Juan Diego Villarreal. 1 agosto

¿Qué análisis hace de la derrota?

Al inicio fue mejor el rival, provocó errores nuestros y tuvo buena contra. El equipo no se apoyó en los fundamentos tácticos. No buscó pases entre líneas, naufragamos esos minutos. En el segundo tiempo fue mejor el Santos. Los cambios permitieron cambiar el ritmo de juego. El penal nos hubiera ayudado mucho. No decaímos y generamos algunas opciones importantes. La ansiedad nos mató. El grupo trató de remontar, pero ahora nos queda otro partido.

Johnny Chaves, DT de Santos, durante el juego de esta noche en el Estadio Nacional. Fotografía: John Durán
Johnny Chaves, DT de Santos, durante el juego de esta noche en el Estadio Nacional. Fotografía: John Durán

¿Cómo motivar al equipo para remontar?

La charla técnica fue mucho de eso. Nosotros los tenemos bien analizados, ellos también. A ellos les funcionó el plan porque nosotros dejamos de hacer lo nuestro. A algunos jugadores les faltó pasión, esto no se gana solo con talento, olvídense.

¿Cómo analizó al rival? ¿Lo sorprendió?

Hoy plantearon un buen equipo y nosotros también. El problema nació en la circulación. Nosotros estábamos atacando, pero la defensa nuestra no atacó el balón, igual en el segundo tanto. El equipo sabe que cuando pierde el balón tiene que ir a presionar para evitar la contra. En el segundo tiempo se cambió el sistema.

¿Cómo ve la vuelta en Jamaica?

Bien, va a ser un juego parecido a este con mucha contra de ellos. Tenemos que tomar la iniciativa. Queremos seguir atacando por las bandas. Tenemos que buscar el uno contra uno, buenas combinaciones, el segundo balón será clave. No hay que dejar que el tiempo avance sin goles.

¿Qué análisis hace del juego ante Herediano del próximo sábado?

Hay que jugar un partido ante Herediano, es un partido para lucirse, si sacamos un buen resultado podemos ir con la motivación alta. Es un partido bonito, es un juego con un rival que no se va a encerrar y va a buscar el juego.

¿Cómo digerir este golpe?

Hay golpes duros que o lo hacen mejor o lo hunden. Las experiencias negativas son en las que más se aprende. Ahora es ver lo positivo.

¿Fue exceso de confianza?

De ninguno, en los primeros minutos no nos salió el plan, no lo ejecutamos y el oponente sí lo aprovechó. No fue que estábamos confiados o relajados. Uno prepara el juego, pero los primeros 20 minutos ellos son mejores, hacen la ventaja y la cuidan. No fue exceso de confianza.