo las condiciones, solo esperar la oportunidad y si no, seguir apoyando a los compañeros. En algunos momentos hay que cumplir roles diferentes, cuando estás de titular, en el banquillo, o lesionado inclusive, que podés seguir aportando algo en beneficio del equipo”, acotó Cubero.