Jairo Villegas S.. 20 septiembre
Jafet Soto estuvo muy molesto con el árbitro Benjamín Pineda en el juego de media semana en Grecia, que finalizó 2-2. Foto: Rafael Pacheco
Jafet Soto estuvo muy molesto con el árbitro Benjamín Pineda en el juego de media semana en Grecia, que finalizó 2-2. Foto: Rafael Pacheco

Jafet Soto, técnico del Club Sport Herediano, fue sancionado con cinco partidos y ¢325.000 de multa por parte del Comité Disciplinario de la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol).

Según un comunicado de prensa de la Federación, un encuentro y ¢75.000 se deben a la desaprobación de decisiones arbitrales mediante gestos y ademanes. Otros tres y ¢175.000 por insultar a un oficial de partido y uno más y ¢75.000 por ingresar al terreno de juego una vez expulsado.

Este viernes por la mañana, en conferencia de prensa, Jafet se refirió al posible castigo que iba a recibir, aún sin conocerlo.

“Lo dije antes de que pusiera cualquier cosa. Lo dije en la conferencia de prensa después del partido. Los árbitros ponen lo que les da la gana. Ellos ponen lo que les da la gana. Todo lo que yo dije lo podría haber repetido el comentarista de Repretel que estaba a dos metros de mí. El periodista lo que dijo fue que yo reclamé el insulto racista y eso fue. A dos metros de la transmisión de la televisión, pero los árbitros ponen lo que les da la gana. Para ser árbitro FIFA se necesitan más méritos que tener un año de tiempo y no sé cuántos partidos”, indicó.

Por otra parte, los futbolistas del Herediano Keyner Brown y Keysher Fuller, así como que Din John Arias de Guadalupe, deberán pagar ¢75.000 cada uno y cumplir un cotejo de suspensión al recibir dos tarjetas amarillas en un mismo encuentro.

Mientras que Michael Barrantes y Johan Venegas de Saprissa, Michael Barquero de Santos y Byron Martínez de Grecia, fueron castigados con un encuentro y también ¢75.000 cada uno por sumar cinco amarillas en el torneo.

Dos equipos también fueron multados. Santos de Guápiles tendrá que pagar ¢200.000 es la quinta vez en el torneo que más de cinco de sus futbolistas son amonestados en un mismo partido.

Para San Carlos y Saprissa el castigo es de ¢100.000 porque seis de sus jugadores fueron amonestados.