Steven Oviedo. 9 septiembre
El técnico del Herediano, Jaime de la Pava, previo al encuentro ante Alajuelense, en el Morera Soto. Fotografía José Cordero
El técnico del Herediano, Jaime de la Pava, previo al encuentro ante Alajuelense, en el Morera Soto. Fotografía José Cordero

¿Qué mensaje da luego de esta derrota 6-1?

Primero, ofrecerle disculpas a la afición. Estos tipos de resultados los he vivido en pocas ocasiones, pero golpean mucho. Nosotros no buscamos esa posibilidad (de triunfo) en la actitud. La intención era jugar un partido de tú a tú y sabíamos que ellos tienen una ofensiva muy sólida. Al final se desequilibra un juego en dos pelotas quietas, en las que hemos venido siendo fuerte. Hoy no nos salió nada, no lo vi en absoluto. El equipo venía en crecimiento, como lo demostramos ante Carmelita, pero hoy no tuvimos una respuesta reactiva.

Alajuelense aprovechó contundentemente situaciones del partido, incluso en la última jugada del partido. La Liga ganó muy bien. No tuvimos ese filtro de contención en lo que queríamos y en la posesión no fuimos fuertes.

¿Cómo queda su puesto después de estas seis anotaciones?

No es mi costumbre entrar a tomar decisiones en ese aspecto. Creo que renunciar no es el camino, el resultado es fuerte, pero este equipo ha venido trabajando bien. A los jugadores les avalo su esfuerzo en los entrenamientos, en cada partido, no ha sido fácil mantener un once que nos pueda estabilizar, ahora con los jugadores nuestros en la Selección, pero sigo convencido de que el equipo debe tener esa respuesta de otra manera, pero eso no me llevará a tomar esas decisiones. En una experiencia atrás recibí seis goles, pero en ese semestre logramos ser campeones.

Estas situaciones no pueden volver a pasar, eso es lo que uno busca.

¿Lo ocurrido hoy fue por solo usar un volante de contención y algunas posiciones en que fueron ubicados ciertos jugadores?

Lo que buscamos no se nos dio. Ellos también solo tenían un volante marca a marca y la idea era equilibrar en ese aspecto, pero nos faltó. Seguramente para un partido que pueda venir, seguramente analizaré, pero la intención era venir a jugar, un tú a tú con buen fútbol, con características individuales de grandes jugadores, y el desequilibrio fue a favor de ellos y nos complicó. Esteban Granados no tuvo un buen partido, de lo contrario lo habríamos equilibrado más.

¿Se equivocó en su planteamiento o hay disconformidad de jugadores que repercute en la cancha?

El equipo que mostró el fútbol ante Carmelita me dejó una buena sensación y siempre me han preguntado, en varias entrevistas, es estabilización de una base, y el equipo mostró el miércoles cosas muy positivas y la idea era mantener esa base. Uno busca estabilizar eso, el concepto fue muy positivo ante Carmelita y sabíamos que podíamos hacer daño en la medida que tuviéramos la actitud ofensiva, pero no fue así. Nos faltó ajustar las bandas y ellos aprovecharon por ahí.

¿Hay disconformidad de los jugadores?

Antes de eso juego veo una buen respuesta, que lo intentan, quieren hacerlo, a veces nos equivocamos, pero observo que quieren hacerlo bien. No puedo cuestionar ni entrar a valorar eso. Venimos a perder luego de una seguidilla de estar en Liga Concacaf. Nunca estaremos conformes con cada actuación, así se gane bien, pero llegar a ese límite de pensar en esas cosas, no sé.

¿Los resultados negativos del Herediano son más consecuencia de su responsabilidad o de los jugadores?

Toda es mi responsabilidad, no voy a venir aquí a echar responsabilidad a otros. Dentro del planteamiento previo al juego donde pensaba una cosa, salió otra. Después de la guerra, todo el mundo es general. La intención era ir al frente, pero no nos salió, no tuvimos la tarde que queríamos. Tengo que analizar qué es lo mejor para lo que viene, porque estamos a 72 horas de jugar ante San Carlos, nosotros como local y los jugadores deben tener el carácter para salir adelante.

El camino se endereza y vamos conociendo cosas para enderezar ese camino. La evaluación interna la haremos nosotros. Asumo la responsabilidad y culpa.

En esta situación, tengo que dar la cara. De pronto cuando venga la victoria, vendrá el asistente. Una derrota de estas duele, porque en mi historia poquitas, siempre en mis equipos ha habido equilibrio y hoy no tuvimos nada de eso ante un rival con jugadores de jerarquía y experiencia.