Fútbol Nacional

La esencia de Jorge Luis Pinto queda plasmada en estos tres capítulos de su libro elegidos por él entre sus favoritos

Con la autorización del técnico colombiano, ‘La Nación’ reproduce textualmente tres conceptos claves en la vida de Pinto como entrenador y que expuso en su publicación “Táctica y estrategia de los mundiales”: defensa zonal con línea de cinco, los equipos cortos y los equipos largos

En su libro ‘Táctica y Estrategia de los Mundiales’, el técnico Jorge Luis Pinto expone la esencia táctica del fútbol desde su óptica y explica detalladamente conceptos clave, que al mismo tiempo acompaña con imágenes inéditas captadas por éldurante ocho campeonatos mundiales

Si bien, Pinto presenta 32 fundamentos defensivos y 28 ofensivos en las 280 páginas que elaboró a lo largo de 24 años, el cafetero eligió tres de sus capítulos favoritos y autorizó a La Nación a publicarlos completos y tal cual salen en su reciente publicación: defensa zonal con línea de cinco, los equipos cortos y los equipos largos.

También se reproducen de forma integra las fotografías que ejemplifican a detalle los aspectos cruciales que detectó y se aplican en el fútbol moderno a nivel internacional.

Sin duda alguna que el manejo defensivo que utilizó con Costa Rica en el Mundial de Brasil 2014 tiene un espacio imborrable para el entrenador y, por ende, narra cuidadosamente cómo se aplica y la forma correcta en la que debe funcionar.

A continuación presentamos estos extractos del libro, que se puede adquirir en la Librería Internacional:

Defensa zonal con línea de cinco

Es un posicionamiento y comportamiento defensivo que se respalda en todos los gestos técnico tácticos del posicionamiento zonal, con mejor reducción de espacio, y más cortos respaldados entre sus hombres; facilita mayores y más quiebres adelante y atrás, más seguridad en referencia de contrarios, un espacio adelantado mejor dispuesto, mejores apoyos por zona media y en costados, un mejor cierre de espacio de ataque del contrario.

Su posicionamiento colectivo permite construir un muro de seguridad defensiva. Sus movimientos colectivos de achicar, agrandar, quiebres, traslados corresponden a los fundamentos del posicionamiento zonal.

Sus características principales son quiebres largos frontales y en costado, los que se pueden dar hasta el medio campo. La reducción de espacios frontales para evitar callejones o que se filtren balones por entre sus hombres, se reduce al extremo, permite una referencia de adversarios en todo el frente de ataque, superioridad numérica en cruces de balones y hombres suficientes para tomar adversarios que tienen presencia en área.

Los movimientos de traslado en el espacio horizontal se reducen al máximo, beneficio en el aspecto físico y en poder llegar al balón primero que el adversario.

En la funcionalidad ofensiva con el balón y sin él, facilita y es exigencia del comportamiento táctico que sus laterales aporten desdoble constante y ataque con riesgo por ensanche o aparición de estos. En salidas jugando genera una superioridad con centrales y laterales, difícil de controlar para el adversario. Los doblajes defensivos especialmente en costado o en zona central se facilitan, así como los cierres, respaldos y coberturas defensivas. La línea de cinco en contra de las apreciaciones que se dan, no es para jugar metidos o atrás, cerca del área propia; por el contrario, facilita y permite poder jugar adelantados, llena mejor los espacios frontales, dificulta el juego en profundidad, como el de filtrar balones, permite igualmente relevos y coberturas muy rápidos, los que se hacen muy cortos en todos los sentidos. No es bueno para un equipo que maneje línea de cinco que se posiciones muy atrás, pues ubicar cinco hombres en un espacio lineal horizontal, hace largo y distante el espacio con el arco contrario, que dificultaría desdobles y llegadas a la portería del rival en acciones ofensivas.

La línea de cinco también se puede dar por funcionalidad defensiva con la metida entre centrales o entre laterales y centrales de uno de los mediocampistas que infiltra en esta, en acciones de ataque por el costado, para encontrar mejor respaldo en posibles cruces o para remplazar centrales que manejan relevos en apoyo a sus laterales.

Mundial: Rusia 2018.

Partido: Inglaterra vs. Croacia.

Inglaterra en un posicionamiento defensivo y con líneas adelantadas, realiza una defensa zonal de cinco. Su lateral derecho Trippier, su lateral izquierdo Young y sus tres centrales Walker, Stones y Maguire, quienes manejan intención de juego sobre el jugador croata que posee el balón, de gran respaldo y buena relación de espacio entre sus jugadores, esperan el accionar de Croacia.

