Con marcados altibajos, Venegas está a la sombra de Colindres y en un club que puede llevarlo a las nubes o hundirlo, a cinco meses de Rusia

Por: José Pablo Alfaro Rojas 22 enero

En cuestión de dos años, Johan Venegas transformó su modesta carrera en la de un futbolista apetecido por los equipos grandes y con opciones reales de asistir a un Mundial mayor.

Hoy, Óscar Ramírez lo considera un fijo, pese a los altibajos marcados en su desempeño.

Venegas relanzó su carrera en el 2012, cuando firmó con Puntarenas, después de ser destituido del Santos de Guápiles por bajo rendimiento.

Johan Venegas fue titular ante el Santos de Guápiles, pero no pesó. Fotografía: José Cordero
Johan Venegas fue titular ante el Santos de Guápiles, pero no pesó. Fotografía: José Cordero

A petición de Óscar Ramírez fue firmado por los manudos el año siguiente. Se afianzó hasta convertirse en referente, luego brincó a la MLS y a la Sele.

Con un discurso aferrado a la fe y fragmentos bíblicos frecuentes en sus intervenciones, Venegas se sostiene en la Nacional, aún con cuestionamientos cada vez más pesados de un sector del aficionado y la prensa, que lo percibe muy lejos del nivel de un mundialista.

En el 2018, seis años después de aquel silencioso fichaje con el Puerto, Venegas necesita revalidar su juego, retomar el rumbo y darle razones a Machillo para que mantenga la confianza ciega que le ha tenido, pese a su irregularidad.

El destino para conseguir este retorno, a solo cinco meses de Rusia, lo hace vivir una realidad con dos frentes: Saprissa lo puede subir hasta el cielo o hundir en la lona, con la difícil circunstancia de que el camino definirá si se sube al avión o se queda en casa.

"Yo he tenido compañeros que me dicen que ni con la Sele se vive la presión que conlleva estar en Saprissa”, afirmó el asistente morado Víctor Cordero, quizás excusando el hasta ahora bajo desempeño de su pupilo.

El jugador fue recibido con bombos y platillos en la S, pero después de cinco jornadas de torneo sus actuaciones son apenas regulares, lejanas al protagonismo de otras figuras, como Daniel Colindres.

Cordero argumenta que la presión puede ser un factor en contra para Venegas, quien necesita acomodarse lo más rápido posible y rendir.

Johan Venegas intenta conducir la pelota, ante la marca de Isco, en el fogueo que disputó la Nacional ante España.
Johan Venegas intenta conducir la pelota, ante la marca de Isco, en el fogueo que disputó la Nacional ante España.

El propio futbolista lo reconoce, al asegurar que anotar es una deuda pendiente para ganar protagonismo y sobre todo confianza.

Suma 300 minutos jugados en cuatro partidos, dos amarillas, ningún gol y tampoco asistencias.

Del hombre desequilibrante que pesó en la Liga se aprecia poco, al punto de que en el mediocampo morado es mucho más visible el trabajo de Colindres, Mariano Torres, Marvin Angulo y el novato Marvin Loría, quien suma una asistencia en apenas 43 minutos disputados.

El torneo es corto y pesado, lo que lo obliga a jugar miércoles, domingo, miércoles y exhibirse ante la exigente afición morada, que tiene poca paciencia.

Johan Venegas lanza un centro al área, en el cotejo ante el Santos. Fotografía: José Cordero
Johan Venegas lanza un centro al área, en el cotejo ante el Santos. Fotografía: José Cordero

Eduardo Méndez, extécnico de Venegas en Santos, cree que todo futbolista que pase de la Liga a Saprissa carga sobre sus hombros con una responsabilidad adicional, aunque afirma que Venegas debería poder superar este contratiempo, pues está aspirando a llegar a un Mundial mayor, una responsabilidad mucho más grande.

"Solo por el hecho de que venga de la Liga se espera que rinda de una forma superlativa. Me parece que si Johan está en capacidad de jugar un mundial, tiene que tener la capacidad de jugar en un equipo grande", explicó Méndez, quien también fue asistente de la Selección en la época de Alexandre Guimaraes.

A Venegas tampoco le favorecen sus últimas presentaciones en la Mayor, de muy poca producción para lo que se espera de un jugador que, por lo visto, Ramírez considera fundamental en su esquema.

Quizás, de todos los jugadores que se miran como ‘fijos’ en la lista del seleccionador, Venegas es el más cuestionado hasta la fecha.

Es difícil de imaginar un Mundial sin el volante ofensivo, ante la gran cantidad de partidos que acumula en la Selección Nacional desde el principio de esta era.

En el proceso eliminatorio disputó 13 cotejos y anotó tres goles. Siete de estos compromisos los jugó desde la partida.

Hasta la fecha, el seleccionador ha defendido el rendimiento de su pupilo cuando se le preguntó por su bajo rendimiento.

Ciertamente, Machillo prioriza a aquellos jugadores que dirigió durante una etapa prolongada, como a Venegas.

"De repente Óscar lo puede ver en un nivel que no es el adecuado, pero lo conoce a fondo y sabe que a él le ha rendido, por lo que no tiene dudas",concluyó Méndez.

Los legionarios que regresaron en busca de la Copa del Mundo:

José Miguel Cubero: Empezó su travesía en Alajuelense como defensor central, ante las bajas sufridas por el club en esta zona. Hasta el momento, el punto alto de su etapa en la Liga lo consiguió frente a Herediano, en el triunfo de 1 por 0 en casa, con la zaga como eje fundamental para superar a los florenses.

Cubero, junto al presidente manudo, Fernando Ocampo.
Cubero, junto al presidente manudo, Fernando Ocampo.

Michael Umaña: Pese a la crisis brumosa, el experimentado zaguero se muestra como uno de los puntos altos del club. Desde que llegó a la institución blanquiazul asumió la titularidad con aplomo e incluso fue capitán ante Alajuelense.

Michael Umaña referencia al delantero manudo, Jonathan McDonald. Fotografía: John Durán
Michael Umaña referencia al delantero manudo, Jonathan McDonald. Fotografía: John Durán

Yendrick Ruiz: Aún no anota desde que regresó del balompié de Tailandia. Suma cuatro partidos disputados y ha tenido ocasiones de peligro, pero le falta perforar las redes. Tiene la dura competencia de Luis Ángel Landín en la zona de ataque, aunque el timonel Jafet Soto también los utilizó juntos en algunos lapsos de los partidos.

Yendrick Ruiz aún no consigue perforar las redes. Fotografía: José Cordero
Yendrick Ruiz aún no consigue perforar las redes. Fotografía: José Cordero

**Cristian Bolaños y Ariel Rodríguez todavía no debutan en esta campaña con los morados. Ambos futbolistas tienen la meta de llegar a Rusia 2018.