Juan Diego Villarreal, Steven Oviedo. 27 enero
Johan Venegas ante la marca de Dennis Castillo en el duelo entre Saprissa y Pérez Zeledón. En la foto: Foto: Albert Marín.
Johan Venegas ante la marca de Dennis Castillo en el duelo entre Saprissa y Pérez Zeledón. En la foto: Foto: Albert Marín.

El delantero Johan Venegas estuvo en boca de todo el saprissismo al finalizar la temporada anterior; su continuidad no estaba definida y después de muchas negociaciones se quedó en el club, pero su regreso a las canchas con la camiseta morada fue inusual.

Venegas tuvo un gran partido contra el Municipal Pérez Zeledón, en el que sus movimientos fueron importantes, logró generar peligro y estuvo al nivel que acostumbró a los tibaseños.

Inclusive, Venegas propició el segundo gol de los morados a los 35 minutos, con un remate de cabeza que desvió el argentino Pablo Azcurra y terminó siendo autogol.

Hasta ese momento todo iba bien para Venegas, pero en el arranque de la segunda parte no pudo definir una opción clara de gol frente al portero Bryan Segura.

En el cierre del compromiso, Venegas desaprovechó la oportunidad de marcar su primer gol del torneo, cuando el guardameta Segura le detuvo un lanzamiento desde el punto de penal, que significaba el cuarto tanto morado.

“Está comenzando el torneo, vamos de menos a más y cada día que pase queremos mostrar una mejor cara. Muy contento y agradecido con Dios, lastimosamente ese penal, uno nunca quiere fallar, pero hay que darle el mérito al portero. Me siento muy orgulloso de volver a vestir la camiseta morada”, detalló Venegas.

A diferencia del torneo pasado, Venegas fue colocado ante los generaleños por un costado y el rol de centro delantero lo ejerció Jairo Arrieta.

“Por el posicionamiento táctico de hoy tenía un rol diferente al que desempeñé el torneo pasado. Siempre quiero jugar en punta, pero en este momento es lo que necesita el equipo”, comentó Venegas.

El atacante morado levantó la voz por el horario en el que se programó el partido entre generaleños y morados, pues considera que no le hace bien a los futbolistas jugar a la 1:30 p. m. en una cancha sintética.

“Hago un llamado a las autoridades que ponen los horarios, es inhumano poner un partido a esta hora con estas condiciones de gramilla sintética y son los jugadores los que sufren. Pongan los horarios cuando el jugador pueda rendir”, finalizó el atacante.