Amado Hidalgo. 6 marzo

Los heredianos me piden que investigue los dineros de la Liga, para ser equitativo. Dicen que solo investigamos, Antonio Alfaro y yo, a Fuerza Herediana.

Insinúan que no tiene explicación la ausencia de deudas liguistas, cuando hace un tiempo se hablaba de crisis económica. Además, que “Pequeño Mundo”, la empresa del vicepresidente Joseph, puede estar detrás de esta supuesta normalidad y que habría que revisar la salud de ese dinero.

Ojalá tuviéramos los instrumentos para verificar la sanidad financiera en Herediano, la Liga y todos los demás equipos. El que los tiene es el Comité de Licencias, amén de las autoridades de Hacienda. El Comité duerme el sueño de los justos.

Además, están confundidos los seguidores del Team. La investigación no tuvo nada que ver con el origen de los recursos del equipo. Les recuerdo: Un tema fue la compra de acciones de Fuerza Griega, por parte de Jafet Soto, con pagos desde una sociedad suya y otros hechos por Orlando Moreira. El vendedor aportó la prueba.

El otro asunto investigado fue la habilitación de esa empresa de Soto, Lajaf, como destino de dineros ingresados al Herediano. Tanto el dueño de la franquicia, la Asociación Club Sport Herediano, como el administrador de ella, Fuerza Herediana, habían cedido los derechos por taquillas, premios, publicidad, patrocinios, etc., a la sociedad de Jafet.

Lo primero presupone una copropiedad de accionistas. Lo segundo, también está prohibido por FIFA y el Comité de Licencias, pues éste no estaba informado de la participación de un tercero en el manejo de los dineros.

Pero es cierto que, por transparencia, Licencias debería pedir cuentas a la Liga del porqué de su actualidad financiera. Igual que a todos los demás.

El problema es que no tiene credibilidad. Dicho Comité, después de casi medio año de investigar el tema del Herediano, con un hermetismo total, dispuso una sanción económica mínima. Para peores, el castigo de un año impuesto por Ética a varios dirigentes, ya tiene seis meses de estar apelado, sin que el Tribunal encargado quiera o pueda resolver.

Los periodistas no tenemos armas para investigar finanzas de las empresas privadas que manejan el futbol. En el caso de la Liga, al menos existe la claridad de que Joseph es directivo y no oculta que el CAR es suyo y lo ha puesto a disposición de su equipo. En Herediano, del señor Brannon se niega su condición de socio, por lo que es más difícil entender la bonanza y sus orígenes.