Daniel Jiménez.   28 noviembre, 2018

Jafet Soto mostró mesura al dejar en el camino a Saprissa, en las semifinales del Torneo de Apertura 2018 y avanzar a la final ante Alajuelense. Eso sí, reconoció que era muy necesario para él superar a los morados y más aún en la Cueva.

Soto espera imponerse frente a los manudos y volver a verse las caras con los tibaseños en la gran final por el cetro.

¿Cómo toma el pase a la final en penales?

Tranquilo, es una revancha deportiva, pero falta la más importante. Nos quedan cuatro partidos para el objetivo que nos pusimos, pero todavía falta lo más trascendental y no podemos pensar en los otros dos de una gran final si no sacamos esta serie que vienen ante Alajuelense.

”Fue un partido muy parejo y con opciones en los dos marcos. Es digno de destacar el nivel de los dos equipos y la apertura para jugar fútbol intensamente. El que ganó fue el fútbol, porque los dos equipos se entregaron, los jugadores están extenuados por el gran esfuerzo que hicieron.

”Ahora a Saprissa le toca espera a ver quién los enfrentará en la final del próximo 16 y 23 de diciembre”.

Jafet Soto, técnico de Herediano, no pudo estar en el banquillo en el juego de vuelta de las semifinales ante Saprissa, ya que fue expulsado en el choque anterior. Soto vivió la definición desde el punto penal en la zona mixta de la Cueva. Fotografía: Rafael Pacheco.

¿Cuál será el horario del juego de ida de la final ante Alajuelense?

Jugamos el domingo a las 6 p. m.

¿Qué le parece Alajuelense como rival en la final y también qué valoración hace de cerrar como visitante esta serie?

A todos los respetamos y a la Liga también. Meritoriamente están en la final, los analizaremos y los veremos muchísimo. Estamos en igualdad de condiciones a nivel físico y por lo mismo los estudiaremos muchos y valoremos todo lo que hacen, para ver qué hacemos el domingo y cómo los sorprendemos.

¿Qué significado tiene para usted estar a las puertas de un título nacional con Herediano?

Es una final más, pero ya pasamos por donde asustan. Ahora lo vamos a estudiar más y vamos a trabajar más en los detalles, para mejorar algunos aspectos de acá al domingo. Uno tiene más madurez después de todo lo vivido.

¿Cómo programó el cierre del equipo ante el desgaste físico?

El esfuerzo de mis jugadores fue sumamente grande, se brindaron en la cancha y así lo han hecho desde que asumimos. El trabajo que hacía Paulo César Wanchope y la actitud de los jugadores también, solo retocamos algunas cosas. Además, el trabajo que hace Daniel Vargas, el preparador físico, es muy bueno, a él lo hicimos en casa, es bastante bueno y hay que reconocerlo públicamente.

”Físicamente el equipo va creciendo y cerrando muy bien, la curva es la idónea en un momento determinante. Ahora toca recuperar, porque hay algunos muchachos con golpes y el desgaste fue importante”.

En la ida de la semifinal ante Saprissa fallaron muchos goles, ¿cuál es la mayor preocupación que tiene para la final?

Todo son circunstancias, el fútbol está lleno de esto. Había que ganar así, tal vez si hacíamos más goles hubiésemos manejado todo distinto y el partido era diferente ante Saprissa, pero se dio de esta forma. Esto es lo lindo del fútbol, que no hay nada estructurado.

”Para nosotros es muy importante ganar en este estadio (Ricardo Saprissa) y para mí era muy importante sacar esta serie (Saprissa). Trabajaremos más, tengo un equipo altamente motivado, con una actitud al tope, así que sacaremos provecho de estas ganas”.

¿Qué buscaba con el cambio de Antonio Pedroza por Jimmy Marín?

Quería más profundidad, porque a la hora que ellos pusieron a Luis Stewart de lateral izquierdo, una posición que no es la natural de él, quería machacar más ahí, más aún que Jimmy ya lo había hecho muy bien. Además la experiencia con un penalero también era una alternativa importante.