Fanny Tayver Marín.   9 diciembre, 2018
En la tanda de penales, Freddy Álvarez pegó su disparo en el poste y Leonel Moreira le desvió la ejecución a Jonathan McDonald . Foto: Rafael Pacheco

Casi hora y media después de que Herediano accedió a la gran final del Apertura 2018 contra Saprissa por ser más efectivo en la tanda de penales, Jonathan McDonald salió del camerino rojinegro.

El atacante dijo que le duele en el alma ver que Liga Deportiva Alajuelense estuviera tan cerca de dar un paso importante para quitarse de encima esa sequía de títulos que arrastra desde el Invierno 2013.

“Yo creo que en este país no hay otra persona que lo esté sufriendo más que yo; amo a este equipo, soy un aficionado que tuvo la gracia y la dicha de poder jugar con la camisa que siente, que ama, que ha amado toda la vida y, bueno, lo sufro como aficionado y lo sufro como jugador, así que toca asimilarlo, irse para la casa, sufrirlo, bajarlo, llorarlo para sacar todo esto y volver. Es poco el tiempo que hay”, manifestó el goleador erizo.

Pese a que fue quien abrió la cuenta este domingo en un Morera Soto abarrotado de aficionados rojinegros, con un tanto que de momento ponía el 2-2 en la serie, también fue el segundo manudo en fallar en la ruleta rusa, luego de que ya lo había hecho Freddy Álvarez.

Y con eso, algunos lo tildan como el villano, o como el hombre que no responde en partidos trascendentales.

Lo que Mac asegura es que en una definición por penales, después de 120 minutos, cualquier cosa puede pasar.

“Hay que aguantar burlas, chotas, críticas. Así somos los ticos: hace quince días éramos los mejores de todo el mundo y ahora me imagino que nos están catalogando como los peores, pero siempre lo hemos dicho, no somos los mejores cuando ganamos, ni los peores cuando perdemos y hay que tener los pies sobre la tierra”, citó.

Además, apuntó: “Hicimos un muy buen año, un muy buen semestre. Teníamos rato de no pelear una final, el partido fue bueno. ¿Por qué la ruleta? Tuvimos opciones antes en los 120 minutos para anotar una más, no la supimos capitalizar y llegamos a los penales. Y si el fútbol no es justo durante los 120 minutos, o en los 90, menos en lo penales, que es una moneda en el aire y cualquier cosa puede pasar”.

El atacante dice que cada integrante del equipo se debe ir a su casa a recapacitar, hacer un autoanálisis, un autoexamen y definir en qué tiene que mejorar, qué le faltó y qué hizo bien.

“Tampoco nos tenemos que autodestruir sabiendo que las cosas salieron bien, no como queríamos, pero fue un buen torneo para nosotros".

Y agregó: “Todo mundo sabe que yo amo a este equipo, yo lo amo y soy un aficionado dentro del terreno de juego y cuando las piernas no dan, el sentimiento aparece y ahí es donde bajo y defiendo y subo y ataco, aguanto, lo que tenga que hacer por amor a este equipo y por eso digo que a nadie le duele más que a mí”.

También dijo que todas las personas reaccionan diferente ante las situaciones.

“Unos tal vez son un poco más fríos, no sé, pero el sentimiento liguista de toda mi vida es que yo amo a este equipo, no me he ido porque no los quiero dejar sin nada. Si no, hace dos años me hubiera ido. Decidí estar acá, decidí ponerme esta camisa, decidí seguir aquí, así que toca aguantar la presión y listo, esto no acaba acá y no me determina el fallar un penal, el quedar fuera de la final, eso no determina el semestre o el año que he hecho y no lo voy a echar a perder por un penal”.

¿A qué se refiere el atacante cuando dice que no quiso dejar sin nada a la Liga?

“Yo le pude decir a la Liga me voy y ya, sin pagar cláusula de rescisión, sin pagar nada, o que agarren lo que toca, lo que quede y no fue así. Yo quiero dejarles algo, no estábamos pasando un buen momento financiero y yo dije que no podía ser egoísta. Me han dado mucho, me han dado de comer por unos seis años y jamás los voy a dejar abandonados en la parte deportiva ni en lo económico”, respondió McDonald.

‘No me quiero ir sin ser campeón otra vez con la Liga’

El goleador de Alajuelense no quiso decir si ha llegado alguna nueva oferta por él o si algún equipo extranjero se ha mostrado interesado en sus servicios, pues considera que no es el momento de hablar de eso.

Sin embargo, dejó entrever que su prioridad es mantenerse en el equipo que el próximo 18 de junio cumplirá 100 años de fundación.

“No sé, yo me quiero quedar, no me quiero ir sin ser campeón otra vez con la Liga, siempre pongo a la institución primero antes que lo personal y no va a ser la excepción, tengo que pensar muy bien lo que quiero para mi futuro. Mi futuro es la Liga ahorita, amo a este equipo y se lo he dicho al presidente. Yo por mí no me iría nunca de este equipo”, reseñó Mac.

Del archivo:

Ver más!

Dijo que lógicamente depende de su rendimiento y la decisión que tome la dirigencia rojinegra, “pero no me quisiera ir sin antes salir campeón con este equipo”, reiteró.

“No es el momento para hablar de ofertas, no es el momento de hablar de interés. El futuro no me estresa, es algo que no se puede controlar, lo que me ocupa y me preocupa es el presente y el presente es que quedamos fuera y hay que asimilarlo”, finalizó el hombre que marcó 14 goles en este torneo.