Fútbol Nacional

Jimmy Marín y Daniel Colindres poco a poco retoman su nivel para alivio de Saprissa

Ninguno anotó en la goleada ante Cartaginés, pero eso no fue necesario para confirmar que se están acercando a la versión esperada por la afición morada

Jimmy Marín juega como cuando era un niño y estaba en el barrio, así libera un poco de presión. Esa es parte de su fórmula para mostrar un notable progreso con el Saprissa.

Tanto él como Daniel Colindres mantienen sobre sus hombros las altas expectativas que puso la afición en ellos desde el certamen anterior, cuando llegaron como flamantes refuerzos.

Y no era para menos, pero el año anterior su nivel quedó corto; por eso la obligación ahora parece estar todavía más alta.

En este momento la S también necesita de la mejor versión posible de ambos y todo hace indicar que se están acercando a ella.

Ninguno anotó en la goleada de 4 por 1 ante Cartaginés, pero eso no fue necesario para poner en evidencia mayor fluidez en su juego.

Volvieron los movimientos desequilibrantes, pases filtrados, asistencias a gol y recorridos con sentido para provocar peligro al rival.

Los brumosos lo vivieron en carne propia y Alajuelense seguramente tomó apuntes, porque no son los mismos futbolistas que terminaron el campeonato pasado.

Seguramente ellos también lo tienen muy claro, así como cuando se les pedía más por parte de la afición tibaseña. En varias ocasiones hicieron mea culpa de su rendimiento.

El mismo Wálter Centeno está esperando por esa mejoría desde hace un tiempo. En algunas conferencias lo mencionó y al mismo tiempo recalcó su confianza en la calidad de los dos.

El Paté comentó que les había costado porque llegaron en otra sintonía. Colindres arribó al club “desfasado”, en parte por las dificultades que presentó la pandemia, mencionó.

“Sabemos de su calidad y este torneo puede reventar porque es de categoría”, advirtió el estratega el pasado 8 de enero.

Sobre Marín dijo que le costó acoplarse a la idea del Saprissa, algo que quedó en la historia.

“Ya pagó derecho de piso en cinco meses y le toca ahora reventar”, añadió.

No se trata de ninguna premonición del timonel morado, pero los futbolistas le empiezan a responder.

Para Jimmy es parte de la confianza brindada por sus compañeros y el cuerpo técnico, aunque también de esa intención por seguir alegrándose en el campo de juego.

“La verdad es que todo lo dejo en manos de Dios, creo mucho en él, siempre le pido que sea mi guía. He tratado de salir a disfrutar, dejar la presión de lado y disfrutar, como cuando estaba en el barrio jugando, con esa alegría y diversión; tal vez eso ve eso reflejado en la cancha”, aseguró en declaraciones a FUTV.

Marín considera que el equipo venía jugando bien y los dos últimos partidos son el fruto de ese trabajo.

También destacó la capacidad para sobreponerse del empate 1-1 y reaccionar para terminar aplastando al Cartaginés.

“Sabemos que en bola muerta ya somos fuertes y con Kendall y Aubrey ganamos respeto; gracias a Dios Kendall pudo anotar y retomar el partido que lo habíamos perdido en esos minutos”.

Fiorella Masís

Fiorella Masís

Periodista con nueve años de experiencia, seis de ellos en la sección deportiva de La Nación. Actualmente se encarga de la cobertura del Deportivo Saprissa y de deportes como atletismo, natación y triatlón. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.