Ariete fue el que más peligro llevó a la cabaña de Penedo, pero estuvo sin acompañamiento

Por: Daniel Jiménez 9 junio, 2017

La Sabana

El atacante Joel Campbell confesó que le hizo falta un complemento en el ataque, máxime tras la expulsión de Giancarlo González a los 54 minutos.

Campbell fue el hombre más pícaro en el ataque con un par de acciones que hicieron aparecer al portero Jaime Penedo, pero su estado físico le pasó factura.

"Fue un partido muy complicado, los compañeros teníamos que hacer un gran sacrificio tras la roja y estaba un poco solitario, tenía que ingeniármela para buscar un saque de banda o de esquina o una acción de peligro, pero era muy difícil", comentó Campbell.

El costarricense Joel Campbell (12) intenta dejar en el camino al panameño Valentin Pimentel.
El costarricense Joel Campbell (12) intenta dejar en el camino al panameño Valentin Pimentel.

Ese cansancio se notó cuando en ocasiones el ariete tico desbordaba por la banda, pero ningún compañero estaba en el área para esperar su servicio.

"No podíamos ir tan alegres al ataque, aguantamos el marcador y tuvimos ocasiones de gol. El cansancio de los compañeros era mucho, porque había que correr el doble", explicó el futbolista.

Además, Campbell calificó de "normal" que la Sele se haya replegado para evitar una derrota, pues los canaleros se encontraban con un hombre de más en el terreno de juego.

En su criterio, la Tricolor sigue con altas expectativas para el juego de este martes, a las 8 p. m. ante Trinidad y Tobago, en el Estadio Nacional.

El atacante tico Marco Ureña (en el suelo) ante la marca de Valentin Pimentel (14) anoche en el Estadio Nacionasl
El atacante tico Marco Ureña (en el suelo) ante la marca de Valentin Pimentel (14) anoche en el Estadio Nacionasl

"Igual si hubiéramos ganado hoy, también hay que puntuar el martes; es otro partido y es muy importante. Estamos ahí en la lucha, vamos bien, quedan varios partidos en casa que tenemos que ganar", concluyó.

El ingreso de Marco Ureña a falta de tres minutos para concluir el compromiso le ayudó a Campbell, pero ya quedaba muy poco para dar la estocada a los canaleros.

Eso sí, en el escaso tiempo en el que estuvieron ambos en la cancha bastó para generar un par de ocasiones de real peligro, que no fue aprovechado.