Steven Oviedo. 26 junio
Jafet Soto es el gerente general y técnico del Club Sport Herediano. Fotografía José Cordero
Jafet Soto es el gerente general y técnico del Club Sport Herediano. Fotografía José Cordero

Para este mercado de fichajes el Herediano movió severamente su planilla, pero hay cuatro incorporaciones que llaman la atención por su pasado reciente. Ellos son: Juan Bustos Golobio, John Jairo Ruiz, Ariel Soto y Freddy Álvarez.

Aunque los fichajes pueden ser criticados porque fueron descartados por otros equipos favoritos al título, Jafet Soto en el pasado ha sabido detectar este tipo de oportunidades para reforzar su equipo y convertir a esos fichajes en figuras del club.

Estos cuatro futbolistas son parte de los 15 fichajes que realizó Jafet Soto para esta temporada, pero tienen como factor común que recientemente fueron descartados por Saprissa o Alajuelense.

En el caso de los exmorados, ambos terminaban su contrato con el equipo que dirige Wálter Centeno y en conjunto con la comisión técnica, la S decidió que a ninguno le renovaría contrato.

Pocos días después, los dos mundialistas sub-20 de Colombia 2011 aparecieron firmados con el Club Sport Herediano.

En el caso de Freddy Álvarez, fue uno de los primeros futbolistas que descartó Agustín Lleida como gerente de Alajuelense, tras el final del campeonato.

Y al día siguiente Jafet Soto llegó a un acuerdo con el jugador para vestirlo de rojiamarillo y se perfila como una opción importante para la formación estelar del Herediano.

La situación de Ariel Soto es un poco distinta, pues estaba en la Segunda División con el Once de abril, hizo una prueba para estar en el primer equipo manudo y Luis Diego Arnáez descartó su llegada, por lo que se fue a la Universidad de Costa Rica, donde tuvo mucha regularidad.

Para Jafet Soto, estos futbolistas se vuelven valiosos al estar en un rango de edad entre los 24 y 27 años, que es óptima para la mejor versión de un futbolista.

Además, todos estos refuerzos cuentan con procesos de selecciones menores, partidos internacionales y, salvo Freddy Álvarez, saben lo que es ser campeón nacional.

Jafet Soto ha tenido el acierto de recoger a algunos rechazados por clubes importantes y potenciarlos.

Esto pasó recientemente con Johnny Acosta, quien fue despedido de Alajuelense en 2015 y Soto lo llevó al equipo, fue titular, campeón nacional y asistió a Rusia 2018.

Caso similar con Rándall Azofeifa, quien después de regresar de Turquía pidió una oportunidad en el Saprissa, realizó una prueba y no le abrieron la puerta. Ante esto, Soto lo llevó al equipo, se convirtió en uno de los capitanes y también se metió en la lista a Rusia 2018.

Más recientemente, Jairo Arrieta regresó al país y su primera opción era jugar en el Saprissa, pero al no tener una oportunidad en la S firmó con el Herediano y en el Verano 2017 marcó 15 goles, dos en la final ante los morados y un año después Saprissa lo buscó para regresar.

Inclusive, Esteban Granados y Pablo Salazar recibieron una oportunidad en el Herediano luego de salir de Cartaginés y Alajuelense, sumado a pasos por equipos pequeños. Ambos son estandartes del Herediano y ayudaron al equipo a obtener seis títulos desde el 2012.

Además, Yendrick Ruiz brilló en un equipo grande hasta que firmó con el Herediano, pues en La Liga no se le dio oportunidad y Jafet se lo llevó luego de su gran actuación en el Puntarenas FC.