El excelente perfilado defensivo facilita la intención de juego, el agrande o el achique colectivo, así como su traslado o basculación.

Mundial: Brasil 2014.

Partido: Costa Rica vs. Inglaterra.

Costa Rica, en posición defensiva, adelanta líneas e intenta presionar a Inglaterra en su campo. Arma un bloque defensivo con base en su defensa zonal de cinco integrada por Díaz como lateral izquierdo, Gamboa como lateral derecho y sus tres centrales Miller, González y Duarte, quienes apoyan a sus mediocampistas, manejan intención de juego y perfilado defensivo, llenan espacio y se respaldan entre sí.

Mundial: Brasil 2014.

Partido: Costa Rica vs. Italia.

Costa Rica, en acción defensiva ante el ataque del equipo italiano, posiciona su defensa zonal con línea de cinco. Gamboa como lateral derecho; Duarte, González y Umaña, como centrales; y Díaz como lateral izquierdo, quienes reducen espacios y manejan un cierre defensivo ante el intento de quiebre de Umaña sobre el balón. Excelente manejo de perfiles de juego y respaldo entre sí ante el ataque, por medio, de Italia.

Equipos cortos

El fútbol de hoy exige equipos cortos en defensa y ataque, la reducción de espacios y el respaldo entre líneas. Los apoyos para la colectividad y creación, son fundamentos de gran productividad en el juego y se generan fácilmente con este posicionamiento táctico colectivo.

Equipos en que los jugadores de su colectividad, ya sean sus líneas de juego o indistintamente, se posicionan en un espacio corto en relación con el balón y con el campo, permiten alternativas de juego y apoyos ofensivos y defensivos.

Si es en defensa, reducen el espacio de maniobra del contrario, facilitan realizar mejores relevos y respaldos oportunos. Se construyen mejor los bloqueos defensivos y se ejerce mejor presión directa o adelantada. En ataque, facilita colectividad, apoyos en el manejo del balón, favorece el juego corto y un accionar rápido de asociación y de progresión, así como el juego de posición en la zona.

El concepto de creación colectiva o posesión de balón es más fácil y práctico en los equipos cortos, así como el accionar ofensivo contra bloques defensivos. Favorece adelantar líneas y mantenerlas. El avance simultáneo junto con al balón, en ataque como en defensa, es determinante en la búsqueda de mantener siempre el control del juego. En el manejo del espacio se llena mejor, especialmente en equipos que juegan con comportamientos zonales, que es de beneficio táctico. Por consiguiente, los achiques, agrandes, traslados o basculaciones y relevos son de mejor ejecución en estos equipos.

Su posicionamiento requiere de mayor concentración por el riesgo que presenta en ciertos momentos del juego, es posible perder el espacio en la espalda, especialmente con equipos de transiciones rápidas.

Los equipos cortos facilitan las transiciones ataque-defensa y defensa-ataque por el posicionamiento zonal de juego. El manejo de espacio y los respaldos entre hombres y líneas de juego será clave para tener equipos de gran nivel competitivo, así como economía en el desgaste físico.

No todos los posicionamientos tácticos permiten construir equipos cortos. Quienes realizan marcaciones individuales dificultan, de cierta manera, esta forma de juego.

El éxito de Alemania en el Mundial de Brasil 2014, a pesar del desgaste clima, fue haber construido un equipo corto en defensa y ataque.

Mundial: Rusia 2018.

Partido: Argentina vs. Francia.

Argentina en accionar ofensivo, se posiciona en bloque, con sus jugadores en campo contrario, en un espacio corto en lo vertical, amplio en lo horizontal, en el que encuentra apoyos ofensivos especialmente en la zona de juego con Mercado y Pavón que ensanchan; Messi que busca por dentro, Rojo, Mascherano y Banega en apoyo, Tagliafico y Di María que ensanchan por zona contraria de juego; Agüero que se mueve cerda dek área contraria, creando alternativas de juego para Otamendi, que controla el balón. El equipo argentino genera múltiples posibilidades en un espacio reducido y sus líneas de juego muy cercanos con lo que puede colectivizar fácilmente.

Mundial: Rusia 2018.

Partido: Bélgica vs. Francia.

