El trinitente arrastraba un esguince en el tobillo desde el partido eliminatorio entre Costa Rica y Trinidad y Tobago; mientras que el estadounidense colombiano tenía un golpe en el tobillo que le impidió jugar en el último amistoso

Por: Fanny Tayver Marín 19 julio, 2017
Jamille Boatswain e Iván Luquetta no vieron acción contra Palmares, pero este miércoles se entrenaron con normalidad.
Jamille Boatswain e Iván Luquetta no vieron acción contra Palmares, pero este miércoles se entrenaron con normalidad.

El esguince de tobillo es tema superado por el atacante trinitense Jamille Boatswain, quien al fin logró entrenarse con normalidad en Alajuelense; mientras que el estadounidense colombiano Iván Luquetta se reincorporó a las prácticas, tras un golpe muy fuerte, también en el tobillo.

Boatswain arrastraba esa dolencia desde el partido eliminatorio entre Costa Rica y Trinidad y Tobago, disputado en el Estadio Nacional, el pasado 13 de junio.

Junto con el alta médica, el futbolista recibió el permiso de trabajo y también llegó su pase internacional, por lo que ya está en regla para el inicio del Apertura 2017.

"Me siento mejor, ya el tobillo lo siento fuerte y estoy listo para seguir mejorando", manifestó Boatswain.

"Creo que esta semana ya voy a estar listo para entrar en partidos y jugar. Estoy muy ansioso por jugar y a la vez me siento alegre. Estoy listo para aportarle al club y hacerlo de la mejor manera", apuntó.

Alajuelense presentó a Boatswain el pasado 27 de junio y desde entonces se encontraba en terapia.

Benito Floro había comentado que el futbolista quería unirse a las prácticas regulares de inmediato, pero que en el club le hicieron ver que necesitaba recuperarse por completo.

Esa actitud le agradó al estratega español, porque él lo tomó como compromiso y ganas por parte del jugador.

Jamille Boatswain se une a sus compañeros cuando restan once días para el inicio del campeonato nacional; mientras que Jonathan McDonald se encuentra en terapia durante esta semana, por una inflamación en la planta del pie.

Luquetta habilitado. Al igual que Jamille Boatswain, Iván Luquetta también tiene todos los requisitos en regla para ver acción con la Liga.

"Es una buena noticia, estoy contento, alegre y voy con todo para ayudar al equipo. Tengo un golpe en el tobillo derecho, pero ya estoy mejorando y estoy listo para entrenar de nuevo", comentó el lateral.

Según él, en este momento, la prioridad número uno de la Liga es ganar.

"No estamos pensando en más nada, estamos trabajando todos los días, mejorando a diario y esperando el 30 de julio para arrancar bien", destacó.

A pesar de que le tocó ver el fogueo en Palmares desde la zona de camerinos con hielo en el tobillo, Luquetta afirma que si Benito Floro lo considera oportuno, puede contar con él para el próximo amistoso.

El último fogueo que disputará Alajuelense en esta pretemporada será contra el actual bicampeón de Honduras, el Motagua.

El partido se llevará a cabo el viernes, a las 7:15 p. m., en el Estadio Eladio Rosabal Cordero.