Bélgica que busca atacar al equipo francés, replegando en su campo, se posiciona muy en corto con todas sus líneas en intenta colectivizar. Maneja circulación con Kompany, que se asocia con Alderweireld; ubica a sus mediocampistas Fellaini, Hazard y Dembelé cerca; y a sus hombres ofensivos Lukaku y De Bruyne por delante en zona de ataque; así como a Chadli, por derecha, y a Witsel, por izquierda, que ensanchan el campo de juego en un espacio corto, pero con múltiples alternativas de apoyo.

A pesar del poco espacio, tener posibilidades cerca para generar juego es virtu del fútbol asociado o colectivo.

Mundial: Brasil 2014.

Partido: Alemania vs. Argentina.

Alemania, en la final del Mundial, en su intención de atacar a Argentina, que se repliega al último cuarto del campo de juego, ubica a todos sus jugadores en el terreno contrario, manejando un posicionamiento corto entre sus jugadores y sus líneas. Una defensa adelantada de Hummels, que controla, y es apoyado por Schweinsteiger, Boateng y Höwedes, con Lahm que ensancha; sus mediocampistas Kroos, Kramer y Özil, a espalda de mediocampistas contrarios, y sus atacantes Klose y Müller, por el medio, sobre la defensa contraria, intentan un fútbol colectivo y de asociación para romper el bloqueo defensivo argentino.

El fútbol corto y en pared solo se construye con equipos cortos en ataque.

- Equipos largos

Todos los posicionamientos tácticos de juego permiten crear espacios de diferentes formas y facilitan construir equipos largos o cortos, ya sea por el accionar defensivo u ofensivo.

El comportamiento táctico defensivo con marcación al hombre o mixta y los variados movimientos de marca para quienes la realizan, así como quienes son marcados, obliga a realizar movimientos horizontales o verticales con la intención de encontrar juego o distraer el accionar. Típico concepto del arrastre de marcas. Su accionar sobre el poseedor del balón, o quien recupera, que en muchas oportunidades no está cerca a la posición de algunos de sus compañeros y otros que quedan en posiciones distantes o apartadas a la zona de juego, hace que a algunos jugadores se les dificulte apoyar el reinicio del juego.

De allí que las marcaciones al hombre, a diferencia de las zonales, llevan a promover equipos largos. Los posicionamientos zonales permiten estar más juntos o cerca de la zona de juego, ya sea para comportamientos de marcación o en el reinicio de juego. Los movimientos de achique, agrande o traslado no tienen fácil ejecución en las marcaciones hombre a hombre, pues esta referencia más a jugadores contrarios que al balón y no al manejo del espacio, especialmente en el sentido vertical. Se mantienen espacios entre líneas muy distantes, lo que dificulta tener apoyos ofensivos. Los comportamientos zonales permiten construir más equipos cortos y, por lo tanto, mejores reinicios de juego después de la recuperación por el posicionamiento de hombres en la zona.

Los equipos largos generan espacios muy amplios entre líneas, esto dificulta construir bloques cortos, respaldados en defensa o apoyos para tener acciones colectivas con el balón. Prueba de ello es el posicionamiento del defensa líbero, que jugaba muy distante de la zona de juego. Estos posicionamientos de marcación al hombre exigen mayores distancias y normalmente, para algunos jugadores, sea en defensa o ataque, permanecen distantes del balón, pues el espacio de juego es utilizado por unos y otros en el sentido vertical y también en el horizontal.

Los equipos largos hacen difícil el juego elaborado, de asociación y de posición; no así los equipos que ejercen comportamientos de marcación zonal, que manejan menores espacios y algunos jugadores permanecen más cerca de la posición del balón.

Mundial: Italia 1990.

Partido: Argentina vs. Italia.

Argentina e Italia se enfrentan bajo conceptos tácticos similares en defensa. Realizan marcación al hombre por todo el campo de juego. Argentina con un equipo largo que genera espacios entre sus líneas. Simón, como líbero, está distante de sus atacantes Maradona y Caniggia. De igual forma, al perseguir jugadores en el frente de ataque Ruggeri, Serrizuela, Olarticoechea y Calderón, que marcan a sus correspondientes adversarios, otorgan espacios en su propio frente de ataque. Estos comportamientos tácticos llevan a crear grandes distancias en el espacio vertical y horizontal que dificultan el reinicio del juego. En Italia, muchos de sus jugadores ofensivos al descomponer la marcación individual del rival, ejecutan movimientos distantes a la posición del balón que llevan a promover el posicionamiento de equipo largo.

Cristian Brenes

Cristian Brenes

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Bachiller en Periodismo en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre el Cartaginés.